Home / Opinión / OPINIÓN // Más normal de lo normal

OPINIÓN // Más normal de lo normal

Por Oscar Carbajal Pérez

Han pasado casi cien días desde que se dio a conocer el primer caso de Covid-19 en el país, lo cual, de aquel día y hasta hoy, se ha puesto frente a los ojos de la ciudadanía, muchísimas cosas que nos llevan a estar como hace cien días, haciendo lo mismo que se hacía, sin cuidar a los demás.

Parece una paradoja de tiempo, repetir y no poder evitar caer en un círculo vicioso que nos pasea por los golpes a la economía, incremento de inseguridad e incredulidad ante la enfermedad. Estar bajo el término “La nueva normalidad”, nos dio permiso para entrar a un ciclo de reactivación económica, que era demasiado importante poner en marcha, pero ha seguido poniendo en peligro a las masas que integramos esta sociedad.

Hablar de como Michoacán se convirtió en un lugar en el que, la sana distancia, el cierre de negocios no esenciales y actividades abiertas, solamente fue parte de un discurso que nunca se cumplió en su totalidad por la gente que habita el Estado. Lo cual, nos debe llevar a analizar la manera en que nos comportamos ante el cumplimiento de medidas y obligaciones que se nos dan, que ser parte de una república es poner cada quien un grano de arena para salir adelante, no todo depende del gobierno y no todo depende de la ciudadanía.

Y está claro, hay cosas que no pueden esperar a que acabe una pandemia, cómo el darle de comer a tus hijos, atender los problemas de salud, vigilar el comportamiento ante un aislamiento y todas esas situaciones que muchas veces se hacen cotidianas, se convirtieron en una soga que apretaba más el cuello. Tal vez, eso es lo que nos llevó a tener que aprender a vivir con una enfermedad, con una nueva normalidad.

Algo que no podemos dejar pasar ante esta situación, es la división de ideologías en México, que se ha radicalizado y ha pegado de manera fuerte en todo lo que se hace. Están los que creen en la pandemia, contra los que nunca creyeron, encontramos a los que apoyan a morir a la 4T contra la recién y confidencialmente creada “BOA”, a los que piden en ruedas de prensa que nos cuidemos, contra los que anuncian en rueda de prensa que se reactiva la política y se van de gira; todo un folklore el que vivimos.

Y es así como vemos que, política no ha sido ajena en ningún momento de lo sucedido, cuando me refiero a “más normal de lo normal”, me refiero a la cantidad de acciones políticas que se han implementado en el día a día, como sociedad y claro, como políticos. Muchas personas juran que odia la política, pero, hacen política en las escuelas al buscar acordar y dialogar cómo deben terminar los ciclos de sus hijos, se hace política al estar entre la comunidad de vecinos y apoyar a los comercios locales, TODO ES POLÍTICA.

La política mexicana está más activa que nunca y se siente. La nueva normalidad, ahora es parte de la política, como la política, es parte de la nueva normalidad, paradójicamente, una le dio el origen a la otra, pero ahora conviven y nos enrolamos en esa sintonía, es decir, tenemos que abrir los ojos más a lo que sucede y cerrar las fuentes de las pasiones.

La carrera por los cargos de elección, (gubernaturas, diputaciones y presidencias municipales) inicia en menos de tres meses, lo que nos pone a analizar las cantidades de situaciones que podrán presentarse en ese tiempo. No es mentira que exista por medio de la oposición, la aspiración por quitarle la mayoría de la Cámara de Diputados a MORENA, como también el no permitir que esta fuerza política consiga múltiples triunfos en las elecciones de Gobernadores.

Aquí es donde se puede hacer un parte aguas para apreciar la recepción de la sociedad contra el sector político. Se dijo antes, la división que se tiene entre las ideológicas, es notable, pero también es muy notable la forma en cómo se sigue marcando la agenda en el día a día, para poder tener una batalla permanente en espacios oficiales, una posible acción de uso de recursos públicos (comunicación social), para seguir en el ojo de todos y decir cuáles son los gallos.

Michoacán tiene su propio estilo, es un mundo aparte de lo que se ve en todo el país. Las fuerzas políticas tienen sus zonas de favoritismo, pero la percepción es variable en un estado que ha sido gobernado por dos fuerzas políticas, podría tener al frente del ejecutivo estatal a un nuevo partido.

Las reglas están puestas para hacerle frente a la elección que definirá el futuro de un Estado que se ha visto envuelto constantemente entre pleitos de gobiernos federales y locales, además de tener sobre la mesa un plato de incertidumbre a raíz de la poca confianza que la ciudadanía, tristemente tiene hacia los órganos electorales, INE, IEM, Tribunales Electorales, todos buscando como sostenerse.

Todo está unido, lo que se haga en las próximas semanas dentro del sector político, llámese gobierno federal o estatal, legislativo o alcaldías, tendrá consecuencias que se podrán ver el 6 de junio de 2021, el día de la jornada electoral de las famosas elecciones intermedias.

Ver el comportamiento de la gente es fundamental en estos momentos, ver que se pide, que se rechaza, apreciar la manera en que se comunica, todas esas cosas, son parte de estar en algo más normal de lo normal. Normal como hacer política, normal como ver gente caminando por la calle, normal como ver fiestas los fines de semana, normal como no saber que sabemos que pasara y nos volveremos a abrazar, sino es que ya se hace y por eso estamos por entrar al pico más alto de contagios (hasta escuchar eso ya se hizo normal).

About Héctor Tapia

Check Also

OPINIÓN / La Educación Cívica frente al COVID-19

A nivel mundial avanza la enfermedad de COVID-19, provocada por uno de los tantos coronavirus que existen, que es el SARS-COV2. Entre sus características se encuentra su alto nivel de contagio, pero su baja letalidad. Esta combinación ha hecho del COVID-19 una enfermedad que ha crecido a nivel mundial; a grado tal que se considera una Pandemia sólo comparable con la Gripe española de hace 100 años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *