Home / Opinión / OPINIÓN / Autismo Democrático y Racional

OPINIÓN / Autismo Democrático y Racional

Humberto Urquiza Martínez

En la antesala del inicio del proceso electoral, el INE está llamando la atención y pareciera que más allá de su rol jurídico e incluso político. El debate sobre la democracia y la presupuestación racional en los institutos electorales locales, son temas en los que el órgano nacional está perdiendo la brújula.

En días pasados y producto del festejo que realiza el gobierno federal por el triunfo obtenido hace dos años, se produjeron una serie de posicionamientos sobre el origen y naturaleza de la democracia, en los cuales, llamaron la atención los señalamientos del titular del INE, quién enfático expuso, en qué consiste, para él, el proceso de construcción de la democracia, la importancia del INE y de su autonomía para la democracia. Si bien, el INE es importante y fundamental en la democracia, no son sinónimos, pretender ello, sería una visión minimalista e infructuosa en la comprensión de la democracia como condición de vida, no como instituciones, que por más que puedan ser ciudadanas, la democracia no puede ser vista como algo tan pequeño, por grande que es la función y estructura del órgano nacional. La democracia necesita ciudadanos demócratas y sobre todo autoridades demócratas.

La democracia es un proceso social y político que no tiene fechas exactas de inicio, pero tampoco, tiene instituciones que la patenten, asumirse como tal solamente es desconocerla.  Peor aún, pretender el carácter indispensable de una institución para la existencia de la democracia, sólo es despreciar la democracia como participación ciudadana. Basta con revisar algunos modelos democráticos en donde las elecciones son procesos simples, e inclusive en otros, no existen instituciones propiamente electorales. Por ello, pelear por la democracia, más que pugnar por su estabilidad, distrae el sentido de las instituciones.

En la misma postura, pero en otro tema, a finales de la semana pasada el INE emitió un comunicado prácticamente regañando y dando línea a los institutos electorales locales en la creación de su presupuesto, violando su autonomía.

El INE hace muy bien en cuidar los recursos que se pedirán en las elecciones locales, en las cuales el INE es responsable de su organización en temas como integración e instalación de las casillas, capacitación electoral, fiscalización, entre otras. Sin embargo, el comunicado deja ver varias cosas:

  1. La disposición que el INE siente tener sobre los Oples – institutos electorales locales-, ya que les instruye qué hacer y cómo hacerlo. De igual forma, considera a los consejeros electorales locales como parte de su institución en grado inferior, a grado de marcarles el camino.
  2. La propiedad de la racionalidad. Uno de los debates más fuertes que se ha tenido con el INE y el gobierno Federal, es el tema de la falta de austeridad en montos de ingresos de consejeros y áreas técnicas, así como otros rubros del presupuesto del INE, momento en el cual, no cabe pensar que el órgano electoral nacional es irracional, ellos no.
  3. Presunción de irracionalidad en los institutos locales electorales, que sin duda pueden existir y si el INE conoce de algunos excesos, deberá de denunciarlos.
  4. Falta de conocimiento de los procesos de presupuestación y fiscalización, ya que el presupuesto de los institutos locales pasa por el Ejecutivo de cada Estado -que normalmente le disminuye un porcentaje- y posteriormente, lo aprueba el Congreso del Estado -también con la tendencia a la reducción-. Por otro lado, están las Auditorias Superior del Estado y Federación, que intervienen en los procesos de comprobación del gasto. Eso sin tomar en cuenta los órganos internos de control que, recordemos, ya son nombrados por el Congreso, por lo que salen del control de los titulares de los institutos electorales locales.

Todo lo anterior, es la vieja postura del derecho del enemigo: todos los que estén en contra y distantes de los criterios propios, son anti-demócratas e irracionales.

El proceso electoral está por iniciar y parece que quien debe de atemperar el calor político, solamente lo está calendando.

About Meta Política

Check Also

OPINIÓN // ¿De quién es la culpa?

Por: Jorge Luis Hernández La publicación de los datos económicos publicados ayer, 30 de julio, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *