Home / Opinión / OPINIÓN // ¿Viene un hit?

OPINIÓN // ¿Viene un hit?

Por Alexandra Lykaris

Existen estrategias políticas que tienen como eje central la palabra “seguridad», nos referimos a la Doctrina de Seguridad Nacional implementada por nuestro país vecino del norte, por dar algún indicio histórico podemos contextualizarnos en el Plan Marshall y el soporte económico que se les dio a países específicos con el interés de exterminar el comunismo en el marco de la Guerra Fría.

Para llevar a cabo este plan con intereses obviamente capitalistas, se necesita un personaje dispuesto a ser la pseudo figura heroica, un autoproclamado libertador que acuerde con Estados Unidos, el apoyo armamentista, económico, pero también mediático. Generar un sin número de información que base su contenido en calificativos que sirvan para dibujar en el psique del receptor, una opinión positiva o negativa según el interés. La figura heroica, conocida como “caudillo” busca complacer los intereses gringos, disfrazados de un patriotismo falso.

En esta somera introducción nos vienen a la memoria figuras setenteras del Cono Sur, como Pinochet, Bordaberrry, Videla, Stroessner, Somoza etc. No se pueden olvidar mucho menos cuando estas prácticas siguen vigentes, recordemos lo sucedido con el golpista Guaido.

La inconformidad del gobierno Silvano Aureoles ante las elecciones del pasado junio, va más allá de un capricho egocéntrico de mantener el poder a través su sucesor, su ex secretario Carlos Herrera. No vamos a ahondar en las notorias posiciones contradictorias del argumento que presentó esta semana en cadena nacional en el noticiario de Ciro Gómez Leyva, misma que repitió en el medio público michoacano, donde a grandes rasgos dibujó un Michoacán caótico desde el gobierno de Cárdenas Batell (2001- 2008), siguiendo a Leonel Godoy (2008-2012), Jesús Reyna (2013), exceptuó a Fausto Vallejo (2012-2013, 2013-2014), lo calificó de buena persona a pesar que su hijo Rodrigo fue encarcelado por encubrir al narcotraficante Servando Gómez “La Tuta”, y ni recordó a Salvador Jara Guerrero (2014-2015).

Según el gobernador Silvano Aureoles, esos mandatos los pudo redimir, con la ayuda de unos seis mil policías que en el último momento no pudieron garantizar la seguridad electoral, al grado que el mandatario pone en juicio la legitimidad de la elección. Silvano se justificó con los periodistas diciendo que no esperaba lo que sucedió lo que según él fue una narco elección, respuestas como, “no, no los esperamos, nos tomó por sorpresa”, “fue un descuido”, fueron las que se escucharon a pesar de que en estudios como el elaborado en este año por El Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal, también conocido como Seguridad, Justicia y Paz, se señaló a Uruapan y Morelia entre las ciudades más peligrosas del mundo, apenas unos meses antes del ejercicio democrático.

La posición del mandatario en el medio nacional, fue de mencionar que él se ha dedicado a contener a la delincuencia organizada, pese que la política es “abrazos no balazos”, también remarcó que no es competencia del estatal sino facultad federal combatirlos.

Además de reiterar el poco valor que el presidente López Obrador le da a la milicia mexicana “los delincuentes humillan a la guardia nacional, humillan a los soldados, a las fuerzas armadas, porque tienen la instrucción de no tocarlos, ni con el pétalo de una rosa”, “están sometidos porque el presidente no quiere al ejército, no quiere a las fuerzas armadas».

La insistencia de reiterar lo sucedido en las elecciones del pasado junio como responsiva del narcotráfico, cuando se refiere a una narco elección, dejan mucho que pensar. A nivel estatal existen terribles problemáticas como lo que sucede en Aguililla Michoacán, donde al menos desde abril es víctima de bloqueos, al grado de no poder acceder a la comunidad, incluso, Aureoles acudió escoltado de la milicia. En esa ocasión encaró a un maestro que se manifestaba contra su gobierno, las pancartas que sostenía rezaban “señor gober, viaje por tierra para que veas la realidad donde vivimos”, “quiero vivir libre en mi pueblo de Aguililla Michoacán”, “señor gobernador deja la corrupción, restablece el orden en nuestro pueblo, queremos carreteras libres». El video que fue grabado y expuesto por los mismos ciudadanos, muestra como el gobernador baja de un vehículo perteneciente al ejército y empuja al docente, mientras los elementos lo despojan de las cartulinas y una mujer le grita “Eso no se hace”. En los comentarios que haría esa noche del 13 de abril Ciro Gómez Leyva a través del canal imagen diría “las cosas no cambiaron con Silvano Aureoles… el gobernador de Michoacán empujó a una persona con soldados armados protegiéndolo”.

En esa pequeña comunidad la coalición PRI- PAN-PRD, perdió la elección gubernamental ante Alfredo Ramírez Bedolla candidato de Morena por 1129 votos (662 vs 1791).

Dentro de las respuestas que gobernador Silvano Aureoles Conejo, dio a la prensa estatal fue de posicionarse como un luchador social “voy a luchar para defender a Michoacán, lo haré el tiempo que me queda como gobernador, y lo mismo voy a hacer para defender a mi país, para defender a México y evitar que se convierta en un narco Estado”, refirió que no tiene miedo a perder la vida “hasta donde tope».

También fue muy notorio su interés de mencionar que es un tema que debe conocer el mundo, y que pedirá apoyo al país del norte, el hasta ahora gobernador, agregó “que por cierto medios prestigiados de Estados Unidos y otras partes del mundo, particularmente de Estados Unidos como el Washington Post, el New York Times entre otros, todos traen esta información y en otras partes del mundo, la expresión de preocupación, la alta comisionada de la ONU para la defensa de los derechos humanos en el arranque de las sesiones de Ginebra, expresó de manera contundente su preocupación por la violencia en México en medio del proceso electoral, entonces vamos a recurrir, yo voy recurrir a todas las instancias a hacer la denuncia pública de lo que está sucediendo en México, hay que ir a la ONU, hay que ir a Ginebra a hablar con Michelle Bachelet, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, y a todos los foros donde sea posible para denunciar lo que está intentando instalarse en nuestro país, es un atentado contra la democracia…”

Además de señalar su interés de acudir a organismos internacionales, también informó que sí realizará una denuncia en Estados Unidos “ando contactando ya a personas cercanas al gobierno del presidente Biden, porque deben de saber y deben estar preocupados porque también es un tema de seguridad para ellos….”

Recordemos el financiamiento por 50 millones de pesos, que el presidente de Estados Unidos otorgó a la organización no gubernamental “Mexicanos contra la corrupción” Justificado en el Memorando de Estudio de Seguridad Nacional, donde el mandatario extranjero busca reforzar la lucha contra la Seguridad Nacional de países vecinos bajo el amparo que representa un riesgo para su país. Apología que puede tentar a infinidad de acciones predecibles y no.

Ante esta acción, el presidente Andrés Manuel López Obrador, advirtió en la mañanera del 7 de mayo, que estos financiamientos se encuentran prohibidos en la Constitución, pues pueden promover el intervencionismo y el golpismo.

Cuál es el interés del hasta ahora gobernador, Silvano Aureoles ¿deslegitimar al gobierno en turno en los Estados Unidos?, ¿impugnar las elecciones gubernamentales aprovechando sus últimos 90 días en el poder?, ¿estaríamos en el misma escenario si Carlos Herrera hubiese resultado triunfador?, ¿quién financiara la cruzada anti Morenista, los viajes que piensa realizar?, y lo más importante ¿qué pasará con el Estado que deja en números rojos?

Lo que sucede en Michoacán es de interés nacional, no solo porque ciudades como Morelia se encuentran dentro de las primeras en la entrada de remesas, principal ingreso económico del país, además de ser según el INEGI el principal productor de aguacate, fresa, guayaba, zarzamora, durazno y en la industria siderúrgica ser el 2do extractor de fierro nacional, no está de más mencionar que es cuna de los movimientos independentistas.

Pero más allá de los intereses económicos, nos encontramos ante el escrutinio de la soberanía nacional, el poder de la ciudadanía, lo que decide el pueblo y si el ejercicio democrático más representativo sigue vigente. Michoacán decidió a favor de Alfredo Ramírez Bedolla. Y si se comprueba que el narcotráfico estuvo inmiscuido, tampoco fue a favor de los intereses de Silvano como en el sexenio que lo cobijó.

Después de reflexionar lo anterior, los mexicanos tendríamos que preguntarnos si necesitamos la intervención de país vecino en México, y si es Silvano el representante que queremos.

Alexandra Lykaris es doctoranda en Arte y Cultura, maestra en Derecho de la Información con Mención Honorifica, licenciada en Comunicación y Periodismo y Observadora Electoral Internacional de la OEA. Se especializa en Análisis del Discurso. 

About Meta Política

Check Also

OPINIÓN // La próxima reforma electoral

"Una reforma electoral no debe provenir de ocurrencias ni de discursos pegajosos pero vacíos: tiene que partir de un diagnóstico serio y fundamentado".

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *