Home / Opinión / #OPINIÓN // Las Comunidades Indígenas, el desafío electoral

#OPINIÓN // Las Comunidades Indígenas, el desafío electoral

Por: Humberto Urquiza Martínez

El avance del proceso electoral va poniendo en su lugar los temas que se convertirán en determinantes para el buen desarrollo del mismo.

Uno de ellos que no debemos de perder de vista, es el de participación política de las comunidades indígenas, para lo cual es determinante comprender qué son esos derechos y, por tanto, saber cuál es la forma en la que los órganos electorales deben de cambiar, adecuar o crear nuevos procedimientos para garantizarlos.

De inicio, el carácter colectivo del derecho de participación política es determinante para encontrar mecanismos que permitan que los grupos originarios puedan participar en la vida política, pero no mediante formas que no son parte de su perspectiva y visión cultural. Ello significa, por tanto, que primero hay que saber cuántos pueblos y comunidades existen en Michoacán, posteriormente saber cuáles son sus usos y costumbres en la materia política, para poder encontrar nuevos mecanismos y procedimientos electorales culturalmente adecuados para garantizar el derecho de participación política de los pueblos y comunidades indígenas.

Lo anterior no es menor, toda vez que los procedimientos en materia electoral establecidos en la ley general no reconocen dicha posibilidad, por lo que al ser el INE el órgano rector en la materia y no contar con parámetros legales, hace complejo implementarlos, lo que tampoco es difícil, si se logra, primero, flexibilizar sus procedimientos en temas como capacitación, integración de casillas, campañas electorales, propaganda, pero sobre todo encontrar nuevos modelos de diálogo con las comunidades indígenas, que permitan hallar caminos innovadores en aquellos temas que reconozcan la participación de los pueblos originarios en los procesos electorales, pero mediante perspectivas y acciones distintas a las que se conocen en la elección por medio de partidos políticos.

Aun más, en algunos Estados como Michoacán, se cuenta con una legislación que si bien es minimalista en el tema de elección por usos y costumbres, sirve para poder canalizar una forma distinta de diálogo entre la autoridad electoral nacional y local con esas comunidades, a efecto de concretar distintos mecanismos de participación colectiva en la elección de autoridades por usos y costumbres, pero también, en aquellos procedimientos legales por medio de los cuales, se elige a los representantes por medio de los  partidos políticos y candidatos independientes.

Uno de los temas de mayor peso en la participación de las comunidades originarias es la instalación de casillas, por lo que seguramente el INE implementará un nuevo formato de comunicación en el que se recorran las comunidades, se platique con la autoridad comunitaria para obtener la autorización comunitaria para la instalación de las casillas y la realización de todos los trabajos electorales como notificación a funcionarios de casilla, capacitación, campañas electorales y la propia instalación de las casillas el domingo 6 de junio de 2021.

Es así, que el reto es claro, construir nuevas formas institucionales de participación política desde una visión cultural y colectivamente definida por las comunidades, lo que será la solución para poder garantizar ese derecho y lograr el desarrollo pleno y armónico del proceso electoral en Michoacán 2020-2021.

About Héctor Tapia

Check Also

#OPINIÓN // Los Consejos Distritales

Por: David Alejandro Delgado Arroyo. Ha llegado la hora de que se integren al proceso …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *