Home / Opinión / AMLO, ese viejo “peligro” | Por Antonio Aguilera

AMLO, ese viejo “peligro” | Por Antonio Aguilera

Desde el 2006, un viejo fantasma resurge en cada proceso electoral; un viejo mito que se construye en los laboratorios de los poderes fácticos, para tratar de incidir en el ánimo del votante y meterle miedo a la hora de que decida por qué candidato optará otorgar su voto.

Hace 12 años, la campaña del miedo fue urdida por las mentes de dos consultores políticos: Antonio Solá y Dick Morris, ambos expertos en las llamadas “campañas de contraste”, que no son otras más que las guerras sucias, y la victima predilecta fue una sola: Andrés Manuel López Obrador.

Toda la estrategia de confrontación se sintetizó en una sola frase: López Obrador era “un peligro para México”. Bajo esta plegaria, se repitieron ad nauseam miles de spots, discursos y tácticas de campaña que lograron revertir un triunfo que parecía inobjetable por el entonces candidato del PRD.

Desde entonces, los poderes fácticos en México, que en resumen son los partidos de derecha, los empresarios más acaudalados, los sectores reacios de la iglesia, los grupos políticos confesionales (con el Yunque a la cabeza), han tratado de endilgar ese epíteto de todas las formas posibles a aquellos líderes políticos o sociales que representan un peligro para sus privilegios. Así fue en 2006 y lo mismo en 2012.

Sin embargo, no contaban que el gobierno del cachorro de Atlacomulco, sería un dechado de fracasos, errores, escándalos de corrupción, ineficiencia, bajo nivel, humillaciones internacionales y un largo etcétera, por lo que ya no podían sostener más que su proyecto político (verbigracia el neoliberalismo), seguía siendo redituable para los mexicanos.

Para este 2018, el PRI y los poderes fácticos optaron por un candidato débil, gris, anticlimático, carente de alma social, sin contacto ciudadano y con poco conocimiento del país y sus necesidades como es José Antonio Meade. Desde noviembre a la fecha, cuando fue “destapado”, las estrategias para tratar de subir al “ciudadano” Meade sólo han dado tumbos y más tumbos, y a poco más de dos semanas del arranque formal de la campaña presidencial, los alquimistas electorales del gobierno y del PRI no saben qué estrategias implementar para atacar a los contrincantes. Primero el caso Anaya y sospecha de que alguien estaría moviendo los hilos en los Estados Unidos para tratar de que tenga una acusación desde allá.

Desde la semana pasada emergió  una versión que se venía escuchando fuerte durante la convención de banqueros de México Acapulco, que vendría un nuevo golpe contra Ricardo Anaya en el sistema financiero y que llegaría desde Estados Unidos.

A López Obrador le trataron de endilgar sus supuestos vínculos con Venezuela, y se maneja que previo al inicio de las campañas constitucionales, este tema podría ser uno de los flancos que le abriera el gobierno federal a López Obrador, porque algunos lopezobradoristas, el caso de Fernández Noroña que insisten en esta idea de un vínculo muy estrecho con Venezuela y que han dicho incluso, en una reciente reunión que tuvieron la semana pasada, visitantes de Venezuela que fueron recibidos aquí en que el modelo bolivariano es algo que sería muy adecuado para México.

Inclusive estas posibles futuras acusaciones han generado ya la reacción de Morena y del Partido del Trabajo de suspender la visita que iba a tener aquí en nuestro país en un foro del PT con el hermano de Hugo Chávez. El objetivo del PRI y su nuevo alquimista en campañas sucias, el también muy sucio JJ Rendón, tratarán de golpear a AMLO buscando un supuesto vínculo de financiamiento inclusivo del gobierno bolivariano.

Para el PRI-Gobierno lo primero es resolver el asunto Anaya, que no ha logrado probar nada la PGR en términos concretos y si logran con este golpeteo una caída de Ricardo Anaya que se produzca una subida de José Antonio Meade; porque también algunos encuestadores dicen que está cayendo Anaya pero no necesariamente esos puntos se le están trasladando a Meade, sino que en algunos casos se le está yendo al propio López Obrador, en algo que sería un efecto que seguramente no es el que están buscando en el gobierno y el PRI.
Por ello, ahora buscarán establecer un presunto vínculo entre el gobierno de Venezuela con algunos grupos de López Obrador, a través de algunos financiamientos, para ello van a echar mano de la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda.

Pero hasta el momento, todo está en el mundo de la especulación, y resulta más que evidente la desesperación del régimen de Enrique Peña Nieto ante la potencial derrota de su candidato en las urnas.

Un viejo fantasma trata de apoderarse una vez más del proceso electoral, y es el fantasma del miedo, lo que no sabemos dilucidar aún es quienes están más espantados, si algunos mexicanos, o el propio régimen federal y los poderes fácticos, ya que ven cerca el fin de su reino de impunidad y de privilegios.

@gaaelico

About Meta Política

Check Also

OPINIÓN // ¿El pueblo no se equivoca? El ciudadano y su derecho a disentir

Por Jorge Luis Hernández Altamirano* Populismo es un concepto utilizado en ciencia política para referirse …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *