Home / Opinión / #OPINIÓN / Cambiemos a la representación proporcional pura

#OPINIÓN / Cambiemos a la representación proporcional pura

Humberto Urquiza Martínez

Ante la postura encontrada del INE y algunos partidos políticos respecto de la forma en la que se deben de asignar los diputados de representación proporcional, pero también de cómo se debe de considerar a un candidato de mayoría relativa, es necesario cambiar la forma de representación política en México.

La batalla política que terminará, seguramente con una batalla legal resuelta por el Tribunal Electoral Federal, y no dudemos que, en contra del INE, debe de aprovecharse en beneficio del propio sistema de representación.

Durante años la representación política se sustentó en el sistema de mayoría relativa, lo que significaba que los partidos presentaban candidatos y el que obtenía más votos era el que ganaba. Sin embargo, los diversos movimientos sociales y políticos fueron generando cambios en el modelo de representación, en principio con los diputados de partido y posteriormente con los diputados de representación proporcional. Fue así que se creó el modelo mixto en el que tenemos diputados electos con base en la competencia electoral, pero también se considera la votación por partido para asignar a diputados con base en los porcentajes de votación.

El choque político entre el INE y MORENA tiene tras de sí argumentos ciertos en ambos lados, sin embargo, la realidad en el país está marcando cambios en el modelo de representación política por las siguientes razones:

  1. Hay una perdida de identidad partidaria y alta movilidad de liderazgos políticos entre los partidos, por lo que ser candidato de un partido por un distrito ya no garantiza una representatividad ni vínculo con el partido ni con la población.
  2. Las candidaturas independientes han generado una posibilidad real de representación que requiere de mayor amplitud, principalmente para ser postulados por la vía de la representación
  3. La reelección replantea nuevas condiciones de competitividad electoral, por lo que significa la postulación a la par de ejercer el cargo público en un sistema electoral cuya estructura se enfoca en evitar el uso de recursos público para temas electorales.
  4. La relación entre representante y representado está prácticamente rota por diversos factores, entre ellos, la insuficiencia gubernamental y falta de visión política y ética de los gobernantes.

Por ello, es necesario ajustar el sistema de representación política y aprovechar el choque político para discutir nuevas alternativas de representación, con las siguientes opciones:

  1. Cambiar el sistema mixto de representación, federal y estatal, por un sistema de representación proporcional pura, en la que la asignación de espacios sea a partir de los porcentajes de cada partido político y candidatos independientes.
  2. Abrir las candidaturas independientes a la representación proporcional.
  3. Fortalecer el sistema democrático al interior de los partidos políticos para que la postulación sea producto de procesos verdaderamente democráticos y no negociaciones de cúpulas.
  4. Abrir la lista de candidatos de cada partido político para diputado y que puedan ser movibles por cada votante, esto es, que de la lista que se registre, el votante señale el orden en que manifiesta su apoyo por los candidatos.
  5. Cambiar los modelos de campañas electorales y que sean a partir de posturas concretas de los partidos y los independientes más que de personas en particular que pretenda acceder a la diputación. Hacer campañas integrales y no segmentadas por distrito electoral.

La coyuntura política debe de servir en beneficio de la sociedad y por ello, es necesario replantear el modelo de representación política y transitar a un modelo puro de representación política y con ello evitar los casos que hemos visto como los procesos de asignación de diputados en los procesos electorales locales de 2015 y 2018, en los cuales pudimos ver la toma de protesta de diputados que a los poco minutos tuvieron que dejar el cargo por la resolución del Tribunal Electoral Federal.

About Héctor Tapia

Check Also

OPINIÓN // Silencio gubernamental

“El modelo de comunicación política en nuestro sistema electoral es radical y complejo: en precampaña, nada de publicidad ni movimientos políticos de precandidatos; y en campaña, nada de difusión de las entidades gubernamentales”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *