Home / Política / Las claves para entender el debate por la extinción de los fideicomisos

Las claves para entender el debate por la extinción de los fideicomisos

Metapolítica

Morelia, Michoacán.- La discusión ya se tomó la agenda política de todo el país. El pasado martes la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública de la Cámara de Diputados aprobó una iniciativa de Morena destinada a desaparecer 109 fideicomisos.

Se trataría de un segundo “paquete”. El 2 de abril de este año la Presidencia publicó en el Diario Oficial de la Federación el decreto por el que se ordenaba la extinción o terminación de algunos fideicomisos públicos, llevando a la práctica la eliminación de aquellos que en ese momento la ley permitía al presidente.

Ahora Morena va por más. Y AMLO apoya la propuesta. En su conferencia matutina del pasado jueves, el mandatario respaldó la eliminación y aseguró que se darían los apoyos directamente a los beneficiarios: cineastas, artistas, deportistas de alto rendimiento, etc.

“No queremos que haya aviadores”, dijo el presidente. También aseguró que “los beneficiarios de los fondos o fideicomisos no van a dejar de recibir sus beneficios. Los beneficios lo van a seguir recibiendo los deportistas, los investigadores, artistas, escritores, intelectuales que recibían sus becas”.

Por lo pronto, el anuncio ya tiene detractores a todo nivel. Organismos como el Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinestav) han orquestado una campaña mediática, y artistas e intelectuales opositores al régimen consideran que se trata de otro retroceso de la 4T.

Sus defensores, en cambio, argumentan que una medida de esta naturaleza servirá para trasparentar millonarias partidas de dinero que hoy operan en opacidad.

Metapolítica elaboró una síntesis del tema. En términos simples, los hechos indican que efectivamente los fideicomisos se prestan para irregularidades que es necesario atacar. La diferencia estriba en el modo de hacerlo: mientras el gobierno federal propone desaparecerlos, sus críticos dicen que solo hay mejorarlos.

Hoy ofrecemos a nuestros lectores un compendio de las claves principales para comprender el tema.

En términos simples, los hechos indican que efectivamente los fideicomisos se prestan para irregularidades que es necesario atacar. La diferencia estriba en el modo de hacerlo: mientras el gobierno federal propone desaparecerlos, sus críticos dicen que solo hay mejorarlos.

FIDEICOMISOS: DE DESAPARECER EL DINERO

El 9 de mayo de 2018 la organización Fundar, Centro de Investigación y Análisis, elaboró el estudio que hasta hoy se considera el más completo sobre el tema. Su postura fue categórica, y quedó reflejada con total claridad desde el título de su estudio: “El arte de desaparecer dinero público”.

Según indicó Fundar, “actualmente (2018) existen 337 fideicomisos públicos a nivel federal que no tienen estructura administrativa y cuentan con 772 mil 63 millones de pesos (mdp) disponibles. Estos recursos son 20 veces el presupuesto destinado a la reconstrucción de la Ciudad de México tras el sismo del 19 de septiembre de 2017. La ausencia de mecanismos de control en estas figuras permite que los recursos escapen del escrutinio público y abran espacios a posibles actos de corrupción”.  

El 9 de mayo de 2018 la organización Fundar, Centro de Investigación y Análisis, elaboró el estudio que hasta hoy se considera el más completo sobre el tema. Su postura fue categórica, y quedó reflejada con total claridad desde el título de su estudio: “El arte de desaparecer dinero público”.

El informe agregó que desde 2013 se habían registrado sobreejercicios importantes en los recursos destinados a Fideicomisos en el Presupuesto de Egresos de la Federación. “Para 2017 el monto aprobado fue de 42 mil 737 mdp y al cierre del año se ejercieron 310 mil 637 mdp, lo que significa que se gastaron 267 mil 900 mdp más de lo aprobado por el Congreso sin ninguna explicación”.

Entre las explicaciones, Fundar señaló que “en múltiples ocasiones la Auditoría Superior de la Federación (ASF) ha señalado los riesgos de opacidad, pues ha identificado que los fideicomisos no entidad paraestatal (sin estructura administrativa) permiten discrecionalidad en el ejercicio de los recursos. ‘Son esquemas creados para canalizar, aún en años posteriores, recursos remanentes en vez de reintegrarlos a la Tesorería de la Federación’, dice el informe de la ASF en 2014”.

Y agregó que “estas prácticas abren la puerta a la posible desviación de fondos de las cuestiones prioritarias para los ciudadanos”.

ESPECIALISTA RECHAZA LA MEDIDA

Pero la historia tiene otra visión: la de aquellos que admiten que el sistema actual se presta para la opacidad, pero señalan que lo correcto es mejorar la vigilancia y rendición de cuentas y no desaparecer los fideicomisos.

Es la versión que Erika Mendoza Bergmans, abogada por la Escuela Libre de Derecho, explicó el pasado jueves 1 de octubre al portal Animal Político.

“Erika Mendoza explica que de aprobarse esta iniciativa con los transitorios que actualmente incluye se haría posible la reorientación de recursos públicos para proyectos prioritarios, y que se descuiden las materias a donde iban destinados estos fondos”, dijo la revista digital.

Añadió que, según Mendoza, “además aumentaría la discrecionalidad, lo que significa que esos recursos se pueden aplicar a otros destinos.

En la publicación Mendoza destacó que los dineros que se quieren eliminar ya estaban destinados a fines específicos. “Esa es la preocupación de todo esto, porque si ahorita los extingues vas a descuidar esas obligaciones”.

“Algunos de estos fideicomisos nos dan cierto grado de seguridad a todos como mexicanos”, explicó Mendoza a Animal Político. “Por ejemplo el Fondo Para Desastres Naturales: con su existencia sabemos cuánto dinero hay en el fondo por si el día de mañana hay una emergencia. Sabemos que ese dinero está guardado y destinado para ese fin, y eso nos da tranquilidad”. 

Y respecto de los cuestionamientos, aseguró que lo que se debe hacer es mejorar la rendición de cuentas.

“Es muy difícil defender todos los fideicomisos públicos porque efectivamente debe haber muchos que no funcionen, pero no puedes generalizar. Cada fideicomiso es un fin en sí mismo y cada uno tiene su propio objetivo. Es muy difícil decir si está bien o está mal la extinción de los fideicomisos públicos de forma general porque hay unos que sí deberían ser revaluados

“Lo que se tendría que hacer no es extinguir el fideicomiso, sino cambiar los mecanismos de rendición de cuentas”, resumió.

¿POR QUÉ ES TAN DIFÍCIL RENDIR CUENTAS?

La organización Fundar señaló tres razones que dificultan el acceso transparente a la utilización de recursos provenientes de todos los mexicanos.

En primer lugar está la complejidad de la propia información, “ya que está dispersa, no es accesible, no tiene formato de información abierta y resulta incomprensible para los ciudadanos”.

Un segundo factor es la falta de transparencia: el 60% de la solicitudes de información no son respondidas o se declaran reservadas; y del 40% restante, casi todas son respondidas de forma parcial.

Y un tercero es un marco legal limitado, dado que al estar muchos fondos en manos de instituciones financieras privadas, incluyendo bancos, se considera información confidencial.

Producto de lo anterior, dijo Fundar, “en 2018 la ASF descubrió irregularidades en contratación y otros como cero supervisión a obras, proveedores y servicios”. Y agregó, como ejemplo, que de los 374 fideicomisos existentes a nivel federal en 2018 “solo 19 tenían una estructura que permite su fiscalización y seguimiento”.

“Aún más”, exhibió, “al 31 de diciembre de 2017 al menos 139 de los fideicomisos con recursos públicos están constituidos en instituciones financieras privadas, por lo que más de 69 mil mdp son imposibles de fiscalizar, ya que su información está protegida por el secreto fiduciario y el principio de confidencialidad”.

En cuanto a las cifras, la organización reportó que el monto total de dinero público resguardado en fideicomisos e 2018 fue de 835 mil 477 millones de pesos, “suma que representa el 15.8% de todo el presupuesto público de 2018, o 9.4 veces el presupuesto de Chiapas para 2018, la entidad federativa con mayor pobreza en 2016”.

REVISIÓN, NO EXTINCIÓN: LA 4T NO CUMPLIÓ

Pero el análisis se vuelve más complejo si se considera que la propia organización Fundar asegura que los fideicomisos en México deben seguir existiendo.

No es ninguna paradoja. En un comunicado emitido este día 2 de octubre, Fundar asegura que muchos analistas interpretaron erradamente su estudio y que ellos jamás llamaron a terminar con la figura, sino solo a fortalecerla.

«La extinción radical y masiva de los fideicomisos nunca ha sido la respuesta”, titula. Y aclara que “en los últimos días, ante la discusión que se ha llevado a cabo en torno a la extinción de los fideicomisos públicos, hemos observado que algunas voces y actores políticos han utilizado nuestras investigaciones para argumentar, de manera inadecuada, la necesidad de desaparecerlos de manera radical y masiva”.

En un comunicado emitido este día 2 de octubre, Fundar asegura que muchos analistas interpretaron erradamente su estudio y que ellos jamás llamaron a terminar con la figura, sino solo a fortalecerla.
 

La organización agrega que “dede hace años hemos documentado que los fideicomisos son instrumentos jurídicos que han permitido la discrecionalidad en el uso de los recursos ante la insuficiencia de mecanismos de transparencia, control, fiscalización y rendición de cuentas”.

Y añade que han realizado propuestas concretas para fortalecer y mejorar dichos mecanismos.

“En 2019, en el marco de la Alianza para el Gobierno Abierto, propusimos en conjunto con otras organizaciones civiles, un compromiso para diseñar e implementar una estrategia de transparencia proactiva, monitoreo y vigilancia ciudadana de los recursos públicos operados a través de estos instrumentos para fortalecerlos y garantizar la máxima publicidad en su funcionamiento. Este plan fue delineado con pasos muy claros”.

También critica directamente al gobierno federal de Andrés Manuel López Obrador por desbaratar un pacto que ya estaba signado:

“Este compromiso y la implementación de su respectivo plan de acción, el cual fue aprobado por el conjunto de organizaciones, la Secretaría de la Función Pública y el INAI, se ha visto impactado por la publicación del decreto para la extinción de fideicomisos el pasado 2 de abril, así como por la reciente propuesta de desaparecerlos de manera radical y masiva”.

Finalmente señala que “nuestra postura no va a encaminada a desaparecer de tajo los fideicomisos, sino a elaborar un diagnóstico serio que permita identificar cuáles son los que han funcionado, cuáles son los que tendrían que reformarse y mejorar sus procesos, y cuáles, luego de una revisión profunda, deberían extinguirse.
 
“A la fecha no ha sido clara la racionalidad detrás de la propuesta de extinguirlos y el plan alternativo para atender, en todo caso, los fines para los cuales fueron creados”, termina la organización.

Una nueva pugna política y social recién inicia en México.

LEE EL ESTUDIO ORIGINAL DE FUNDAR

LEE LA NOTA DE ANIMAL POLÍTICO

LEE ÚLTIMA LA ACLARACIÓN DE FUNDAR

About Meta Política

Check Also

Fideicomisos: Hacienda, Cancillería, embajada en EU y consulados habrían desviado recursos para fundación de Vasquez Mota

En síntesis, se trataría de un pacto entre funcionarios del gobierno de Enrique Peña Nieto destinado a desviar sistemáticamente recursos públicos. El desfalco involucraría a las secretarías de Hacienda y Relaciones Exteriores, la embajada de México en Estados Unidos y los consulados en Los Ángeles, Nueva York, Chicago, Dallas y Laredo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *