La Ruta Diciembre-Julio | Antonio Aguilera

En México nos encanta la política de gestos. La Decisión en Casa de Gobierno ya está tomada, y no hay poder humano que los convenza de lo contrario. De acuerdo a los tiempos que marca la convocatoria del PRD, el registro de precandidatos a la Presidencia, diputaciones federales y senadurías de mayoría relativa se realizará del 6 al 10 de diciembre. Por ello, antes de esos días, el Gobernador Silvano Aureoles Conejo, ya debe tener listo el documento para solicitar licencia al cargo, a fin de presentarse en el CEN de su partido para registrarse como contendiente.

En el PRD, pase lo que pase con el autodenominado Frente Ciudadano, debe elegir y registrar a su aspirante presidencial, el cual será votado por Consejo Electivo el día 08 de diciembre, y esa propuesta es la que se presentará ante la Mesa del Frente para “conciliar” una candidatura presidencial única, que desde ya se antoja como una cena de negros.

Por lo pronto, acorde a las últimas posturas, en el PRD tanto Silvano Aureoles (militante) como Miguel Ángel Mancera (externo) habían pedido que se registrara un proceso abierto a los ciudadanos. En esa ruta se mantuvo Mancera, e incluso fue respaldado por Rafael Moreno Valle y la ex panista Margarita Zavala, quien se está viendo las de Caín para juntar las más de un millón de firmas que le exige el INE para registrarse como candidata ciudadana. En su última aparición ante el Consejo perredista, el Gobernador michoacano cambió su discursos y ofreció su respaldo a lo aprobado por dicho órgano colegiado, que en resumen ordena el registro de coalición con el PAN y que sea un Consejo Nacional Electivo el que elija al candidato.

Ahora bien, los momios no están del todo del lado del mandatario estatal, ya que las últimas encuestas, las serias y las no tanto, no le dan mucho margen de acción para tratar de subirse a la mesa de negociaciones del Frente. El promedio de aceptación ronda en el 3 u 4%, quizás por eso el gobernador de Morelos y antiguo aliado del mandatario michoacano, Graco Ramírez, le “pidió” que ya desistiera de sus aspiraciones, a fin de no interferir en la ruta de Macera, ante lo cual Silvano le espetó a Ramírez Abreu que era un “palero” de Ricardo Anaya y del propio Jefe de Gobierno.

En este tenor, el Gobernador michoacano se afianza en su ruta: solicitar licencia en Diciembre y subirse a la campaña del Frente, tentativamente como coordinador de la misma o quizás alcance a colarse como Candidato, sino Presidencial, tal vez en otro cargo de importancia en los reflectores nacionales.

La lógica indica (y también la Ley) que el encargado del despacho deberá ser el actual titular de la Segob, Adrián López Solís, por lo cual no habría mayor movimiento en el gabinete, salvo aquellos que antes del 10 de diciembre tengan que renunciar para subirse al barco electoral.

La brújula del mandatario michoacano apunta sólo al 01 de julio de 2018, y si el azar se encuentra del lado del Frente Ciudadano, el tiempo dirá donde se pueda ubicar, lo cierto es que en su lógica, ya cumplió su periodo en Michoacán.

Existe una larga tradición en cada pieza del ajedrez apegada a la política, en la cual los grandes actos humanos o las más importantes transformaciones, se hallan vinculadas con un evento o un acontecimiento electoral, como en este proceso en particular, que en muchos casos es interpretado de manera sistemática como el triunfo o la derrota. Para cualquier estratega: la amenaza de un ataque en ajedrez (como en política) es más importante que el ataque mismo.

Por ello, observamos un movimiento –quizás impulsado por la consternación del fin de los tiempos para tomar decisiones- prematuro en Casa de Gobierno, en donde lo importante no es el cálculo estratégico, sino mover las piezas, casi sin importar el resultado. Al tiempo, veremos el resultado de las decisiones en la residencia oficial.

@gaaelico

 

 

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*