Home / Michoacán / “Nueva Normalidad” v/s “Nueva Convivencia”: planes casi idénticos para Michoacán

“Nueva Normalidad” v/s “Nueva Convivencia”: planes casi idénticos para Michoacán

Metapolítica

Morelia, Michoacán.— En los próximos meses Michoacán tendrá dos planes para medir la repercusión y las consecuencias y establece medidas ante el COVID-19. Se trata del denominado “Nueva Normalidad”, emanado del gobierno federal, y el de “Nueva Convivencia”, elaborado por el gobierno de Silvano Aureoles.

En la práctica, sin embargo, ambos planes resultan muy similares.

Su origen distinto se debe a que tras casi dos meses de la pandemia que afecta al mundo, los distintos gobiernos han buscado las maneras de regresar a un tipo de vida lo más cercano a la normalidad. Para ello, desde el próximo lunes 1 de junio el gobierno federal pondrá en marcha el Semáforo del Covid-19, que tendrá oficialmente la tarea de indicar cuándo se regresará a ciertas actividades hasta reactivar la “Nueva Normalidad”.

Pero la medida no convence a todos. Numerosos sectores, especialmente políticos, han exhibido críticas al manejo del gobierno de Andrés Manuel López Obrador. Algunos gobernadores, incluso, exigieron a la Federación tener sus propios métodos para controlar las cifras del Semáforo.

La respuesta federal ante esta petición fue clara: el mecanismo es federal y no puede haber resoluciones locales para evitar el desorden.

Michoacán es uno de los estados que decidió no plegarse a la propuesta federal. Y para tener una alternativa a lo que llamó mal manejo de la Federación, creó su propio plan de retorno: la “Nueva Convivencia”.

Si se sintetiza toda la información —a veces difusa— emanada de los gobiernos, secretarías, dependencias y opinantes varios, es posible establecer que desde la Federación arguyen que manejan datos más precisos y oportunos acerca de la realidad hospitalaria, que se requiere un mensaje conjunto y unificado para no confundir a la población y que es necesario que todos actúen bajo un mismo eje.

Desde Michoacán, en cambio, se indica que las autoridades locales conocen mejor el entorno inmediato, que el maneo de la Federación ha sido confuso y que, ante realidades distintas, es pertinente que cada estado tenga su propia fórmula.

POCAS DIFERENCIAS

En síntesis, y a juzgar por los datos expuestos en el recuadro que acompaña esta nota, la mayor diferencia explícita es que en Michoacán se establecen a priori plazos fijos para regresar a algunas actividades, en tanto la Federación aún no ha mencionado días concretos al respecto.

Sin embargo, aún puede haber novedades. El gobierno federal afirmó que este fin de semana daría más información en cuanto al Semáforo. En el caso de Michoacán, los lineamientos precisos del sistema de Bandera se difundirían el lunes 30 de mayo.

Con base a los pocos detalles entregados hasta ahora, las diferencias mayores entre la “Nueva Normalidad” federal y la “Nueva Convivencia” estatal son escasas. Se trata de algunas pocas fechas, restricciones y recomendaciones.

Una diferencia fundamental —si bien hasta ahora no aparece explícitamente en la “Nueva Normalidad” ni en la “Nueva Convivencia”— son las cuarentenas.

López Obrador ha dicho que prefiere evitar prohibir desplazamientos o aplicar confinamientos obligatorios, y que con la colaboración de los mexicanos basta. En cambio, el pasado mes de abril el gobernador Silvano Aureoles firmó un decreto de confinamiento que autorizaba a las personas a desplazarse solo en situaciones específicas, y en horas recientes su secretario de Gobierno ha dicho que “siempre estará abierta la posibilidad de cerrar cualquier zona o servicio si representa un riesgo para la población”

Ambas políticas aún tienen numerosos adherentes y detractores.  

Una última diferencia notable es la disposición. Respecto de la diferencia de criterios entre la federación y los estados, el presidente aseguró el 27 de mayo que “con diálogo, sin pelea y buscando acuerdos, se podrá salir del diferendo con los gobernadores del país que proponen que sean semáforos locales, y no uno federal, el que determina la reapertura de actividades económicas detenidas por la pandemia del coronavirus Covid-19”.

En contraste, durante el anuncio de la “Nueva Convivencia” el pasado 25 de mayo el gobernador michoacano criticó que “puede haber confusión porque el gobierno federal ha cambiado al menos 4 veces la fecha en la que se calculaba la fase más crítica de la pandemia. Esto se ha notado en las calles porque aun cuando los contagios van al alza, cada vez hay más gente en las calles”.

LAS SEMEJANZAS

Pese a las diferencias anteriores, lo que se conoce hasta el momento de ambos programas arroja que las semejanzas entre ambos planes son mucho mayores que las diferencias.

En cuanto a la reapertura económica, durante este mes López Obrador ha manifestado varias veces que habrá un “Plan de Reapertura de la Actividad Productiva” destinado “a la actividad económica, a la actividad social, a la actividad cultural, es decir, es decir, el término de la cuarentena vamos a reiniciar con mucho cuidado, poco a poco con medidas sanitarias, para que no se complique la situación”.

Al tiempo, en el boletín oficial de la Secretaría de Salud de Michoacán expuesto el 27 de mayo en la dirección https://bit.ly/2M3aywS la secretaria de Salud, Diana Carpio Ríos, indicó que “tenemos que ir paulatinamente retomando las actividades, pero si esto no ocurre así tendríamos que volver a cerrar todo”.

Respecto del rol de la ciudadanía en el combate a la pandemia, otra vez las visiones son coincidentes. El pasado día 11 el presidente afirmó al diario Milenio que “no podemos salir de esta crisis si no se cuenta con el apoyo de la gente”. A su vez, en el boletín del 27 de mayo el secretario de Gobierno de Michoacán, Carlos Herrera Tello, aseguró que “esta estrategia la tienen que hacer suya (los ciudadanos), y debemos convertirnos todos en difusores de la nueva convivencia y no tirar por la borda todo lo bueno que hemos hecho”.

Pero la principal semejanza es el método que se utilizará para decidir el futuro: revisiones periódicas de la realidad con base en los datos disponibles.

Desde la federación, el 25 de mayo subsecretario de Salud Hugo Lopez Gatell indicó que tras una reunión con gobernadores “se acordó la aplicación de un solo semáforo federal que evaluará los niveles de riesgo en cada región y el nivel de la epidemia que se dará a conocer todos los martes”. En tanto, se indica que “la secretaria Diana Celia Carpio Ríos externó que se tendrá que ir haciéndose una evaluación semanal y quincenal de la evolución de la pandemia”.

Así, hasta el momento es un hecho que las mediciones periódicas serán el verdadero parámetro para establecer los pasos a seguir.

La pregunta es:

¿tiene sentido establecer vías paralelas de información en un momento en que la ciudadanía requiere completa claridad?

About Héctor Tapia

Check Also

INE obligado a buscar nuevas estrategias para capacitación de funcionarios electorales: Carlos González

América Juárez Navarro Morelia, Mich., Retos mayúsculos tendrá que enfrentar los 15 estados y el …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *