Home / Opinión / #OPINIÓN // La competitividad electoral emergente

#OPINIÓN // La competitividad electoral emergente

Por: Humberto Urquiza Martínez

Con el inicio de los procesos de selección interna de los partidos para elegir a los precandidatos a la gubernatura, los partidos arrancan el proceso para definir a su candidato. Por un lado, están los dos bloques que traen su propia lógica política para construir una candidatura competitiva, con cierto grado de conflictividad, sin que todavía se tenga a un precandidato totalmente definido.

Por otro lado, están los partidos que han decidido postular sin el apoyo de otros institutos políticos, los cuales tienen la oportunidad de convertirse en actores competitivos y en algún momento, poder ganar.

Para ello, el primer paso es tener definido el aspirante a precandidato y evitar el desgaste al interior de cada uno de ellos. La estrategia deberá de centrarse en, primero construir el camino sobre el cual se desarrollará la candidatura que llegue a la final con fuerte apoyo, segundo, evitar los conflictos al interior del partido para encauzar la fuerza estatal y en cada distrito y municipio a favor de la candidatura de gobernador.

Sin duda, es fundamental que antes de iniciar las precampañas, y más allá de que puedan existir varios precandidatos, los partidos que postularán en lo individual, deberá ya de tener a su perfil definido y aprovechar la posibilidad de difusión y exposición en precampaña para posicionar una imagen que atraiga a los ciudadanos en un contexto que no sea de lucha, y con ello, evitar tener que hacer acciones de remiendo político entre los competidores dentro de la precampaña.

Si bien, los procesos de selección interna tienen por objetivo lograr que los militantes y simpatizantes de los partidos políticos, puedan competir para lograr la postulación bajo parámetros de equidad, lo cierto es que en el caso de los partidos políticos que postularán en lo individual, deberán, ya, de contar con un perfil viable para la competitividad, lograrlo permitirá un mejor posicionamiento frente a los dos bloques políticos que actualmente están en lucha interna para definir su perfil.

Encauzar fuera de los conflictos internos la designación de los candidatos, será un paso importante para lograr una candidatura competitiva que se podrá fortalecer en tanto en los partidos que están en conflictos internos no logren consensos y manden la imagen de choque, lo que además, podrá generar el fuego amigo, incluso en la estrategia de los partidos que no irán en candidatura común, tendrán la posibilidad de rescatar a algunos de los grupos y perfiles que no logren tener acomodo en aquellos partidos, lo que permitirá construir una candidatura más competitiva y con posibilidades de triunfo, consolidando el caminar solos en el proceso electoral.

Pocos son los partidos políticos que están en ese camino, uno de ellos, el Partido Verde Ecologista, quien ya tiene en la mira a su precandidato y va por un camino totalmente distinto del choque y del conflicto.

Es así, que será importante ver la estrategia de todos aquellos otros partidos que no han decidido ir en postulación colegiada y que inician el proceso de selección interna sin una definición de algún precandidato. Ello, para visualizar una candidatura competitiva.

About Héctor Tapia

Check Also

OPINIÓN // Inclusión en candidaturas

La sentencia ordena al INE “diseñar las acciones o medidas para lograr la inclusión de representantes populares de grupos o comunidades”. El reto es grande, pero no dudo que el Consejo General del INE esté a la altura de realizar este primer acercamiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *