Home / Opinión / Esfera Pública / Una transformación más limpia.

Esfera Pública / Una transformación más limpia.

Por Christián Gutiérrez.

Una transformación más limpia en México es lo que estamos viendo, y no es aquella que etiquetan como “La Cuarta”, o “tres anteriores”. Una transformación más limpia, es la que se vive desde el pasado ocho de marzo, Día Internacional de la Mujer, la cual toma aún fuerza y matices este día nueve de marzo, día del Paro Nacional: “Un día sin nosotras”.

¿Por qué hablo de una transformación más limpia en México? Porque lo que están provocando las mujeres del país, es iniciar la reflexión y un debate mucho más serio acerca de una deconstrucción y un repensar la otredad, en este caso, reconfigurar al sujeto llamado hombre mexicano y sus ideas de vida y conducta.

Por siglos -hace 40 mil años a.C. cuando aparece en el planeta tierra el homo sapiens de la era cuaternaria-, las estructuras comunitarias y las ideas de los seres humanos han tenido como característica, el entender al hombre como el fuerte, el proveedor, el más pensante y el líder de las grupos. Hasta la fecha, así se ha desarrollado -en términos generales- el ser humano y de ahí la presencia en el siglo XXI de las supraestructuras, las estructuras y las infraestructuras machistas.

Lo que hemos visto en México a partir del pasado ocho de marzo, es un movimiento que muestra la fuerza real de las mujeres mexicanas y las michoacanas.

¿Qué tendría que señalar para dimensionar la fuerza de las mujeres michoacanas? A manera de datos duros: con el paro en Michoacán de este día nueve de marzo en el que las mujeres se ausentaron de sus actividades productivas, de cada 10 hogares, tres se quedaron ausentes de mujeres que son jefas de familia, y en sectores como el de educación, salud y turismo, Michoacán vio ausente el 60% de todo su personal.

Un dato más: poco más de 50 mil mujeres de las estructuras del Gobierno de Michoacán (poco más de la plantilla laboral total), hicieron paro de actividades este día, lo cual demuestra que existe un aparato burocrático poderoso y con mujeres que permiten que las cosas sucedan activando el sector gubernamental.

Como botones de muestran, aquí está la fuerza de las mujeres michoacanas y me parece acertado que el Gobernador de la entidad sea solidario con aquellas que decidieron parar este día, para gritar “basta de tanta violencia”.

Lamentablemente, ha sido diferente en el Gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador, ya que sus integrantes desde un principio, no supieron leer, aquilatar y visionar lo que se les venía encima. Inclusive, el Presidente aún insiste en matizar la importancia y fuerza de las mujeres mexicanas y su movimiento, ya que sigue diciendo que todo es parte de una estrategia de los conservadores para “desestabilizar a su gobierno”. Nada más lamentable que decir esto.

El Presidente de México continúa ensimismado en una “paternidad” de la resistencia civil pacífica y del abordaje de la plaza pública en el país. Sigue pensando que solo él y algunos de sus servidores (públicos) de primer nivel, tienen la legitimidad para movilizar masas en contra de gobiernos ineficaces.

El Gobernador de Michoacán aceptó desde un principio la circunstancias difíciles de las mujeres michoacanas, lo cual lo muestra sensible, pero ahora también se le debe exigir que disminuya la impunidad en contra de las michoacanas. Las mujeres michoacanas tienen un Gobernador sensible con sus movimientos, pero también las mujeres necesitan mejores resultados en materia de seguridad pública y de procuración e impartición de justicia.

El Presidente de México aún hace visible las resistencias que existen en su estructura mental y cultural. No pudo y no creo que pueda aceptar lo que está pasando.

El Rey va desnudo y miles o millones lo han visto. Sale y entra de Palacio Nacional y no se da cuenta lo que pasa. Lo peor, es que su gente observa la desnudez y guardan silencio por temor o por complicidad, creyéndose que su pretendida Cuarta Transformación va bien.

En mi opinión, surgió ya una transformación limpia y mucho más poderosa.

Es como un café, con aroma de mujer.

Son las mujeres mexicanas que “hoy salieron a marchar, y mañana podrían salir a votar”.

* El autor estudia la maestría en Comunicación, tiene estudios de doctorado en Política, de maestría en Neuromarketing y de maestría en Ciencia Política.
www.esferacomunicacionestrategica.com.mx

mail: christiangutierrezalonso@gmail.com

About Héctor Tapia

Check Also

#ENTRELÍNEAS // ADN Michoacán… Los costos de un mal cálculo.

Por Héctor Tapia La expresión Alternativa Democrática Nacional (ADN) podría estar en vías de extinguirse …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *