Home / GeoPolítica / Calderón, contra las cuerdas: Braskem sí pagó sobornos por Etileno XXI

Calderón, contra las cuerdas: Braskem sí pagó sobornos por Etileno XXI

Tras las acusaciones de AMLO, la empresa brasileña Braskem de inmediato inició una ofensiva mediática destinada a proteger su reputación. La asonada contó con el apoyo directo de periódicos como Milenio y fue difundida a través de twitter por el expresidente Felipe Calderón, quien a través de distintas vías ha declarado su inocencia. Pero un documento oficial desbarata toda la trama: en octubre del 2019 un informe de la Cámara de Diputados de Brasil —del que este medio tiene copia— estableció que Braskem sí entregó el dinero para los sobornos que Emilio Lozoya Austin habría repartido a honorables adalides de la derecha mexicana.

Por Eduardo Pérez Arroyo

Morelia, Michoacán.- Un informe del parlamento brasileño estableció que Braskem, empresa de ese país, sí pago millonarios sobornos en México en medio de la trama de Odebrecht. El informe —del cual este medio tiene copia—, fechado en octubre del 2019, desmiente directamente la ofensiva mediática emprendida por la empresa brasileña, y avalada en México por periódicos como Reforma, Milenio y Expansión y el expresidente Felipe Calderón Hinojosa. 

La trama cobró relevancia el pasado lunes 17, cuando el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró en su conferencia matutina que el contrato de suministro entre Petróleos Mexicanos (Pemex) y Braskem-Idesa debía cancelarse.

Ese contrato se tiene que cancelar”, dijo AMLO. “Debemos recuperar todo lo mal habido, que la nación recupere lo que se obtuvo de forma ilegal”.

De inmediato Braskem se defendió. La nota más relevante fue la que elaboró el periódico Reforma, que fue retuiteada por el expresidente Felipe Calderón Hinojosa y se titula “Se deslinda Braskem-Idesa de Odebrecht y Lozoya”.

“La firma Braskem-Idesa se deslindó de haber participado en cualquier actividad ilegal o relacionada con actos de corrupción en México ligados al caso Odebrecht, y añadió que el contrato firmado con Petróleos Mexicanos (Pemex) no tiene preferencia o ventaja sobre su precio acordado”, decía el texto.

Y agregaba que

“La firma aseguró que tanto Braskem como Braskem-Idesa han realizado exhaustivos procesos de investigación interna, con abogados independientes, que concluyeron que no había actividad inapropiada o vínculo de éstas con actos de la Constructora Odebrecht en México”.

Pero no fue lo único. Braskem inició una ofensiva mediática destinada a salvaguardar su reputación que contó con el aval de al menos los periódicos Milenio y Expansión.

En el caso de Milenio, la nota firmada por la periodista Diana Martínez, fechada en la Ciudad de México el 17 de agosto a las 09:05 horas, afirma expresamente en su titular que “Braskem Idesa contribuye a una cultura contra la corrupción”.

“La compañía Braskem Idesa trabaja en formar parte del Padrón de Integridad Empresarial que lanzó la Secretaría de la Función Pública para promover la prevención de la corrupción en las contrataciones públicas. Asimismo, estiman conseguir el próximo año la certificación ISO 37001 que establece las directrices para integrar un sistema de gestión que permite a las organizaciones prevenir, detectar y enfrentar el soborno”, dice la reportera.

En el caso de Expansión, la ofensiva fue más sutil y solo se remite a transmitir la versión de la empresa.

Braskem Idesa niega corrupción y propone inversión para Etileno XXI”, titula la nota. “El consorcio Braskem Idesa negó la existencia de actos de corrupción en el contrato de suministro de etano con Pemex, e indicó que la fórmula de precios que incluye y que ha sido criticada por el gobierno incluso es utilizada por otras subsidiarias de la petrolera, refiriendo que la única solución ante la insuficiente producción de etano en el país es la inversión”, indica en el cuerpo.

Pero hay un dato que echa por tierra todo lo anterior.

En octubre del 2019 la propia Cámara de Diputados de Brasil estableció que Braskem sí había pagado sobornos en México. Un caso que en ese país fue conocido como Lava Jato e implicó a figuras de primera línea política como el propio expresidente y símbolo de la izquierda latinoamericana, Luiz Inacio “Lula” Da Silva.

El análisis oficial del legislativo brasileño derriba por completo la arremetida de la empresa brasileña Braskem y de los periódicos Reforma, Milenio, Expansión y otros.

En octubre del 2019 la propia Cámara de Diputados de Brasil estableció que Braskem sí había pagado sobornos en México. Un caso que en ese país fue conocido como Lava Jato e implicó a figuras de primera línea política como el propio expresidente y símbolo de la izquierda latinoamericana, Luiz Inacio “Lula” Da Silva.

Una trama cuyos detalles vale la pena conocer.

LO QUE DICE EL PARLAMENTO BRASILEÑO

La versión de la Cámara de Diputados de Brasil es bastante clara y deja poco lugar a la interpretación. Pero para comprenderla hay que tener claridad respecto de los nombres de las empresa e instituciones involucradas.

El reporte, en idioma portugués, se llama “CPI – Práticas ilícitas no ambito do BNDES”, que es la sigla del Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social de Brasil.

En síntesis, BNDES se convirtió en el millonario prestamista de varias constructoras. El dato a destacar es que, según el diario O’Globo, en los últimos 14 años el 99% de los préstamos, correspondientes a más de US$14 mil millones, acabaron financiando a varias empresas, entre ellas Odebrecht, en varios países de América Latina.

Y en el caso de Braskem, se trata de una la subsidiaria encargada del rubro petroquímico de la constructora Odebrecht.

Teniendo en cuenta esos antecedentes, la versión del parlamento brasileño cobra total sentido.

BNDES se convirtió en el millonario prestamista de varias constructoras, entre ellas Odebrecht. Y en el caso de Braskem, se trata de una la subsidiaria encargada del rubro petroquímico de la constructora Odebrecht.

“Entre los 50 mayores prestatarios del BNDES, se encuentran los Odebrecht y Braskem, con más de 20 mil millones de reales (casi 4 mil millones de dólares al cambio actual) tomados entre 2003 y 2015. En el período investigado, el contratista pagó sobornos por obras en Angola, Argentina, Brasil, Colombia, República Dominicana, Ecuador, Guatemala, México, Mozambique, Panamá, Perú y Venezuela, donde se negociaron decenas de proyectos a cambio de pagos ilícitos”.

1.png

El reporte incluso pone una cifra en México. E implica directamente a Etileno XXI.

“En México, por ejemplo, el gobierno brasileño ha otorgado una línea de Crédito de $700 millones (de dólares) para la construcción del complejo más grande y moderno, empresa petroquímica de las Américas, denominada Proyecto Etileno XXI. El complejo fue construido íntegramente por Odebrecht y tenía capacidad para producir 1 millón de toneladas anuales de polietileno, materia prima para las industrias de construcción, consumo, automoción y agricultura”.

2.png

Y afirma que “según las investigaciones, Odebrecht pagó un soborno al exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex), Emilio Lozoya, más tarde coordinador internacional de la campaña presidencial del presidente Enrique Peña Nieto justo en el momento en que Odebrecht participó en la construcción del complejo petroquímico en ese país”.

Finalmente, añade el dato que complica toda la defensa efectuada este lunes por la petroquímica brasileña:

“Las transferencias fueron realizadas por Braskem, filial petroquímica de Odebrecht”.

3.png

Según las investigaciones de la Fiscalía General de la República, el entramado permitió a Odebrecth/Braskem comprar a Pemex etano barato desde 2015, lo que solo hasta el 2018 representaba una pérdida de mil 900 millones de pesos para la petrolera mexicana.

La operación para pactar ese ventajoso proyecto en favor de los brasileños duró 10 días y fue ejecutado durante las administraciones de Felipe Calderón y Enrique Peña.

El entramado permitió a Odebrecth/Braskem comprar a Pemex etano barato desde 2015, lo que solo hasta el 2018 representaba una pérdida de mil 900 millones de pesos para la petrolera mexicana.

LA DEFENSA DE CALDERÓN

Hasta el momento el expresidente Enrique Peña Nieto ha mantenido silencio ante los avances de la trama Odebrecth/Lozoya.

No así el expanista Felipe Calderón, quien parece decidido a llegar hasta las últimas consecuencias en una lucha de egos ante el presidente Andrés Manuel López Obrador.

El pasado 10 de agosto, según una nota publicada por Metapolítica, Felipe Calderón se refirió al tema en una entrevista con el periodista Ciro Gómez Leiva.

Hasta el momento el expresidente Enrique Peña Nieto ha mantenido silencio ante los avances de la trama Odebrecth/Lozoya. No así el expanista Felipe Calderón, quien parece decidido a llegar hasta las últimas consecuencias en una lucha de egos ante el presidente Andrés Manuel López Obrador.

“Este proyecto del Etileno XXI no es una creación mía, venía del tiempo de Vicente Fox”, dijo entonces. “Lo que se buscaba era reactivar la industria petroquímica que estaba prácticamente muerta, y reactivarla sin que Pemex tuviera que meter dinero, sino que de acuerdo con la Constitución hubiera inversión privada en consonancia con Pemex para impulsar la industria petroquímica”.

Agrego que “eso fue el proyecto de Etileno XXI, un proyecto además que logró generar casi 3 mil empleos permanentes y más de 15 mil durante la construcción con una inversión de 5 mil millones de dólares”.

Y también se permitió darle un consejo a López Obrador respecto de cómo un presidente debe relacionarse con inversionistas extranjeros.

“Este gobierno ahuyenta la inversión. No hay una empresa sensata en el mundo que quiera invertir en México ahora. El dinero se está yendo, porque este gobierno espanta a la inversión.

“Lo que debe hacer un gobierno a la hora de hacer estos proyectos, crear comités interinstitucionales donde participan las secretarias de Hacienda, Energía, Economía, expertos internos y externos de Pemex, etc., para que se delibere y se tomen esas decisiones”, agregó.

Finalmente, afirmó que “hay una estrategia mediática de campaña, que con afirmaciones falsas están marcando venganzas políticas desde el gobierno (de AMLO)”.

Finalmente, este unes 17 de agosto retuiteó la citada nota de Reforma en la cual Braskem se declara inocente.

Y sin embargo, el desplome de la estrategia calderonista —y de Braskem, y de la prensa mexicana que avala sus versiones— parece venir desde las butacas de un edificio modernista situado en Praça dos 3 Poderes, Brasilia, en pleno corazón de un gigante sudamericano tan herido como México por la endémica corrupción de su clase política.

About Eduardo Pérez

Check Also

QUINTO INFORME // Las críticas veladas a López Obrador en el discurso de Silvano

Hubo otro tema latente en el Informe de Silvano, que el mandatario nunca explicitó: las críticas veladas al presidente Andrés Manuel López Obrador. Sin mencionarlo, el michoacano aludió en al menos cuatro ocasiones a AMLO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *