Home / Opinión / #OPINIÓN // Votar en tiempos de pandemia

#OPINIÓN // Votar en tiempos de pandemia

David Alejandro Delgado Arroyo

A unas horas de la Jornada Electoral del 6 de Junio, observamos en el Estado de Michoacán que todos los municipios observan baja incidencia de casos activos. De hecho, Morelia no había tenido el nivel de casos activos que se observan en estos días, desde prácticamente las primeras semanas de la Pandemia. Prácticamente se están cumpliendo los pronósticos del Instituto para la Métrica y Evaluación de la Salud de la Universidad de Washington, en el sentido de que se observará un descenso generalizado en México, cuyo piso se ubicará prácticamente con la Jornada Electoral y los Cómputos. Pero se pronostica en el peor escenario una nueva ola después de la Jornada Electoral.

Por ello, es sumamente importante buscar el apoyo de la ciudadanía para que la operación de las casillas sea en un contexto de extrema seguridad sanitaria; el éxito de estas medidas sólo es posible con la colaboración de toda la ciudadanía.

En principio, el espacio de la Casilla Electoral debe evitar al máximo el congestionamiento de personas, por ello sólo podrán permanecer hasta dos personas electoral, para evitar que concurran varias dentro de la casilla.

La o el escrutador que esté en la entrada de la casilla, orientará al electorado sobre las medidas sanitarias, asimismo para respetar las señalizaciones de sana distancia y las indicaciones para transitar dentro de la casilla. También indicará al electorado que, de solicitarle se identifique pidiendo muestre su rostro, y para ello se quite momentáneamente el cubrebocas, no deberá hablar, y si tiene necesidad de toser o estornudar, lo hará conforme al procedimiento de estornudo de etiqueta, cubriendo nariz y boca con el ángulo interno del brazo, o cubriéndose con un pañuelo.

Este mismo tercer escrutador le coloca gel antibacterial a la persona electora a la entrada de la casilla; pide que tome una toalla desinfectante indicándole que es para limpiar las superficies a las que tendrá contacto y el cancel, así como el marcador de boletas.

Asimismo el mismo funcionario dará preferencia en la fila, a las personas que se encuentren dentro de los grupos vulnerables (adultos mayores, personas con oxígeno, embarazadas, con obesidad evidente, etc.).

En caso que llegue a la casilla una persona electora con síntomas aparentes de COVID-19, se le permitirá votar, pero se buscará que no haya otro elector dentro de la casilla, y no se permitirá el ingreso de otra persona electora hasta que la persona con síntomas aparentes de COVID-19 haya terminado de emitir su voto y recogido su credencial, acto seguido se hará la limpieza de las superficies que hayan estado en contacto con la persona electora en cuanto esta haya terminado de emitir su voto y recogido su credencial.

Para la aplicación del líquido indeleble y el marcado de la credencial para votar, las medidas que se implementan tienen por objetivo reducir el contacto entre el electorado y el funcionariado de la mesa directiva de casilla única, es decir, es una política de 0 contacto.

La persona electoral mostrará a quien se desempeñe en la Presidencia de la Casilla su credencial para votar, quien le pedirá que coloque la credencial sobre la mesa cerca de la Primer Secretario de Casilla, evitando ser tocada por cualquier funcionario de casilla. También la persona Presidenta de Casilla solicitará que muestre su dedo pulgar para comprobar que no ha votado.

La persona Primer Secretario de Casilla localiza el nombre de la persona electora en la lista nominal de electores y dice el resultado a la persona Presidenta de Casilla, de encontrarse ésta le entregara a la persona electora las boletas electorales que le correspondan y le indica que puede pasar al cancel de votación sin cortinilla, esto con la finalidad de garantizar mayor ventilación y reducir superficies de contacto, minimizando riesgos de contagio.

La persona Primer Secretario marca con el sello “Votó” en la Lista Nominal de Electores, a un lado de los datos del Elector.

La persona Segunda Escrutador orienta a las personas electoras sobre la ubicación del cancel sin cortinillas y auxilia en el correcto flujo del electorado en el interior del local.

La persona electoral acude al cancel, quien desinfecta las superficies con la que tendrá contacto y el marcador de boleta, aunque puede llevar el suyo; posteriormente desechará la toalla desinfectante en el depósito de basura destinado para tal fin. Con la orientación del lugar donde se encuentran las urnas de parte de la persona segunda escrutadora, la persona electora depositará de manera correcta sus votos en las urnas correspondientes a la elección de que se trate.

La persona Segunda Secretaria de casilla única con apoyo de la persona primera escrutadora impregnarán con líquido indeleble que es biocida (no traslada ningún virus) en el dedo pulgar derecho de la persona electora sin tocar la mano de la persona ciudadana dos o tres pasadas sobre la huella digital de la persona ciudadana con la punta del aplicador hacia abajo; una vez que la marca sea visible le proporcionará gel antibacterial para que se desinfecte.

También la persona Segunda Secretaria de Casilla única con auxilio de la persona Primera Escrutadora marca la credencial para votar, quienes ponen la pinza sobre la mesa y piden a la persona electora que coloque su credencial en la punta de la marcadora, una vez hecho esto, la persona funcionaria de casilla oprime la pinza, mientras la persona electora la sujeta, una vez marcada la persona electora se retira no sin antes la persona Tercera Escrutadora proporciona nuevamente gel antibacterial cuando salga de la casilla, y le indica el flujo de salida de tal manera que no se encuentre frente con otro ciudadano.

Todos estos detalles se están impartiendo por parte de las personas Capacitadoras Asistentes Electorales a quienes han sido designadas como personas Funcionarias de Casilla, inclusive llevándolo a la práctica mediante simulacros de la operación.

Puede ser mucho detalle, pero cada uno de esos detalles suma para generar un ejercicio del derecho al sufragio libre de toda posibilidad de contagio.

David Alejandro Delgado Arroyo.
Vocal Ejecutivo del INE Michoacán.

CURRICULUM VITAE

Originario
de Salamanca, Guanajuato; es Licenciado en Ciencias Políticas y Administración
Pública por la UNAM; con estudios de Maestría en Administración Pública por el
INAP y en Procesos e Instituciones Electorales por el IFE.
Es
autor del Libro “Hacia la Modernización de las Relaciones Iglesia-Estado;
Génesis de la Administración Pública de los Asuntos Religiosos”, publicado por
Porrúa en 1997.
Ha
publicado artículos en diversos diarios como “El Sol de Salamanca”, “El Heraldo
de Aguascalientes”, “Aguas”, “El Siglo de Durango”, “Expresión Popular”, “El
Sur” y “El Sol de Chilpancingo”, “Publimetro (Morelia)”; fue colaborador
semanal del noticiero de Quadratin en Radio Nicolaita, y es colaborador de las
páginas electrónicas de “Mi Morelia”, “La Página” y “Metapolítica”.
Ingresó
al Instituto Federal Electoral en 1991, donde desempeñó diversas funciones de
Jefe de Departamento, Subdirector, Vocal Ejecutivo Distrital en Coatepec y en
Minatitlán, Veracruz; a partir de 1999 se desempeña como Vocal Ejecutivo de la
Junta Local del IFE, primero en Querétaro hasta 2005, luego en Aguascalientes
hasta 2007; posteriormente en Durango hasta 2010; de 2010 a 2016 en Guerrero
(con la transición IFE-INE); y a partir de 2016 en Michoacán.
Dentro
del Servicio Profesional Electoral Nacional 
es Directivo Electoral Rango “C”.
Ha
sido Observador Electoral Internacional en las elecciones de octubre de 2014 en
Bolivia y de Mayo de 2016 en República Dominicana.
Ha
sido expositor en centenares de Conferencias, además de haber fungido como
Jurado en Concursos de Oratoria y Jurado Nacional en Concurso de Debate
Político Juvenil.

About Meta Política

Check Also

OPINIÓN // Carta abierta a Va por México (PRI-PAN-PRD)

"No se equivoquen, el logro ni es grande ni es suyo. No encontramos otras herramientas a nuestro alcance, más allá de sus partidos. Llegaron hasta donde están porque los mexicanos nos vimos condenados a elegir entre unos malos y otros mucho peores".

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *