Home / Opinión / #ENTRELÍNEAS // Víctor Manríquez al límite; presidencia y secretaría general del PRD, en vilo

#ENTRELÍNEAS // Víctor Manríquez al límite; presidencia y secretaría general del PRD, en vilo

Por Héctor Tapia

Víctor Manríquez está al límite y tiene que tomar definiciones. Como tal, ya no es dirigente estatal, por lo que esta determinación la tendrá que tomar pronto.

Los estatutos del partido del sol azteca dejan claro un aspecto: no se puede ocupar un cargo dentro del partido y una posición o responsabilidad de elección popular.

Y, producto de este proceso electoral, Víctor Manríquez, resultó diputado local electo por Representación Proporcional a partir de haberse enlistado en la posición número dos de las plurinominales, posiciones a las que se llegan en función del porcentaje de votos obtenidos en la elección para la renovación del legislativo.

Víctor Manríquez tiene frente a sí una definición que tomar y en función de ello vendrá lo demás: o renuncia a la diputación que “obtuvo” producto de la votación del pasado 6 de junio, para enfocarse a la presidencia de la Dirección Ejecutiva Estatal, o definitivamente suelta el cargo partidario por el cual fue designado por un periodo estatutario de tres años.

Sobre esto último hay que apuntar que durante el proceso de campañas, él dejó el cargo de la dirigencia estatal para enfocarse al proceso electoral; sin embargo, la dirigencia nacional que encabeza Jesús Zambrano le dio la tarea de seguir coordinando electoralmente al partido; es decir, de facto le siguió reconociendo como líder. Esta designación cumplió su cometido una vez que pasó la jornada electoral, por lo que desde entonces y a la fecha, el partido, como tal, no tiene un dirigente.

Ahora, no sólo la presidencia de la Dirección Ejecutiva Estatal está en esta situación, también lo está la Secretaría General que, por otra circunstancia, se quedó acéfala.

Esa posición la venía ocupando Silvia Estrada Esquivel, quien no sólo renuncio al partido del sol azteca, y con ello a su posición como Secretaria General del partido en Michoacán, sino que además se fue a competir como candidata por el ayuntamiento de Lázaro Cárdenas con las siglas del Partido Acción Nacional (PAN).

Frente a todo esto, los distintos cuadros del PRD en la entidad están inquietos; “andan muy movidos”. Algunos manejan que se avecina una renovación, aunque lo cierto es que como tal lo único que se tiene que hacer, por pasos, es que en primer lugar Víctor Manríquez se defina: renuncia a la diputación local o a su posición al frente de la Dirección Ejecutiva Estatal. Y para esta definición los distintos grupos han comenzado ya a presionar; muchos no están contentos con el trabajo de Manríquez al frente del partido, más porque perdió electoralmente el municipio que estuvo gobernando. 

Si define enfocarse a la diputación local, tiene que venir forzosamente una convocatoria de parte del Consejo Estatal para sesionar y en ella tratar tanto la definición de un nuevo perfil para la presidencia como para la secretaría general.

Hay quienes han velado ya su interés por que Víctor Manríquez suelte la dirigencia para buscar la misma; dos de ellos, Martín García Avilés y Juan Bernardo Corona Martínez. Ambos son de la expresión Foro Nuevo Sol, de la fracción que lidera el senador Antonio García Conejo. Muchos no ven con buenos ojos a dichos perfiles porque ya fueron dirigentes y, de acuerdo a los mismos militantes, nunca estuvieron puestos a dialogar y construir, y sí para avasallar políticamente a los demás grupos.

Pero no son los únicos nombres que figuran o intentan levantar la mano. Sin embargo, de acuerdo al peso político que tiene cada expresión es que se podría ir conociendo quiénes ocuparían esas posiciones.

Otro de los perfiles que se apunta para la presidencia del PRD Michoacán es Octavio Ocampo, también forista, pero del grupo que lidera el fiscal Adrián López Solís, quien no tuvo los mejores resultados electorales en su participación en la contienda pasada, pero se le reconoce su agilidad política que le ha llevado a estar al frente del Consejo Estatal.

Para la Secretaría General, Nueva Izquierda dice tener derecho sobre esa posición, pero de nueva cuenta, Foro Nuevo Sol podría apoderarse del espacio. No hay que perder de vista que Nueva Izquierda es la corriente o expresión de mayor peso en el perredismo a nivel nacional, pero no en Michoacán, donde Foro Nuevo Sol es la que tiene prevalencia, con Silvano Aureoles como el líder moral de dicho grupo.

Ante esto, si las negociaciones nacionales al interior del partido presionaran para que la secretaría general quedara en Nueva Izquierda, podría colarse Helder Valencia, a quien se le identifica como un joven político perredista que no es mal visto al interior del partido. Por otro lado, de quedarse en manos de Foro Nuevo Sol la secretaría general, a la que se perfila es a Julieta López Bautista, quien fuera la coordinadora general de Comunicación Social del gobernador Silvano Aureoles, y que se quedó a poco de entrar a la siguiente legislatura vía plurinominal.

Pasada la jornada electoral, con los resultados que se hayan obtenido, viene un periodo de ajustes en el PRD, insisto, principalmente a partir de la obligada definición que tendrá que tomar Víctor Manríquez porque no puede estar en dos lados, lo tiene prohibido. Se prevén cambios, y frente a ello batallas internas, jaloneos y definiciones también en el resto de los grupos que integran al partido del sol azteca.

Héctor Tapia.
Director General de Metapolítica.mx, reportero en Medios Radiofónicos de Michoacán y analista político en Canal 6 Media Group y Cadena Rasa.

About Meta Política

Check Also

OPINIÓN // La próxima reforma electoral

"Una reforma electoral no debe provenir de ocurrencias ni de discursos pegajosos pero vacíos: tiene que partir de un diagnóstico serio y fundamentado".

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *