Home / Opinión / En defensa de Taibo II Por Antonio Aguilera

En defensa de Taibo II Por Antonio Aguilera

@gaaelico

Paco Ignacio Taibo II es un gran escritor y promotor cultural mexicano. Sin lugar a dudas, es uno de los investigadores de campo que más han hecho para recuperar la historia de México y presentarla en textos y documentales asequibles a una sociedad actual que poco a nada conoce de los acontecimientos que forjaron su país. Y también es un hombre de izquierda y comprometido como pocos con las causas y los movimientos sociales. Si pensamiento es de izquierda social, y conoce de primera mano las consecuencias de las dictaduras de la derecha, las consecuencias de las políticas neoliberales, y defiende un programa popular, cercano a las necesidades de los mexicanos.

El padre de Taibo II, Paco Ignacio Taibo I fue un exiliado republicano español, un intelectual que llegó a México huyendo de la represión de la dictadura franquista, esa que es un modelo para los pensamiento retrógradas de los neoliberales mexicanos.

Su trayectoria está limpia de todo señalamiento, pero su nombre surge a colación por la publicación de una nota a todas luces manipulada, publicada o mandada a publicar en el diario Reforma, publicada el pasado viernes 27 de abril. La nota de marras alude un video que “circuló en de redes sociales”, pero del cual no se dan mayores datos de su origen o incluso la fecha o en lugar en donde se grabó.

Los “hechos” que nos intenta exponer Reforma es que Taibo II llamó a expropiar empresas que estarían oponiéndose al arribo de Andrés Manuel López Obrador. El video se toma de un presunto encuentro de Taibo II con simpatizantes de Morena, con una manta atrás que refiere al partido de López Obrador, pero que no forma parte de la identidad gráfica actual de la campaña electoral en curso.

En el material audiovisual que circula y que ha desatado una ola de reacciones en redes, el escritor cercano al candidato por la coalición “Juntos haremos historia” ejemplifica un escenario hipotético: un día después de ganar las elecciones, en Los Pinos, López Obrador recibe a altos hombres de finanzas, entre ellos Carlos Slim.

Parafraseando a los empresarios, complementa su idea ante una decena de asistentes identificados como morenistas: “’No. No. Cuidado, Andrés, porque, si avanzan ustedes en este sentido, nos llevamos las fábricas a Costa Rica’”.

“Si ese mismo día, a esa misma hora, no estamos 2 o 3 millones de mexicanos en la calle diciendo: ‘Si te quieren chantajear, Andrés, exprópialos. Chinguen su madre. Exprópialos”.

Hasta aquí el “delito” de Paco Ignacio Taibo II, cuyas frases han sido manipuladas ad nauseum no sólo por el diario Reforma –paradójicamente uno de los llamados periódicos “nacionales” que no se adhirió a la plataforma de Verificado 2018, para abatir los fake news-

La “nota” de Paco Ignacio Taibo II que publica Reforma no es en sí fake news, es algo peor, se trata de una nota manipulada, con evidenten intenciones de propaganda sucia.

El tema de fondo, y por el que tanto alardean las campañas del PRI y del Frente, es que Taibo II llama a “expropiar” hipotéticamente las empresas de alguien como Carlos Slim, una vaca sagrada del neoliberalismo rapaz que impera en México.

Ahora bien, en este país, en donde la agenda neoliberal se trata de imponer en la vida diaria de los mexicanos, la palabra “expropiar” se le otorga la connotación que no se le da al termino privatizar, ya que, para los neoliberales, sus corifeos mediáticos, sus aplaudidores de la comentocracia, las privatizaciones son sinónimo de “desarrollo”, en cambio las “expropiaciones”, son el terrorífico fantasma del “socialismo de AMLO”. Nada más fuera de la realidad, y quien apele a estos argumentos no sólo miente y manipula, sino que se trata de un ignorante en el más amplio sentido de la palabra.

Ni AMLO es socialista, ni en su proyecto de Gobierno habla de expropiar aquellas empresas que antes eran del estado y que fueron abaratadas por los gobiernos de Carlos Salinas a la fecha, para que fueran compradas a precio de ganga, como por ejemplo Telmex, ferrocarriles nacionales, aeropuertos, los bancos, las telecomunicaciones, y un largo etc.

Ningún neoliberal, que se digne de serlo –porque muchos ocultan que ese es su pensamiento- ha podido comprobar los beneficios para el país que ha representado esas privatizaciones. La privatización no resultó ser la panacea que los tres gobiernos que la propiciaron esperaban, pues sólo en algunos casos se alcanzaron parcialmente los objetivos.

El sector que los apólogos de la privatización tienen ahora en su mira, es el energético: PEMEX, CFE y la Compañía de Luz. Argumentando la necesidad de modernización de estas entidades, es que se pide su privatización, o la entrada, bajo una forma u otra, del capital privado en sus actividades. Ya se reformó la constitución, y la privatización parcial de la industria energética no se refleja en la baja en los precios de los combustibles.

La experiencia raramente exitosa en dos décadas de privatizaciones debería ser razón bastante para no emprender estos nuevos procesos.

Paco Ignacio Taibo II no forma parte del equipo de campaña de López Obrador, y en los hechos él si cree en el beneficio de la expropiación, como los neoliberales creen en los “beneficios” de las privatizaciones.

La campaña presidencial entra en su segunda parte, a 60 días de las elecciones, en donde el candidato del PRI, José A. Meade no sólo no crece, sino que decae cada día que pasa, por eso su equipo más cercano recurre a la manipulación, a la guerra sucia y la falsedad. Habrá que ver quienes les creen.

 

 

 

 

About Meta Política

Check Also

#OPINIÓN // 2021: El proceso de las mujeres

Por: Oscar Carbajal Pérez Las mujeres nos han demostrado la cantidad de acciones que se …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *