Home / Opinión / ENTRELÍNEAS // Avances, retrocesos y estancamientos en la ruta por la gubernatura

ENTRELÍNEAS // Avances, retrocesos y estancamientos en la ruta por la gubernatura

Héctor Tapia / Metapolítica

Estamos a unos días de llegar a la campaña por la gubernatura de Michoacán y aunque algunos candidatos y candidata han ido ajustando su estrategia para ser más efectivos, hay otros que por el contrario o se están estancando o definitivamente no encuentran el o los mecanismos para redinamizar sus campañas.

Estas estrategias, desde el inicio, se vieron afectadas invariablemente, y de manera involuntaria, por una coyuntura agregada por la circunstancia que enfrenta la coalición de Morena y el PT, a partir de la negativa que dio el INE para registrar candidato, y que aún se espera la sentencia de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, en el sentido de si le permitirá o no participar a Raúl Morón en la contienda.

Las primeras dos semanas de la campaña estuvo centrada en la expectación sobre el proceso de resolución de este caso particular. Jaló la agenda mediática, público-política. Después de la semana dos, esta expectación se fue diluyendo. Aunque no significa que no vaya a ser significativo el sentido de la sentencia para el proceso electoral, el tema ya no se aborda con tanta fuerza en los medios de comunicación.

De esta coyuntura no se pudieron desligar durante las dos primeras semanas los candidatos y candidata de la contienda.

Sin embargo, si bien esta complicación al proceso electoral algunos vieron las circunstancias y replantearon su estrategia, para algunos no ha servido. Incluso algunos, me atrevería a decirlo, se estancaron.

Caso por caso, en lo que se refiere a Carlos Herrera Tello, candidato del Equipo por Michoacán, del PRI, PAN y PRD, entendió pronto la agenda mediática y, sin evadir cuando le preguntan sobre el caso Morón, reestructuró la estrategia mediática y ha salido a poner su agenda de temas, para ir perfilando los temas que le interesan.

No es menor, y no podría ser de otra forma; le respaldan tres partidos políticos con una amplia experiencia en procesos electorales. Pero además, le acompaña todo un equipo de comunicación que ha ido ayudando a desahogar tema por tema tanto las propuestas como las posturas políticas ante cada circunstancia particular.

De él su lastre sigue siendo la cercanía con Silvano Aureoles. No hay más. Y, aunque ha hecho esfuerzos por deslindarse todavía faltan unas semanas para ver si tendrá efectos. Parafraseando dijo que hará un gobierno a ras de suelo y no en helicóptero, a quien entendió supo por qué iba dirigido ese mensaje.

Pero veamos, el caso de Juan Antonio Magaña de la Mora, quien los primeros días saltó al proceso de campaña con ánimo, con cierto grado de frescura, para un perfil altamente serio, y también tras un debate donde tuvo dos o tres momentos de claridad interesantes, a tres semanas de arrancada la campaña se ha estancado, y no ha desplegado una estrategia que refleje claridad y profundidad en las propuestas.


Para el particular de Cristóbal Arias, el candidato de Fuerza por México, viene de un proceso complejo desde diciembre en que fue rechazado en Morena, y que se extendió todavía hasta el proceso de postulación para las candidaturas locales, ya iniciada la campaña por la gubernatura.


Venía sumido en un discurso de odio y resentimiento hacia Morena y los actores que tienen claro protagonismo en ese partido; así se sostuvo las dos primeras semanas de campaña, y por fin hizo un cambio en su línea discursiva y se reenfocó por fin a sus propuestas y posturas políticas a diversos problemas que tiene Michoacán, esto hace apenas unos días. Y, esto, también ya lo comienzan a comunicar un poco más.

En el caso de Hipólito Mora Chávez, candidato de Encuentro Solidario, su estrategia no sólo es básica, de caminar las calles, para las características de esta elección es insuficiente. La estrategia de comunicación tampoco ha sido la adecuada, y ha dejado de lado la profundización en las propuestas, y han sido superficiales. Más cuando la exigencia es, si se está recorriendo el estado, la de aportar elementos de manera puntual que permitan entrar a fondo en cada uno de los temas.


Mercedes Calderón, de Movimiento Ciudadano, es una mujer preparada, y que, producto de los cargos que le ha tocado asumir, tiene una perspectiva interesante sobre los fenómenos que vive el estado, pero le ha hecho falta ser no sólo más aguda, sino profunda en los elementos que aporta para que el electorado analice sus propuestas.

Y Abraham Sánchez, quien recién se integró como candidato de Redes Sociales Progresistas, entró a una contienda con una carrera ya adelantada, y con un nivel bajo de conocimiento entre el electorado. Su ruta y destino son todavía inciertos.


Todo esto me lleva a los equipos que acompañan a los candidatos. Es decir, si bien los candidatos y su disposición y habilidad para liderar y seguir estrategias, son fundamentales, lo cierto es que también los equipos que les acompañan reflejan mucho de lo que esperan para este proceso electoral.

O los equipos no están entendiendo la esencia de cada campaña y cada candidato, para trasladarlo a la estrategia, o –que sería lo peor- los mismos candidatos no tienen claridad al respecto y andan sin rumbo, dando tumbos en la campaña, y yendo sólo a la buena voluntad de los ciudadanos que, está visto, es insuficiente para convencer al electorado.

Retomo: en menos de una semana entraremos a la mitad de la campaña por la gubernatura, y si no reajustan sus estrategias, muy poco podrán avanzar la mayoría de los aspirantes, y terminarán arrastrando a los proyectos que representan, desde la parte más elemental que son los ayuntamientos y diputaciones locales, donde algunos se juegan hasta el registro.

Negritas

En la ruta por Morelia, a dos semanas de iniciada la campaña, hay dos perfiles claramente perfilados en la contienda; son dos proyectos confrontados, y esto sube de tono con cada día que pasa. Las descalificaciones y los contrastes, serán un aderezo cada vez más frecuente en la campaña. Alfonso Martínez, por el PAN y el PRD, e Iván Pérez Negrón, por Morena y el PT, sean declarado abiertamente la guerra, y en una guerra siempre habrá daños colaterales.

Puntos suspensivos…

Este martes será un parteaguas para este proceso electoral en Michoacán; la determinación que tome la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación sobre el caso Morón será decisivo tanto para el proyecto que representa, de Morena y el PT, como para la contienda por alcaldías y diputaciones locales. Ahí está en este momento la expectativa.

About Meta Política

Check Also

“A Michoacán se le endeudó brutalmente sin crear obras de infraestructura”: Cristóbal Arias

Redacción Morelia, Michoacán.- El próximo gobierno de Michoacán tendrá que ir en alianza con el …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *