Home / Opinión / #OPINIÓN // La votación

#OPINIÓN // La votación

David Alejandro Delgado Arroyo

El próximo 6 de Junio podremos acudir entre las 8:00 de la mañana y las 18:00 horas a ejercer nuestro sufragio a la casilla que corresponda a nuestro número de sección y a la letra de nuestro apellido paterno. Claro si la labor de instalación de los funcionarios de casilla que se les ha citado a las 7:30 se prolongo unos minutos después de las 8 de la mañana habrá que tenerles paciencia, de igual forma, se permitirá votar a todos los que estén formados frente a la casilla a las 18:00 horas.

De manera que pongámonos nuestro cubrebocas y salgamos a votar ese 6 de Junio, al llegar a la casilla seguramente nos formemos en las filas con sana distancia, porque no hay que bajar la guardia frente a la pandemia, de hecho al ingresar a la casilla un escrutador nos dará gel antibacterial, una toallita sanitizante y nos dará las indicaciones sanitarias. Nos indicará que nos dirijamos hacia el Presidente de la Casilla y uno de los secretarios de la misma, a quien le mostraremos nuestros dedos que no están marcados y le mostraremos nuestra credencial sin entregarla, de manera que puedan ver nuestro nombre y los partidos se cercioren de que somos quienes estamos allí inscritos en la Lista Nominal de Electores de esa casilla, ahí nos darán en Michoacán 4 boletas a cambio de dejar sobre la mesa momentáneamente nuestra Credencial.

De manera que pasaremos a la mampara de votación, a la que se le han quitado las cortinillas para darle mayor ventilación, ahí estará un marcador de boletas, pero como nos han dicho que podemos llevar nuestro bolígrafo, ahí estaremos con nuestro bolígrafo habiendo cuidado que no derrame tinta, en el momento en que nos iguala plenamente la ley a todas y todos, en el momento de decidir quienes deberán integrar el Ayuntamiento, la diputación local, la diputación federal y la gubernatura. Cuatro son las marcas que nos convierten en parte de la soberanía popular de nuestro país. Podremos elegir colocar una marca sobre alguno de los partidos que postulan a un candidato o candidata, o bien sobre una Candidatura Independiente

En ese momento tendremos que ser cuidadosos porque el voto tiene varios efectos, no solo determina que candidato o candidata gana la elección, sino también al sufragar por diputaciones federales y locales decidiremos sobre las diputaciones de representación proporcional de la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión o del Congreso del Estado, así como también esos mismos votos decidirán  si el partido político se mantiene con registro, así como el financiamiento público local o federal que recibirá ese partido político, así como el porcentaje de prerrogativa de acceso a radio y televisión.

De manera que si la decisión es votar por alguna de las coaliciones, se tiene que tener cuidado de decidir a través de que partido político se quiere votar para que los efectos antes descritos se configuren; pero también verificar bien que las coaliciones no son iguales en las diferentes boletas, de marcar dos recuadros en partidos no coaligados nuestro vota podría anularse.

Esto último también es relevante, porque si el deseo del elector es votar por todos los partidos de una coalición, deberá saber que está renunciando a elegir entre los partidos de la coalición y esto dejaría a que su decisión sea parte de un prorrateo para repartir de manera equivalente los votos marcados para dos o tres partidos en coalición, sin que esto signifique que al marcar dos o más partidos en coalición sean más votos para esos partidos, porque solo a uno le podrá tocar ese voto en ese prorrateo.

Vamos con un ejemplo, supongamos que tenemos los Partidos del Circulo, del Triangulo, del Cuadrado, del Pentágono y del Hexágono. El Partido del Circulo, del Triangulo y del Cuadrado presentan a una misma candidata, y los partidos del Pentágono y del Hexágono, uno va con una candidata y el otro con un candidato.

Cuando se cierra la votación en la casilla, los funcionarios de casilla hacen montoncitos de boletas con las marcas iguales, de manera que el Partido del Circulo tendrá un montoncito de las 15 personas que votaron en ese sentido, el Partido del Triangulo tendrá uno de 14, el partido del cuadrado tendrá uno de 13, el partido del pentágono tendrá uno de 16, y el partido del Hexágono tendrá uno de 17, porque así encontraron esas boletas en la urna de esa elección.

Pero también encontraron 10 boletas con tres marcas, para cada uno de los partidos coaligados, y 5 boletas con dos marcas, una para el partido del circulo y otra para el partido del triangulo.

De manera que en la casilla habrá una línea para contar una sola vez las violetas con tres marcas, y otra don dos marcas, si hubiera otras combinaciones también estará la línea correspondiente.

El miércoles siguiente a la elección se realizan los cómputos distritales, cuyo sistema realiza una operación (que también la realiza el PREP y el Conteo Rápido) para repartir esos votos con tres y dos marcas, de manera que de las 10 boletas marcadas a los tres partidos coaligados, cuatro se le asignarán al partido del Círculo con lo cual llegará a los 19 votos, tres votos se asignarán al partido del Triangulo con lo que llegará a 17 y tres votos se asignarán al partido del Cuadrado, con lo que llegará a 16 votos.

Pero también se repartirán los 5 votos con dos marcas, a razón de tres votos al partido del círculo con lo cual llega a 22 votos y los dos restantes al partido del triángulo, con lo cual llega a 19 votos.

Quizá sean complicadas estas matemáticas electorales, pero permítanme comentarles que anteriormente votábamos de manera más sencilla por coaliciones con un solo emblema, el problema es que los partidos decidían como se distribuían los votos entre la coalición generando fuerzas políticas negociadas. Ahora es la ciudadanía la que decide la fuerza que quiere darle a cada partido político coaligado. De manera que es la ciudadanía la que decide, qué partido político se mantiene con registro, cuántas diputaciones de representación proporcional le tocan, cuánto financiamiento público toca y cuanto tiempo de acceso a radio y televisión toca.

Una vez votado, saldremos de la mampara de votación, colocaremos las boletas conforme al color y tipo de elección en la urna que corresponde, acudiremos por nuestra credencial y ayudaremos colocándola frente a la marcadora de credencial del otro secretario y nos colocará líquido indeleble que es biocida (no traslada virus o bacterias, las elimina), en nuestro pulgar derecho, y saldremos de la casilla no sin antes recibir gel antibacterial; con el deber cumplido como ciudadanía responsable.

David Alejandro Delgado Arroyo.
Vocal Ejecutivo del INE Michoacán.

About Meta Política

Check Also

OPINIÓN // Carta abierta a Va por México (PRI-PAN-PRD)

"No se equivoquen, el logro ni es grande ni es suyo. No encontramos otras herramientas a nuestro alcance, más allá de sus partidos. Llegaron hasta donde están porque los mexicanos nos vimos condenados a elegir entre unos malos y otros mucho peores".

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *