Home / Opinión / #ENTRELÍNEAS // Morón, el puerto y el 2021

#ENTRELÍNEAS // Morón, el puerto y el 2021

Héctor Tapia

¿Qué significará el puerto para el siguiente periodo de gobierno?, ¿se incluirá en la próxima relación entre gobierno del estado y el gobierno federal?, son preguntas que se han planteado, no de ahora, sino desde hace tiempo en la agenda económica del estado.

Por ahora, el puerto michoacano vive un momento de incertidumbre. Se debe a varios factores que tienen que ver fundamentalmente con el desarrollo económico.

Tras la cancelación de las Zonas Económicas Especiales de todo el país, que se decretaron con el gobierno anterior, una de ellas para el puerto de Lázaro Cárdenas, se vino abajo el sueño porteño de un proyecto de gran calado de desarrollo económico para esa región, que serviría a su vez para materializar la esperanza que los pobladores han acumulado por años.

La cancelación que se dio fue porque, según fuentes del gobierno federal se crearon dichos proyectos para favorecer a unos cuantos, y con un capital exorbitante imposible de alcanzar por inversionistas nacionales, y por tanto no era posible continuar con esos proyectos.

Sigue latente la presentación de algún proyecto de desarrollo económico para el puerto michoacano. No se sabe si es la apuesta por una Zona Libre Fronteriza, o si algún otro se habrá de concretar.

Lo cierto es que la preocupación en la clase empresarial del estado, así como en la población, es vigente.

Bueno, con este contexto, el domingo pasado Raúl Morón Orozco estuvo en la ciudad portuaria. Ahí tuvo reuniones semiabiertas y privadas; se reunió con empresarios de la región, con representantes de los constructores, de la cámara de comercio, arquitectos, legisladoras.

Este primer encuentro fue semiabierto, y se plantearon diversas preocupaciones de los distintos sectores que forman parte de la iniciativa privada representativa de la región de Lázaro Cárdenas.

Sin embargo, de manera adicional, Morón Orozco sostuvo un encuentro con perfiles empresariales y políticos de la región, como lo son el ex candidato Mariano Ortega y el también empresario Roberto Campos.

No fueron encuentros oficiales, y aunque se dieron en el marco del día “de descanso” del alcalde moreliano, estos se desarrollaron como parte de la construcción de una agenda del presidente municipal, de acercamientos con distintos sectores, ante su búsqueda por la postulación en la ruta por el gobierno del estado.

Las preocupaciones planteadas van en este mismo sentido, qué va a pasar con el puerto michoacano, se le apostará o no. Les preocupa la generación de empleos, y la proyección del puerto michoacano para la atracción de empleos, una promesa postergada sexenio tras sexenio.

De entrada, los planteamientos ya están hechos. Es parte de un primer acercamiento del sector empresarial. Raúl Morón no es ni el gobernador ni siquiera el candidato todavía, pero ya está generando los correspondientes acercamientos, escuchando las partes en la ruta de conformar su agenda. Lo cierto es que regiones como las de Lázaro Cárdenas han estado en el olvido y requiere no sólo respuestas, requieren proyectos que les devuelvan la esperanza de desarrollo, más para un polo que por sus características puede significar la reactivación económica del estado, más en medio de una pandemia.

About Héctor Tapia

Check Also

#OPINIÓN // 2021: El proceso de las mujeres

Por: Oscar Carbajal Pérez Las mujeres nos han demostrado la cantidad de acciones que se …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *