Matemáticas, el rompecabezas de los mexicanos: OCDE

Entrevista a Gabriela Ramos (GR), directora de Gabinete de la OCDE sobre los resultados de la prueba PISA 2016
Pregunta (P): ¿qué es PISA? Nos hemos acostumbrado, por supuesto, todos a hablar de esa prueba. Pero recuérdanos brevemente en qué consiste

GR: Mira, es el instrumento internacional yo diría más importante para evaluar de manera estandarizada los conocimientos de los estudiantes en 70 países. Evaluaron 540 mil estudiantes que son representativos de 29 millones de estudiantes de 15 años en los 34 países de la OCDE, más países asociados y que han querido participar. En total, 70.

Mide el nivel de desempeño de los estudiantes en matemáticas, en literatura, en lectura y en ciencias, y se hace en un ciclo de cada tres años, y cada tres años nos enfocamos con mayor profundidad y con mayor rigor a algunas de las tres disciplinas.

Y esta evaluación del 2015 se enfocó a ciencias particularmente, aunque también cubrimos matemáticas y lectura, pero simplemente de una forma mucho más general.

P: Y Singapur aparece a la cabeza, Gabriela.

GR: Pues sí, fíjate que siempre tenemos estos resultados tan sorprendentes porque Singapur incluso comparado con el grupo de los punteros de la OCDE les lleva la delantera, está por arriba de los 570 puntos, entonces el promedio es de 500 en la OCDE, los buenos resultados de la OCDE que incluyen a Canadá, a Japón, a Corea, Estonia, que nos ha dado una buena sorpresa, Australia…

P: Sí, está en tercer lugar.

GR: Están por debajo de Singapur, es realmente interesante.

P: Interesante ver también Vietnam, un país que ha sufrido tanto y que se consideraba el tercer mundo, ahora tiene un desempeño absolutamente impresionante.

Bueno, ¿qué tenemos que aprender -antes de hablar de México y nuestros resultados- Gabriela, de estos países como Vietnam?

Entiendo que cuando uno habla de Singapur dicen: “a ver, es una ciudad-estado y tiene algunas particularidades o Macao, etcétera”.

Pero de países como Vietnam, de países que han tenido efectivamente un recorrido en pocos años, de una situación muy precaria a muy buenos resultados en esta prueba.

GR: Pues mira, yo te diría que es un esfuerzo nacional, es una esfuerzo que compete a los padres de familia, a los estudiantes, a los sistemas educativos, y es un esfuerzo que pone el mérito y justamente el esfuerzo a nivel más alto.

Es una valoración de la educación y un nivel de ambición respecto de lo que pueden hacer los chicos que se establecen en un nivel muy alto, y luego pues alinean todos los sistemas, y todos los instrumentos, y la calidad de los maestros, y la calidad de las escuelas, y la calidad de la pedagogía, y la calidad de los insumos, la inversión en la educación, justamente para alcanzar ese nivel de ambición que se ha establecido.

P: El mérito es la ambición en el centro.

GR: El mérito, porque esa es la cuestión…

P: La misión de superarse.

GR: Es lo único que identifica a estos países, que se premie el mérito y se premie el esfuerzo, y todos los elementos están alineados para apoyar a que el chico tenga éxito en la escuela porque uno lo ve.

Los papás están acompañando la escolarización, cuando hay deficiencias inmediatamente toman medidas para remediarlas, las escuelas están enfocadas al aprendizaje de los chicos, se contrata a los mejores profesionistas para ejercer como maestros, se les prepara continuamente, se les evalúa continuamente, se evalúa el sistema en general.

Las propias escuelas tenemos, por ejemplo ahorita el estudio que acompaña al estudio principal de PISA, que es una de las prácticas de las escuelas, porque además hay una definición interesante: no sólo son los maestros, sino la esuela, y sobre cómo se organiza la escuela que te da los resultados.

Líderes de las escuelas, directores de las escuelas, capaces, con una gran capacidad estratégica de cómo utilizar sus recursos y sus maestros, y cómo motivar ellos mismos al cuerpo docente para que en la práctica pues se enfoquen a enseñar bien a los estudiantes, que es todo lo que se tiene que hacer.

P: Ya.

GR: Pero si no se alinean todos estos elementos, tienes resultados simplemente decepcionantes ¿no?

P: Sí, en el caso de México son absolutamente de inerciales a decepcionantes, Gabriela.

GR: Pues sí, México no ha progresado.

Sinceramente tú y yo hemos ido ya discutido estos temas desde hace 15 años, desde que se lanzó el primer estudio Pisa, y desafortunadamente en el 2006 que fue enfocado a…, en el 2012 que estuvimos enfocados más a matemáticas, México mostró ciertos avances, pero actualmente está estancado en un nivel bastante bajo de desempeño.

Y más allá de ello es que la tendencia no es positiva porque tienes países que están incluso abajo de México, como Colombia o Perú, que cada edición de Pisa han estado haciendo progresos. Entonces éste sí es un tema preocupante.

Y es un tema preocupante además porque hay una característica especial de México que necesitamos tratar de entender: México es un país desigual, al igual que América Latina en general, y en muchos países de la OCDE..

Como tú sabes, que el tema de la desigualdad es uno de los temas que nos preocupa y nos ocupa en muchas medidas en la OCDE.

Pero el tema es que los estudiantes de condiciones socioeconómicas aventajadas, que en la mayoría de los países de la OCDE tienen desempeños altos, en México no es el caso.

Entonces la preocupación general en la OCDE es que a veces tiene sistemas educativos con buen desempeño, pero muy desiguales, que no logran romper el vínculo del desempeño con la condición socioeconómica.

En México sí lo rompemos para mal, porque las familias con más ingresos, pues sus estudiantes, aunque vayan en escuela privada y las escuelas privadas pues no hacen tampoco gran diferencia.

P: ¿Sólo el uno por ciento?

GR: Tenemos una gráfica…

P: Sólo el uno por ciento tiene el nivel de excelencia, ¿no?

GR: 0.1 por ciento.

P: Anda, pues.

GR: Es decir, el nivel 5 y 6, uno por ciento si consideras el 4, y la mitad de la población por debajo del nivel dos, que son las preguntas, los ejercicios mucho más sencillos. O sea, no necesitas una mirada crítica, no necesitas captar la evidencia ni cuestionarla, pero la mayoría de nuestros estudiantes cae por debajo del nivel dos.

Y además con el tema de que pues tenemos todavía el problema de la deserción. Según nuestros datos, 62 por ciento de los alumnos es la cobertura de 15 años. Según las autoridades está cerca del 60 por ciento, 60 o 70 todavía tiene 30 o 40 por ciento de estudiantes que están fuera de la educación a los cinco años, y entonces si eso lo añadiéramos a los resultados asumiendo, por ejemplo, que llegan al nivel dos, que no lo sabemos, todavía estamos un poco más por debajo, ¿no?

P: Somos como Finlandia al revés. ¿no? Finlandia tiene el sistema público y privado que funciona bien. Aquí el público y el privado funcionan mal.

GR: Pero incluso cuando controlas la condición socioeconómica, porque muchas veces la verdad es que las escuelas públicas, las escuelas privadas en la zona OCDE, muchas veces tienen resultados relacionados con el perfil de los estudiantes que atraen, que son chicos que comen bien, que son chicos que tienen acceso cultural, que son chicos que tienen papás bien educados. Entonces al final del día le quitas esa condición socioeconómica, y no es que la escuela sea tan buena, sino que la base de los estudiantes están listos para aprender.

En México, si quitamos las condiciones socioeconómicas y controlamos por las condiciones socieconómicas, la escuela pública sale mejor.

P: Sale mejor que la privada. Entonces, en los tres hábitos: en ciencias, lectura y matemáticas estamos por debajo del promedio de la OCDE.

GR: Ahorita estaba yo con la ministra de educación de Francia y me decía “es que el … Pisa y todo mundo habla del… Pisa.

No hay que desesperarnos, yo creo que hay una hoja de ruta con la reforma educativa y lo hemos dicho a todos los vientos, está ahí en mejorar la calidad de la educación de los maestros, está ahí en apoyar a las escuelas en desventaja, está ahí en términos de una evaluación.
Evidentemente necesitamos invertir más en la educación, no recortar los gastos en educación, nos falta mucho todavía, gastamos el 34 por ciento del promedio de lo que gasta la OCDE por estudiante.

Entonces yo creo que lo tenemos ahí no es una cuestión de que México tenga que desesperarse, sino darse cuenta de que tenemos la reforma constitucional y hay que implementarla, hay que implementarla, solo eso nos va a dar mejores resultados.

P: Y mayor compromiso de la sociedad porque bueno, lo que no podemos decir es que esto es un programa localizado en tal o cual grupo, digo, es una cuestión mucho más amplia y requiere de un compromiso social muy extendido Gabriela.

GR: Exacto, y que los papás se enfoquen a pedirle a sus hijos esfuerzos, que los estudiantes hagan más esfuerzos, que las escuelas hagan más esfuerzos y que nos enfoquemos al mérito, pero yo, mi mensaje sería: “Sí mal que México no ha hecho progreso, triple mensaje para que se implemente la reforma y se implemente bien”.

“No, es que las escuelas de Oaxaca, es que la CNTE” no, no a ver señor, señora despierte, la escuela privada a la que usted manda a sus hijos las cosas no están mucho mejor, nada más que usted cree que con pagar ya se resolvió el tema ¿no? es decir, el desempeño es malo en términos generales y tiene toda la razón Gabriela, pues en vez de decir: “Oiga, pues víctimismo y nos tiramos al piso, tú lo ligabas perfectamente, formación de buenos ingenieros.

O pones en el centro en mérito y entonces la gente dice: “Oiga yo estoy desempeñando, en este caso, bueno, la gente, los muchachos, en la escuela, mi desempeño de esta manera y tengo dieses porque me los merezco ¿no? y estudio y me esfuerzo”.

Es decir esta idea del esfuerzo, no, yo entiendo que en una sociedad como la nuestra se ha diluido brutalmente la idea de que cualquier pillo llega a ser titular de una dependencia del Estado pues lleva a la gente a decir…

En este tema de la educación, sí es compartida la culpa, la responsabilidad.
Quizá hablamos del tema de la captación de impuestos y ahí si podría ser la autoridad la que debe fiscalizar bien; pero en el tema de la educación, donde la responsabilidad es de padres de familia y del sistema educativo es compartida, si estamos en la lona es porque tanto los padres de familia, como las escuelas, los directivos y todos los encargados de diseñar la estrategia educativa pues han quedado a deber ¿no? o podrán decirlo directamente: han fallado.

Los resultados se ven precisamente ya en el mercado laboral donde es difícil encontrar gente capacitada, te ponía el tema de los ingenieros para toda esta inversión en el sector energético que viene y sí, había una cierta preocupación de traer, tener que traer a los propios ingenieros de las empresas del exterior porque aquí en México de repente es difícil encontrarlos, no con la suficiente experiencia, no con la suficiente capacitación.

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*