Home / Opinión / #ENTRELÍNEAS // Los últimos días de Víctor Silva y lo que viene para el PRI

#ENTRELÍNEAS // Los últimos días de Víctor Silva y lo que viene para el PRI

Héctor Tapia

El Partido Revolucionario Institucional (PRI) está frente a uno de los retos más importantes de cara al proceso electoral que está por iniciar dentro de poco más de dos meses.

El viernes perece la vigencia de la ampliación de 90 días que se le dio a Víctor Silva Tejeda como dirigente estatal del Partido Revolucionario Institucional (PRI), y aunque se han instalado ya una serie de diálogos entre la dirigencia nacional y diversos actores michoacanos del partido, todo apunta a que este partido librará el proceso electoral venidero con un Presidente Provisional.

Víctor Silva Tejeda no sólo no quiere continuar, sino que tampoco podría seguir al frente del partido; él tiene su propio proyecto político, dado que es uno de los perfiles que podrían ser apuntalados como candidato al gobierno del estado.

Y aunque la designación de un presidente provisional está en manos exclusivas del Comité Ejecutivo Nacional, y que no depende necesariamente de consensos con los distintos grupos, se ha abierto el diálogo en días pasados con los distintos grupos o equipos políticos, para escuchar a las partes.

La figura de Presidente Provisional tiene una vigencia de dos meses, por lo que todo apunta a que una vez que Silva Tejeda deje la dirigencia el próximo viernes, se dejará un vacío en el partido por varios días, para que el que sea designado alcance su vigencia hasta que haya iniciado el proceso electoral y por tanto éste sea el que dirija los esfuerzos de organizar al partido durante el proceso y entonces, una vez concluido el mismo, ahora sí retomar las actividades enfocadas a esta renovación que se requiere.

A Silva Tejeda se le venció formalmente su periodo el 2 de abril pasado, y se dio una ampliación de 90 días; el cual, se vence el viernes.

De manera adicional el PRI en Michoacán enfrenta otras atenuantes, y son las impugnaciones existentes ante los tribunales electorales por la renovación del Consejo Político Estatal, que aunque no se ha llegado al final de la cadena impugnativa, cabe la posibilidad de que se pueda echar abajo o revertir al consejo que ya quedó avalado.

Esto tiene relación directa con la dirigencia estatal, porque sólo el consejo puede emitir la convocatoria para la renovación de la presidencia del Comité Directivo Estatal, aspecto que por los tiempos  no sería una apuesta por el Comité Ejecutivo Nacional.  

Al interior del partido se refiere que el mismo CEN, que encabeza Alejandro Moreno, no se arriesgaría a impulsar o avalar un proceso de renovación de manera estatutaria vía elección, por las impugnaciones existentes al consejo sino porque generaría mayores confrontaciones al interior del partido.

A su vez, esto derivará en otra serie de retos, porque los Comités Directivos Municipales tampoco se han renovado, están vencidos, siendo esta una de las primeras tareas que tendrá el presidente provisional, que se prevé asuma o sea designado hasta la siguiente semana.

About Héctor Tapia

Check Also

OPINIÓN / Autismo Democrático y Racional

Humberto Urquiza Martínez En la antesala del inicio del proceso electoral, el INE está llamando …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *