Home / Capital / Un presunto abuso sexual y 31 golpes acabaron con la vida de Jessica; juez determina feminicidio

Un presunto abuso sexual y 31 golpes acabaron con la vida de Jessica; juez determina feminicidio

América Juárez Navarro

Morelia, Michoacán.- El juez de control Fernando Hernández determinó vincular a proceso por feminicidio a Diego Urik M., luego de considerar que los elementos presentados por la Fiscalía General del Estado establecen la violación a la libertad sexual y dignidad de Jessica González. 

El juez informó que dentro de cuatro meses se llevará a cabo el proceso contra Diego Urik.

En la audiencia que inició a las 11:00 horas de este jueves en el Juzgado Cuarto Penal estuvo presente Diego Urik. Por momentos se mostró nervioso, inclinando la cabeza o solo moviendo las manos. Rapado y con sudadera blanca, se reservó su derecho a declarar mientras el Ministerio Público solicitó al juez Fernando Hernández que se declarara la vinculación a proceso por el delito de feminicidio. 

El argumento de los acusadores: 31 golpes que originaron la muerte de Jessica González, e indicios de abuso sexual al tener escoriaciones en su vagina.

En el Juzgado Cuarto, que se ubica en el antiguo tutelar de menores, hubo un receso de 30 minutos luego de que se diera espacio a los abogados elegidos por Diego. En un inicio se preveía defensores de oficio, pero finalmente se hizo cargo el abogado Marcelo Contreras.

LOS DETALLES DEL CASO

Durante la narración de los hechos y la exposición de los  datos obtenidos por la Fiscalía General del Estado se arrojaron nuevos elementos en el caso. 

El primero de ellos tiene que ver con la existencia de un presunto abuso sexual cometido en agravio de Jessica González. El segundo, el presunto conocimiento que podrían haber tenido familiares y amigos sobre su relación con la desaparición y homicidio desde el día 21 de septiembre. El tercero, el vínculo sentimental que se presume existe entre la víctima y el agresor, pues en versiones de diferentes amigos de Jessica González revelan el enamoramiento de la joven hacia Diego, a quién había conocido en un Festival de Música en Altozano.

Declaraciones de distintas personas, entre ellas dos amigas de Jessica —de nombres Andrea y Anayansi— y de su hermano indicaron que desde hace cerca de un año y seis meses Jessica conoció a Diego y lo había visto a partir de entonces cinco veces.

Una de las amigas explicó que Diego y Jessica mantenían una relación personal y sentimental. Sin embargo, también narró sobre el trato violento que tenía Diego hacia Jessica, ya que incluso en una ocasión la llamó “puta”. 

Pese a ello, ella quería formalizar la relación.

Durante la narración de los hechos y la exposición de los  datos obtenidos por la Fiscalía General del Estado se arrojaron nuevos elementos en el caso. Uno de ellos es el presunto conocimiento que podrían haber tenido familiares y amigos sobre su relación con la desaparición y homicidio desde el día 21 de septiembre.

La narrativa del Ministerio Público estableció la declaración del padrastro de Diego Iván Huerta; Anaid Melgoza, quien se ostenta como su mamá, y Bruno Mañón, padre de Diego y quien negó tener un trato cercano con el victimario pues «solo me buscaba para pedir dinero».

Las versiones de la familia del acusado fueron coincidentes: Diego tenía miedo a ir a declarar tras ver su rostro en redes sociales. También refirieron que el último contacto con el joven fue el 22 de septiembre, y desde entonces no supieron más de él. 

Sin embargo, en todo momento describieron el miedo y nerviosismo que experimentó Diego tras trascender la desaparición de Jessica.

Las versiones de sus amigos Jahir y Diego Sayago también fueron coincidentes. Diego Urik les llamó a las 17:00 horas, y se quedaron de ver en Mirador del campo de Golf de Altozano. En ese momento, describió Diego Sayago, se observó el coche de Diego, pero en el interior se encontraba Jahir quien se bajó al vehículo y se acercó a la cajuela. 

“Se asoma, hace un gesto y se lleva las manos a la cara y mueve la cabeza de manera negativa», dijo. Aseguró que no supo de qué se trataba, pero escuchó que Jahir le señaló: «no te voy a ayudar con tus mamadas”. En respuesta Diego Urik amagó: «Sí se van, van a tener pedos», y acto seguido sacó el bulto de la cajuela y lo llevó con rumbo a la brecha, en donde se presume que fue arrojado el cuerpo de Jessica que quedo expuesto y con claros signos de violencia. Jahir regresó y dijo sentirse mareado.

Por su parte Hannah Suárez, quien se identifica como amiga de Diego, reveló que él la buscó para platicar y cerca de las 11:00 horas del 21 de septiembre, al arribar a su domicilio, Diego le dijo que había terminado con su novia Camila. 

En ese momento, refiere Hanna, Diego olía a tequila.

Ella vio que el coche estaba abierto, por lo que bajó para ver si tenía alcohol ahí. Vio una botella de tequila, y además el carro estaba lleno de lodo y pasto y había una bolsa de color negro tipo basura que ocupaba la mitad del asiento.

También refirió que fueron a cenar a la Taquería El Infierno, y ella le preguntó si había salido con Jessica. La respuesta de Diego fue: «No sé qué hice, no sé lo que hice, no te quiero involucrar en todo esto, no sabía lo que hacía». 

Indicó, asimismo, que en un momento se detuvo a la altura de la avenida Amalia Solórzano y aventó una bolsa de mano con toda la fuerza. Ella le pidió que el le dijera la verdad sobre si estaba involucrado con la desaparición de Jessica, porque sospechaba que así era.

«No sé qué hice, no sé lo que hice, no te quiero involucrar en todo esto, no sabía lo que hacía», le dijo Diego a Hanna.

Durante el desarrollo de la audiencia la Fiscalía General del Estado dio cuenta de la bitácora de salidas del fraccionamiento Bosque Monarca, lugar que es domicilio de Diego y donde presumiblemente habría ocurrido el homicidio.

Según la videograbación del 21 de septiembre, un vehículo polo color gris perteneciente a Diego Urik salió a las 16:43 horas conducida por un hombre de playera negra. A las las 17:38 esta misma persona regresó al fraccionamiento, acompañado por una persona del sexo femenino.

A las 18:46, mientras el carro permanecía estacionado, una persona abrió la cajuela. A los pocos minutos se estacionó un segundo auto de marca Renault con dos personas, quienes ingresaron al domicilio y revisaron el vehículo polo gris.

A las 19:27 salieron ambas unidades, y a las 19:44 el vehículo gris ingresó al inmueble. El vehículo Renault se retiró del lugar y regresó a las 22 horas. Uno de los ocupantes del Renault se acercó al polo gris, y se introdujo una bolsa de basura al vehículo polo. A las 11 horas ingresó el carro Renault con una conductora del sexo femenino.

PIDEN FEMINICIDIO

La Fiscalía pidió que el crimen fuese considerado feminicidio, pero el abogado defensor argumentó que no existían elementos para tal propósito toda vez que Jessica y Diego mantenían una relación personal. 

La defensora de la víctima refutó lo dicho y sostuvo que juzgar la vida de la víctima no tiene nada de trascendental en el caso, porque además existen elementos para considerarlo como feminicidio. 

Por su parte el juez Fernando Hernández señaló que se adujo a este tema porque fueron los datos que ofreció la Fiscalía General del Estado.

De igual manera, el Ministerio Público señaló que existen elementos establecidos en el Código Penal del Estado para considerarlo feminicidio, como es la exposición del cuerpo ya que fue encontrado con sus partes íntimas expuestas, sin pantalón y ropa interior y la blusa levantada. Además resaltó los golpes en varias partes del cuerpo, incluyendo la cara, el abdomen y la vagina.

About Meta Política

Check Also

La atención a estudiantes víctimas es una prioridad para Becas Benito Juárez

Redacción Se atiende a casi 3 mil becarias y becarios que han sido víctimas de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *