Home / Opinión / #ENTRELÍNEAS // PRI: el control de daños

#ENTRELÍNEAS // PRI: el control de daños

Por Héctor Tapia

Caló hondo el pronunciamiento de los reynistas de no apoyar ni respaldar para este proceso electoral al Partido Revolucionario Institucional (PRI), en el cual todavía militan.

El pronunciamiento de los reynistas fue tan duro que tuvo que salir la estructura directiva del partido en Michoacán, de manera urgente, para tratar de hacer control de daños y aminorar el impacto. La única ausencia, justificada por el COVID, fue la del dirigente estatal Jesús Hernández Peña.

Se han manejado dos versiones, una que ya renunciaron y otra, que es –cuando menos- la oficial: no, aún no han renunciado. Pero es cuestión de tiempo que se concrete tras el posicionamiento, que aunque se hizo de manera respetuosa no deja de sonar como tambores de guerra contra quienes dirigen al partido en lo local o en lo nacional.

Ante lo que se advierte como una renuncia anticipada, o el anuncio de que sucederá, el PRI en Michoacán salió rápido a atajar la bola de nieve para evitar que crezca tanto que no puedan controlarla después.

No se aceptarán chantajes, dijo el Delegado del CEN en el estado, Hugo Contreras. Y para enfatizar el mensaje se acompañó de dos figuras que se han reconocido como integrantes de esa expresión: Rocío Luquín Valdés, secretaria general del PRI Michoacán, y Osvaldo Fernández Orozco, secretario de acción electoral.

Tanto los reynistas como el mismo partido han coincidido en algo: cada renuncia es personalísima.

Pero, frente a ello, el PRI en Michoacán se apresuró a levantar el teléfono, y desde el anuncio de Jesús Reyna, comenzaron a llamar a referentes identificados con la expresión, que, al no ver una definición clara de si se queda o no la expresión en el partido, la ambigüedad del mensaje, recibieron con desconcierto la información, que para muchos estaba anticipada, pero que llegó incompleta.

En este punto, si bien algunos se han observado acompañarán a Jesús Reyna en la determinación que tome, otros se quedan, ya mencionamos dos que acompañaron al Delegado del CEN en la urgente rueda de prensa.

Sin embargo, ha trascendido que también la legisladora local Adriana Hernández Íñiguez se quedará en el partido, aunque todavía falta se pronuncie, y así como ella otros que también están a la expectativa.

Adriana Hernández, Rocío Luquín y Osvaldo Fernández, no sólo se quedan, sino que son los que intentan frenar un eventual éxodo de reynistas, y no sólo retenerlos o convencerlos de quedarse en el partido y apoyar en este proceso electoral, sino quedarse con el control político de lo que quede del reynismo al interior del partido.

Es todavía temprano establecer la magnitud del golpe que dio Jesús Reyna y allegados. Lo que es cierto es que el PRI llegará mermado, como lo hemos dicho. Mucho está todavía por decirse, como el definir si realmente irá en alianza o si irá a la contienda solo.

About Héctor Tapia

Check Also

#ENTRELÍNEAS // Entre más partidos menos olotes… Alcances e impactos de los tres nuevos partidos

Por Héctor Tapia Hay quienes desdeñan el papel que jugarán los tres nuevos partidos políticos. …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *