Home / Opinión / #ENTRELÍNEAS // Alfonso Martínez: el consenso entre Silvano Aureoles y Marko Cortés

#ENTRELÍNEAS // Alfonso Martínez: el consenso entre Silvano Aureoles y Marko Cortés

Héctor Tapia

Ya hay consenso: Alfonso Martínez Alcázar sería el candidato de la coalición que se construirá entre el Partido Acción Nacional (PAN) y el Partido de la Revolución Democrática (PRD).

Este acuerdo se ha dado ya entre ambos partidos, donde el ex alcalde independiente es la figura que no genera rechazo en sus respectivos liderazgos, y que además se ha venido contemplando desde que pasó el proceso electoral pasado, donde perdió la contienda en su ruta por la reelección, que en su momento la buscó en lo que ya se consideraba una ruta natural por le gubernatura.

Quienes tomaron este gran acuerdo, nada más y nada menos que el primer perredista del estado, y quien es uno de los perredistas de mayor peso político a nivel nacional, el gobernador Silvano Aureoles Conejo, y el dirigente nacional del partido blanquiazul, el también michoacano, Marko Cortés Mendoza.

Estos dos actores políticos se han sentado en tres ocasiones para analizar la ruta política a seguir, máxime tomando en cuenta las diversas y constantes mediciones donde Morena se perfila para ganar la gubernatura del estado.

Al principio de la columna digo «sería», porque quedan menos de 6 meses para que se signen los convenios de coalición o de candidaturas comunes ante los organismos electorales; en el tramo que falta, varias cosas podrían cambiar o ajustarse.

Esto deja más que claro varios aspectos: 1) El PAN y el PRD tienen cada vez más una sólida alianza frente al proceso electoral venidero; 2) Ambos saben que solos no podrán ganarle al puntero.

En este juego de encuestas y posicionamiento el PAN, a pesar de no haber gobernado al estado, se encuentra entre el segundo y tercer lugar de la intención del voto por partido a nivel estatal; mientras que el PRD, quien con Michoacán mantiene su última entidad gobernada, no logra salir de la cuarta posición, aspecto que va muy ligado quizá también al nivel de aprobación que tiene el gobernador Silvano Aureoles Conejo, quien a pesar de ser de los gobernadores mejor evaluados en cuanto a su respuesta al COVID 19 en todo el país, no ha bastado para recuperar la confianza en este partido.

Mucho se ha comentado del bloque llamado Anti AMLO, que conformarían PAN, PRD, PRI y Movimiento Ciudadano; sin embargo los únicos que han avanzado a este acuerdo son los dos primeros. Aquí, el Revolucionario Institucional estaría llevando al límite del tiempo esta definición, que es a mediados de diciembre, aunque también es muy probable que vaya solo a la contienda, según fuentes del mismo Revolucionario Institucional. 

De acuerdo a las mismas encuestas, si vemos la intención del voto que tienen tanto el PAN como el PRD, de manera individual, estarían muy lejos de ser competitivos; sin embargo, ya sumados, podrían convertirse en una opción con mayor arrastre, máxime si le suman un perfil que, aunque cuestionado en algunos aspectos, por si solo ha tenido también ya una ruta de trabajo al interior del estado, con los llamados independientes.   

Dentro de los acuerdos entre PAN y PRD, comentan, se estaría buscando que el ex priísta Antonio Ixtláhuac Orihuela se esté sumando a este bloque, a quien se le podría ofrecer ya sea una candidatura a una diputación federal o de nuevo ser impulsado por la alcaldía de Zitácuaro.

Aquí viene la interrogante, luego de este acuerdo trascendido; ¿cómo tomarán esta decisión aquellos que han alzado la mano para buscar la candidatura por cada uno de estos partidos al gobierno del estado?; enumero, por el PAN: los legisladores locales Antonio Salas Valencia y Arturo Hernández Vázquez, así como el diputado federal Armando Tejeda Cid; y por el PRD: el senador Antonio García Conejo, el legislador local Antonio Soto Sánchez, y el secretario de gobierno Carlos Herrera Tello.  

Lo destacable es que hayan llegado ya a un acuerdo, a partir del reconocimiento de que solos no podrían ganar, y de que los perfiles que tienen cada partido no les alcanza para poder tener una candidatura individual competitiva.

Estamos a menos de tres meses de que inicie formalmente  el proceso electoral 20-21, y esto apenas está tomando color y su propio rumbo. Veamos cómo se van configurando las alianzas. El tablero está puesto, las piezas se están definiendo.

About Héctor Tapia

Check Also

OPINIÓN // Silencio gubernamental

“El modelo de comunicación política en nuestro sistema electoral es radical y complejo: en precampaña, nada de publicidad ni movimientos políticos de precandidatos; y en campaña, nada de difusión de las entidades gubernamentales”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *