Home / GeoPolítica / Un mexicano entre los 17 jóvenes que murieron en el tiroteo en la secundaria de Parkland

Un mexicano entre los 17 jóvenes que murieron en el tiroteo en la secundaria de Parkland

Ni Alyssa Alhadeff, ni Meadow Pollack, ni Joaquín Oliver contestaron las llamadas de sus padres después del tiroteo ocurrido en la secundaria Marjory Stoneman Douglas en la ciudad de Parkland, en el sureste de Florida. Ellos están entre las 17 víctimas mortales que dejó la masacre y que fueron identificadas por el sheriff Scott Israel este jueves por la tarde.

Amigos y familiares publicaron sus fotos en las redes sociales en un intento desesperado porque alguien les diera noticias sobre alguno de ellos. “Si alguien ha visto a este muchacho Joaquín Oliver por favor avísenme”, escribió uno de los compañeros del adolescente en Twitter en un mensaje acompañado de la foto. “¡Por favor, corran la voz! Ayúdennos a encontrar a quienes están desaparecidos después del tiroteo”, escribió otra usuaria con la foto de Jaime Guttenberg, otra de las chicas desaparecidas.

Más tarde llegaron las terribles noticias en la sala de un hotel de Parkland. Desde entonces, los usuarios de las redes sociales indignados publicaban, una y otra vez, la lista de nombres de estas 17 víctimas con la etiqueta #GunReformNOW (#ReformaParaElControlDeArmasYa).

 

Estos son los fallecidos:

 

Joaquín Oliver

Era venezolano, pero se hizo ciudadano estadounidense en 2017. Tenía 17 años, aunque 15 de ellos viviendo en el país. Su hermana había publicado en redes sociales la foto pidiendo que la contactaran si tenían alguna información, pero en la madrugada la familia supo de su fallecimiento.

Acostumbraba a jugar baloncesto en la liga recreacional de la ciudad y también béisbol. En su camisa llevaba el número dos. Le gustaba escribir, hacer poesía en un cuaderno, dijo al diario The New York Times uno de sus compañeros, Julien Decoste. Este jueves, Oliver tenía un juego de pelota. “Estaré ahí”, le escribió su amigo Decoste en un mensaje de texto.

El miércoles durante el tiroteo en la escuela, Decoste logró esconderse en un clóset. Le escribió un mensaje de texto a su amigo para saber cómo estaba, pero nunca recibió una respuesta.

Su prima Aisha Lusby dijo al diario The Washington Post que Oliver era un joven amoroso y muy familiar. Este jueves sus padres preparaban su velorio: “No merecen esto. Nadie merece esto”, aseguró la prima.

Jaime Guttenberg

Tenía 14 años y cursaba noveno grado. Estaba en la escuela durante el tiroteo, igual que su hermano Jesse, que sí logró salir con vida. En su cuenta de Facebook, Fred Guttenberg, su padre, confirmó la muerte: “Mi corazón está roto. Ayer, Jennifer Bloom Guttenberg y yo perdimos a nuestra pequeña niña en un violento tiroteo en su escuela. Perdimos a nuestra hija y Jesse Guttenberg perdió a su hermana”.

En una entrevista con el diario The Washington Post, su abuela Ethel Guttenberg cuenta que su nieta bailaba desde que tenía dos años y que esa era una de las actividades que más disfrutaba.

Martín Duque

De origen mexicano y de 14 años. Su hermano mayor había publicado en Instagram que no había escuchado del joven después del tiroteo. “No sé nada de él, él no tiene celular”, advertía Miguel Duque, que se había graduado el año anterior. Pero a primera hora de la mañana confirmó la muerte en el tiroteo. “Las palabras no pueden describir mi dolor. Te amo hermano Martín, te extrañaremos”, escribió en su publicación.

Nick Dworet

Tenía 17 años y era hijo de padres suecos. Hace tres semanas había ganado una beca para estudiar en la Universidad de Indianápolis gracias a sus éxitos en la natación. “No puedo esperar para pasar los próximos 4 años aquí”, escribió en una publicación de Instagram con una foto desde esa universidad. En noviembre había ganado una medalla en las competiciones estatales: “No puedo creer que este es mi último estatal”, se lee en su cuenta de la red social.

Alyssa Alhadeff

Tenía 14 años y era estudiante de noveno grado. De su muerte se supo a través de su equipo de fútbol y su campamento de verano. En las cuentas en redes sociales de ambas organizaciones informaron del fallecimiento de la joven que se encontraba en la escuela al momento del tiroteo. “Es con gran dolor en el corazón que compartimos la triste noticia de que nuestra compañera de campamento Alyssa Alhadeff fue una de las víctimas en el tiroteo en la secundaria Marjory Stoneman Douglas en Parkland, FL”, escribió el URJ Camp Coleman en Facebook.

Además del fútbol, a Alyssa le gustaba la escritura creativa, según dijo su madre Lory Alhadeff a la organización que lucha contra las armas Everytown for gun safety.

Su madre apareció este jueves por la tarde en la cadena CNN reclamando al presidente Donald Trump que un hombre con un rifle semiautomático AR-15 haya entrado en una escuela. “El hombre armado, una persona sencillamente desquiciada, camina dentro de la escuela, rompe la ventana de la puerta del salón de mi hija y empieza a disparar, ¡a dispararle! ¡Y la mata!”, grita la madre desconsolada. “Presidente Trump, usted dice: ¿qué puedes hacer? ¡Pues puedes evitar que las armas lleguen a manos de los jóvenes, poner detectores de metales en cada entrada en las escuelas!”, reclamó. “Esto no es justo para nosotros”.

Meadow Pollack

Tenía 18 años y su meta más cercana era su graduación. Andrew Pollack, su papá, pasó toda la tarde y noche del miércoles buscando a su hija, mostrando por doquier la foto de Meadow que guardaba en el celular. Finalmente, las autoridades le confirmaron que la adolescente había muerto.

Pollack planeaba ir a la Universidad de Lynn, en Boca Raton, Florida, cerca de su casa. Sus allegados la describen como una persona muy familiar.

Carmen Marie Schentrup

Tenía 16 años. Su muerte también fue informada por sus conocidos en las redes sociales, donde publicaron una y otra vez su foto con la esperanza de que alguien diera con su paradero. En 2017 fue semifinalista de una beca nacional que se obtiene por méritos.

Gina Montalto

Tenía apenas 14 años. Estudiaba noveno grado y era parte del equipo de baile rítmico (winterguard) de la escuela, que estaba inscrito para una competencia regional este fin de semana en Tampa, Florida. En redes sociales también se ven fotos de Montalto colaborando como voluntaria en organizaciones dedicadas a la atención de niños especiales.

Uno de sus entrenadores de middle school, Manuel Miranda, dijo al diario Miami Herald que la adolescente era una de las más “dulces almas que he conocido. Era amable, dedicada, sonriente y siempre quería ayudar”.

Luke Hoyer

Su familia confirmó la muerte de este joven de 15 años durante el tiroteo. Se encontraba en el tercer piso de la escuela. “Estoy devastado e incrédulo ante la idea de que mi primer primo Luke Hoyer fue una de las 17 víctimas en el tiroteo de la escuela en Parkland”, escribió en Facebook Grant Cox. Una de sus compañeras de clase, Keely Owen, publicó en Twitter que tanto Hoyer como Alhadeff, Guttenberg y Duque “eran todos de mi grado y los extrañaremos mucho”.

Cara Loughran

Ella y su hermano Liam, de 17 años, estaban en la secundaria cuando ocurrió el tiroteo. Él logró salir; ella no. A las 2:00 am las autoridades informaron a sus padres de la muerte, según confirmó una amiga de la familia en una actualización a las 9:00 am de este jueves.

Alaina Petty

Tenía 14 años. En un comunicado que su familia publicó en la publicación religiosa LDS Living, la describe como una niña a quien le gustaba servir a la gente, por lo que participaba en múltiples actividades de voluntariado. Como parte de ese trabajo, colaboró en la limpieza y reconstrucción de zonas de Florida que fueron impactadas por el devastador huracán Irma en 2017.

“Aunque no tendremos la oportunidad de verla crecer y convertirse en la maravillosa mujer que sería, mantendremos una mirada eterna de ella”, escribió la familia en el comunicado. “Estamos agradecidos de saber que Alaina es parte de nuestra eterna familia y que nos reuniremos con ella”.

Peter Wang

Tenía 15 años y era el mayor de tres hermanos. Sus padres son de origen chino. Estudiaba noveno grado en la secundaria Stoneman Douglas. Nació en Brooklyn, Nueva York. Era miembro del programa estudiantil ROTC, que busca formar a jóvenes para que se conviertan en oficiales de las Fuerzas Armadas en el futuro. Su prima Lin Cheng dijo al diario The Sun Sentinel que el miércoles Wang vestía la camisa de los ROTC. “Él es muy valiente. Es de esas personas que es amable con todos. Es como el hermano mayor que todos quieren tener”, agregó.

Según la organización Everytown for gun safety, Wang fue visto por última vez sosteniendo una puerta para que sus compañeros pudieran escapar.

Alex Schachter

Tenía 14 años y tocaba el trombón en la banda del colegio. Uno de sus mayores orgullos era haber participado y ganado un campeonato estatal el año pasado. Entre sus aficiones estaba jugar al baloncesto. También estuvo entre los jóvenes a quienes sus familiares y amigos buscaban desesperadamente a través de las redes sociales.

Helena Ramsey

Recién este jueves por la tarde, el alguacil Scott Israel nombró a Helena Ramsey entre los muertos.

Horas antes, uno de sus familiares había publicado la noticia en su cuenta de Facebook: “Mi familia perdió a un miembro absolutamente hermoso hoy debido a un insensible tiroteo”, escribió Curtis Page Jr. La describe como una joven inteligente, de buen corazón y reflexiva; muy amada por sus allegados y con una gran dedicación por sus estudios.

Scott Beigel

Era profesor de Geografía en la secundaria. Tenía 35 años. Los estudiantes aseguran que Beigel les salvó la vida al abrir la puerta de su salón y dejar entrar a estudiantes que huían de las balas. “Estoy viva gracias a él”, dijo a CNN entre lágrimas Kelsey Friend, una de las estudiantes. “Él abrió su puerta y nos dejó entrar. Pensé que estaba detreas de mí, pero no. Cuando abrió la puerta tuvo que cerrarla para que pudiéramos estar a salvo, pero no logró hacerlo”.

Según Friend, Beigel estaba en el pasillo y la puerta aún estaba abierta: “Probablemnete el atacante no sabía que estábamos ahí porque él (el profesor) estaba tirado en el suelo”.

Aaron Feis

Era asistente del entrenador y encargado de la seguridad del equipo de fútbol americano de la escuela. En la propia cuenta de Twitter anunciaron su fallecimiento en el tiroteo. En un tuit, cuentan que “Sin pensar en él, protegió a los estudiantes del pistolero y recibió el disparo. Murió como un héroe”, escriben. Después de haber sido herido estuvo entre quienes fueron trasladados a los hospitales, pero no sobrevivió.

Se había graduado en esa secundaria en 1999 y había sido el entrenador de los más jóvenes.

En distintos mensajes en redes sociales, los estudiantes le hicieron un tributo. “Gracias por haber sido tú y por tener el corazón más hermoso de todos”, escribió una estudiante llamada Brianna.

Leanne Deluca, gerente del complejo de viviendas en el que vivía el coach, lo describió como una persona “extraordinaria” que “siempre estaba ayudando”, dijo a Univision Noticias. Contó que antes de la llegada del huracán Irma, que pasó por Florida en la temporada pasada, los ayudó a poner los shutters.

Chris Hixon

Tenía 49 años y era director atlético de la secundaria, casi como parte de una tradición en su familia, pues su padre también había sido coach. Hixon había ocupado el mismo cargo, pero en otra escuela, la South Broward. En 2007, debió ir a Irak como reservista de la armada de Estados Unidos. Entre los últimos logros deportivos de la escuela bajo la guía deportiva de Hixon están la victoria nacional y estatal del equipo de baloncesto en 2016. Entre sus conocidos lo describen como “un gran hombre”, dijo el director atlético del la secundaria Coral Springs, Dan Jacob.

En 2017 fue nombrado director atlético del año por la Asociación Atlética del condado de Broward.

 

About Meta Política

Check Also

Muere a los 92 años Barbara Bush, ex primera dama de Estados Unidos

A través de un comunicado de la oficina de prensa de la familia Bush, se …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *