Home / Opinión / ENTRELÍNEAS // Primer Debate, ¿para Carlos Herrera?

ENTRELÍNEAS // Primer Debate, ¿para Carlos Herrera?

Por Héctor Tapia / Metapolítica

El primer debate entre los candidatos a la gubernatura de Michoacán será escenario para cerrar una primera fase de estancamiento y definir y perfilar lo que está por venir. En poco más de 40 días de campaña que restan.

Ante esto hay varios escenarios probables con alcances que quizá algunos de los candidatos no tengan previstos.

La ausencia de Raúl Morón Orozco adereza esta coyuntura atípica, no sólo por la indefinición todavía existente sobre si se le dará la posibilidad de ser candidato o no, sino porque -cuando menos- la mayoría de las mediciones lo siguen colocando como el puntero, a pesar de llevar dos semanas de rezago frente al arranque de campañas por la gubernatura.

De esta forma, si bien cada candidato dice encarnar una alternativa política distinta, muchos de ellos no son tan conocidos, y el escenario de un debate les permitiría posicionarse a partir de su habilidad para responder y contrastar.

Entonces, frente a este primer debate los candidatos tendrán varias posibilidades narrativas con alcances inmediatos en sus campañas, pero más específicamente en lo que será el resultado final de la contienda.

A estas alturas, y a días de que el Tribunal Electoral Federal tome una decisión sobre el caso Morón, los candidatos en campaña prevén que es probable se restituya esa candidatura y se sume más adelante a este proceso. En sus discursos lo reflejan, no lo dan por muerto.

Si bien cada candidato dice encarnar una alternativa política distinta, muchos de ellos no son tan conocidos, y el escenario de un debate les permitiría posicionarse a partir de su habilidad para responder y contrastar.

A partir de esto es que vemos que Carlos Herrera, del Equipo por Michoacán, del PRI-PAN-PRD, ha agudizado sus señalamientos puntuales hacia Morón Orozco; es entendible, es el segundo en preferencias.

Cristóbal Arias, de Fuerza por México, por su parte no ha bajado el resentimiento contra Morena y Morón por no haber sido él el seleccionado para abanderarlos y lo refleja en cada oportunidad que tiene.

Juan Antonio Magaña de la Mora, del Verde, Hipólito Mora del PES y Mercedes Calderón de MC, han tratado de diferenciarse asumiéndose como una tercera alternativa, mientras que Abraham Sánchez sigue, a pesar de que le restituyeron la candidatura hace ya varios días, completamente desaparecido de la escena pública.

Por tanto este primer debate tendrá varias consecuencias inmediatas, una de ellas es el fortalecimiento de Carlos Herrera como un aspirante fuerte para ganar la gubernatura, el segundo con mayor fuerza, por debajo de Morón Orozco que puntea sin ser candidato.

La situación que enfrenta Raúl Morón, y que se dirime en tribunales y espera sentencia definitiva, servirá para que por ausencia de este en el debate hagan un bloque mediático de facto contra el puntero; esto, de facto también, beneficiará solo a Herrera Tello en términos de darle una bocanada de aire en la contienda, y a los aspirantes que siguen en la fase de que los conozcan, para que cuando menos los ubiquen.

Sin embargo, fuera de Herrera Tello, si el resto de los aspirantes no se enfocan a las propuestas, y a señalar los errores tanto de la llamada 4T como del Ejecutivo Michoacano, emanado del PRD, es decir ser objetivos, corren el riesgo de sólo fortalecer al candidato del Equipo por Michoacán.

Es decir, en este momento, por las mediciones y tendencias, hay realmente dos alternativas contendiendo; una de ellas no estará mañana.

A menos de que alguno del resto de los candidatos y candidata se mantenga ecuánime, y se abstenga solo de la tentación de irse contra el ausente, no habría otro escenario más que para sumarle a Herrera Tello.

Negritas

En teoría un debate electoral debe servir no sólo para contrastar ideas sino plantear propuestas claras al elector para que decida con la mayor claridad posible al perfil al cual dará su voto de confianza en la jornada electoral.

Pero sabemos que en la práctica es un ejercicio democrático dirigido a los indecisos, que si bien es un porcentaje importante, en el caso michoacano, éste podría ser el fiel de la balanza, en cierta medida. El debate no es para las estructuras y las militancias, o para algunos grupos que ya tienen plenamente definido por quién votarán. Es para los indecisos que no saben por quién votarán.

Puntos Suspensivos…

Francisco Cedillo, diputado por Morena en esta legislatura, aunque con licencia, fue presentado como candidato a la reelección por Fuerza por México, al cerrársele la puerta en Morena. La ley, cuando menos así se viene interpretando, establece que no podría buscar la elección consecutiva por no ser postulado por el partido que lo llevó al cargo que “ocupó” en esta legislatura. ¿Fuerza Por México lo supo?, o ¿hay alguna línea interpretativa de la ley que se lo permitiría?; de ser así, ¿ya pensaron todos aquellos que buscaron reelegirse y no lo hicieron o no se lo permitieron por la primera interpretación?

About Meta Política

Check Also

#ENTRELÍNEAS // Alfredo Ramírez, ¿el premio a la disciplina?

Héctor Tapia / Metapolítica En todo momento se disciplinó, y, por circunstancias no previstas, esa …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *