Home / Michoacán / Michoacán: el inaccesible derecho a la salud en plena pandemia

Michoacán: el inaccesible derecho a la salud en plena pandemia

América Juárez Navarro

Morelia, Michoacán.- El derecho a la salud y su ejercicio pleno se ha convertido en un obstáculo para miles de familias que perciben un promedio de uno a dos salarios mínimos.

El gasto para el tratamiento del Covid-19 oscila entre los 1 mil 500 y los 7 mil pesos para casos que van de no graves hasta delicados y que no requieren oxígeno.

Esto sin contar a quienes son hospitalizados.

Si logran entrar a un hospital público los tratamientos pueden ser gratuitos y solo pagarse insumos. Mientras, quienes optan por un hospital privado deben desembolsar hasta un millón de pesos, o más dependiendo de su estadía en el hospital.

En el estado, 755 mil 864 michoacanos en el 2020 percibían de una a dos veces el salario mínimo. De ellos un 63.6 % eran hombres y 36.4 % mujeres. Mientras, 382 mil 763 ganaban menos de un salario mínimo por su jornada diaria de trabajo, sin contar a los 12 mil que en el cierre del 2020 perdieron su empleo y difícilmente podrían pagar estos tratamientos.

Quienes optan por un hospital privado deben desembolsar hasta un millón de pesos, o más dependiendo de su estadía en el hospital.

Paracetamol, redoxon, Alin solución inyectable, ácido acetilsalicílico, oseltamivir cápsulas son algunos de los medicamentos que tienen que tener algunas personas que han padecido covid. Pero el tratamiento se ha vuelto costoso y a veces imposible de cumplir. Vitaminas como redoxon y aderogil se encuentran escasas o no están disponibles en el mercado debido a su alta demanda.

La vitamina c, que de manera genérica en Farmacias del Ahorro tenía un costo de $55, en estos momentos cuesta un promedio de $135 en el interior del estado. En algunos otros casos hasta 160, y en otras presentaciones que contemplan pastillas tomadas por 5 semanas llegan a tener un costo de $205.

El aumento del precio de los medicamentos no es nuevo. Durante esta pandemia la escasez ha disparado su demanda, y en consecuencia el precio. Hasta ahora la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) no ha emitido regulaciones ni castigado a quienes lucran con la salud.

Mención especial merece el azitromicina, medicamento usado para el tratamiento del covid. En el 2017 no alcanzaba un precio de $60; en este momento ese mismo medicamento, con solamente 3 pastillas que conforman el tratamiento, tiene un costo de $125.

La vitamina c, que tenía un costo de $55, en estos momentos cuesta un promedio de $135 en el interior del estado. Otras presentaciones llegan a tener un costo de $205.

El antiflu o Paracetamol, que sirve de antiinflamatorio y para curar la fiebre, también elevó su costo. Actualmente cuesta entre 100 y 160 pesos, y en genérico puede costar 43 pesos. Pero no siempre está disponible. Y en este mismo supuesto se encuentra la ivermectina, un desparasitante que en últimas fechas cobró fuerza debido a los efectos que presuntamente tendría de manera positiva en el tratamiento del covid. El costo de este desparasitante actualmente es de $135, cuando su precio era muy inferior.

Los costos de la enfermedad

Ivonne Figueroa, quien padeció covid-19 hace apenas un par de semanas, gastó $1500 por su enfermedad. Pese a que no fue de gravedad, suplementos como la vitamina C les fue prácticamente imposible conseguirlos. Los pocos que encontró le costaban arriba de los $160, sin contar con el costo de la consulta y otros estudios.

Hermila Gallegos, mujer de la tercera edad, no sufrió covid pero sí le fue necesario conseguir algunos medicamentos luego de que se le detectara Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC). Tenían costos elevados. Una radiografía al tórax para identificar la condición en que se encontraban sus pulmones ascendía a cerca de $500, mientras que la consulta médica tuvo un costo de $600.

En este sentido fue prácticamente inviable conseguir una consulta con un especialista, porque la mayoría tenían ya agotados los espacios hasta abril del 2021, debido a la alta demanda que ha generado el covid. Los neumólogos tienen prácticamente llenas sus agendas. Los gastos fueron pagados por sus hijos, ya que ella recibe solo la pensión del Gobierno Federal.

Los medicamentos necesarios para atender su enfermedad, como el aerosol combivent, tuvo un costo de $800, y otro medicamento costó 1300 sin contar la consulta ni la radiografía. En total tuvo que gastar cerca de $3500. La vitamina c y algunos otros medicamentos recetados para atender su malestar no estaban en existencia en el mercado, por lo que tuvo que caminar en varias farmacias para encontrarlo.

Para Paola Morales, que también sufrió covid, la situación no fue diferente. Pero en su caso la situación fue más grave, pues tuvo que hacer el gasto de más de $7000. Además de la radiografía del tórax se tuvo que sacar radiografías en la cabeza debido a los fuertes dolores que originaba la enfermedad, y las bolas que posteriormente le salieron en la zona.

Según su testimonio no solamente ella padeció la enfermedad, sino también su mamá quien tuvo que hacer uso incluso de un tanque de oxígeno comprado en agosto de este año. Tuvo un costo de $7500. Pero los tanques están en el mercado por arriba de los $20000 debido a la alta demanda que tenido por la enfermedad del covid 19.

About Meta Política

Check Also

Cancelan Expo Fiesta Michoacán 2021 por Covid-19

La titular de la SSM, Diana Carpio Ríos, confirmó la cancelación de la Expo Fiesta y omitió detallar el destino que tendrá el recurso contemplado para este evento en el presupuesto 2021.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *