Home / Opinión / #OPINIÓN // 2021: El proceso de las mujeres

#OPINIÓN // 2021: El proceso de las mujeres

Por: Oscar Carbajal Pérez

Las mujeres nos han demostrado la cantidad de acciones que se pueden realizar si se entra en sintonía con la libertad y la igualdad legal. Reflejo de ello, se puede apreciar en la ruta que se ha tomado para la próxima renovación de cargos de elección popular en todo el país, donde las mujeres tienen garantizada la protección de sus derechos político-electorales de una manera más favorable que nunca antes.

Hay detalles que tenemos que voltear a ver de cara la jornada electoral del seis de junio del próximo dos mil veintiuno; el primero, el marco legal que se ha construido para regular las elecciones, la paridad en todo que existe a nivel constitucional, ha venido a dejarnos acuerdos secundarios para transitar por un camino de equidad visible. En 2018, se hablaba sobre la cantidad de mujeres que contendían a cargos de elección popular debido a la implementación de los bloques de rentabilidad y el acceso al menos a cincuenta por ciento de postulaciones para mujeres y las restantes para hombres, lo cual, hasta el día de hoy puede seguir levantando comentarios de debate a estas acciones.

El proceso electoral 17-18, no fue el proceso de las mujeres, este proceso 20-21 es el que debemos considerar como el proceso de la fuerza de las mujeres. La calidad y cantidad de empoderamiento de las mujeres en los distintos institutos políticos se podrá ver, pero además de eso, en la sociedad ya existe una percepción de que las mujeres están atrayendo a más mujeres y las jóvenes, vuelven a hacerse presentes dentro de la vida política, dando nuevos rostros a lo que puede ser el futuro de la política.

Un segundo detalle a valorar, es la claridad con que se defienden los derechos de las mujeres en el ámbito político, un ejemplo de esto, es tener dentro de las leyes que, la violencia política por razón de género contra la mujer aparece en los motivos que pueden ser sancionables en el ámbito electoral, tiene un método para seguir su investigación y quien resulte responsable, entra dentro de un catalogo público que se ha formado para que no pueda contender a cargos de elección popular.

Hablar de la metodología que se usa para investigar y sancionar lo que sucede alrededor de la violencia política por razón de género, nos da pauta a poder ver que la evolución de la sociedad se tiene que ver reflejada de manera inmediata en todos los aspectos, porque de nada sirve que se tengan letras y más letras que nos guíen en ciertos asuntos, sino vamos a verlos.

Uno de los ejemplos que podemos apreciar es el silencio que de pronto se le da a la violencia que sufre la mujer, independientemente si sea o no política, existe violencia, es “la pandemia en las sombras”, así lo ha manifestado la Directora Regional de la ONU, al hablar sobre la necesidad de concientizar a la sociedad de la urgencia por erradicar dicha violencia.

La pandemia originada por el virus Sars-Cov2 (Covid 19), no solo ha venido a cambiar la manera en que la sociedad se desarrolla dentro de las actividades cotidianas, sino que, también en la forma que se da a conocer lo que sucede, usando en tiempo real las redes sociales, los medios de comunicación tradicionales ahora son mucho más receptivos a exponer casos de violencia y atropello de derechos que se susciten; ese campo de difusión ha revolucionado totalmente la manera en que las personas vemos las cosas, la empatía hacía la lucha que han tenido a lo largo de años y años, ahora deja de ser invisibilizada en mayor medida.

Hablar de paridad de género, a lo que se puede estar o no a favor, pero ahí esta, sigue dando de que hablar en la sociedad, pero debería ser un reto para todas y todos, sabiendo que las oportunidades como ciudadanía no deben distinguir de género, la paridad se ha convertido en el piso, más no el techo, debido a la deuda histórica que se tiene para con la mujer. Por esas razones y al buscar que también la seguridad física, psicológica, social, sea asegurada en todo momento, es ese reto de las y los actores políticos en pleno siglo XXI, nadie tiene porque sentirse inseguro y nadie tiene porque sentirse incapaz de cumplir con un encargo si se le capacita, apoya y motiva desde siempre.

Tener una formula que beneficie a tener equidad en las elecciones, de eso se trata hablar del marco legal electoral que tenemos hoy, no favoritismo a algún género, es tener equidad, lo que se va reforzando dentro de los primeros meses del proceso electoral 20-21. La igualdad ante la ley y el reconocimiento a la lucha de la mujer, podrá ser la punta de lanza que se vea reflejada en la próxima jornada electoral, el devolver algo a lo mucho que se les debe, es la oportunidad de demostrar que, las elecciones 2021 son las elecciones de las mujeres, el proceso de la paridad.

About Héctor Tapia

Check Also

ÓRBITA / El Repunte

Por Patricia Padrón En el peor momento de la epidemia en Michoacán, se vive el …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *