Home / Opinión / OPINIÓN // Las dirigencias de los partidos políticos, soporte para competir

OPINIÓN // Las dirigencias de los partidos políticos, soporte para competir

Por Humberto Urquiza Martínez

Los conflictos presentes en los últimos días en la designación de la dirigencia nacional de MORENA, nos hace recordar la importancia de las dirigencias de cualquier partido político, con lo que, además, se puede entender algunas de las razones por las que la lucha por la dirigencia del partido en el poder se está convirtiendo en una batalla de matar o morir.

Con el triunfo de AMLO en 2018, su partido no logró encontrar el equilibrio necesario después de transitar de un partido de oposición a uno en el gobierno, para lo cual era indispensable un presidente que logrará canalizar la fuerza electoral en brazo legitimo en el ejercicio del poder, no solamente para el ejecutivo federal, sino en todos los cargos en los que el partido tiene representación.

Es así, que desde el segundo semestre de 2018 y hasta 2019 la presidencia del partido no logró generar los consensos para transitar a un dirigente con dicho cargo, y no como el que ocupo Yeidckol Polevnsky como Secretaria General en funciones de presidente.

Ante ese escenario, la designación del dirigente de MORENA, mediante encuestas, no tendría tanto problema, si no fuera por el hecho de que los procesos electorales federal y en diversos estados ya inició y, por tanto, al interior de cada partido se requiere de una figura que pueda canalizar los disensos y construir a partir de esos, los consensos para candidaturas fuertes y competitivas.

Aún más, prácticamente todos los estados tendrán procesos de renovación de autoridades locales y la mitad, 15 entidades federativas, se elegirán gobernadores, por lo que la lucha por la postulación de esos 15 espacios, se convierten en verdaderas batallas que, de no controlarlas podrían ser el primer factor para no competir e incluso perder la elección.

Ante ello, también está en juego la postulación de 500 candidatos a diputados federales, que por primera vez se podrá reelegir, por lo que, ante la fuerza que ha mostrado MORENA en las últimas elecciones, y por la importancia de la Cámara de diputados federal, la lucha por dichos espacios también será de un nivel que si no existe un perfil en la dirigencia como presidente que logre optimizar las fuerzas contrarias al interior del partido, podrían ser el factor que no le permita al presidente de la República, alcanzar sus objetivos legislativos.

Por último, la lucha por la dirigencia en un partido se explica a partir de convertirse en el factor de equilibrio entre las fuerzas al interior de cada instituto político, pero también, pueden, y constantemente lo hacen, definir algunas candidaturas.

Consecuentemente, la lucha en MORENA tiene como trasfondo, la postulación de candidaturas en el presente proceso electoral, así como en el que se renovará la presidencia de la República.

Veremos en los siguientes días, si la lucha logra disminuir y se encuentra algún punto de conciliación entre los dos candidatos, o bien, si el escenario se mantienen tan complejo que provoque la intervención del presidente, ante lo cual, se podría  canalizar, de nueva cuenta, la titularidad de MORENA en la figura de la Secretaria General, quien al día de hoy cuenta con una legitimidad mayor a aquella que tienen ambos competidores por la presidencia del partido, lo que podría ser la salida más racional frente al choque de los dos candidatos y a los retos que tendrá el partido en el proceso electoral que ya inició.

About Meta Política

Check Also

#ENTRELÍNEAS // Candidatura común en lugar de coalición, ¿tabla de salvación para el Bloque Opositor a Morena?

Héctor Tapia A unos días de que el Partido Acción Nacional (PAN) celebre su Consejo …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *