Home / Opinión / #ENTRELÍNEAS // El «innecesario» desencuentro entre el Consejo y la Dirigencia de Morena

#ENTRELÍNEAS // El «innecesario» desencuentro entre el Consejo y la Dirigencia de Morena

Héctor Tapia

Algo pasa en Morena Michoacán. No es menor el desencuentro entre el Consejo Político y la Dirigencia Estatal. El origen del desencuentro y la confrontación: el extrañamiento a los actores que figuran como posibles candidatos al gobierno del estado por este partido.

El extrañamiento se dio en el marco de la sesión del Consejo Estatal, que si bien no estaba en el orden del día, se trató en el cierre de la misma; fue aprobado el mismo, varios consejeros de Morena lo han confirmado y reiterado, uno de ellos el Secretario General de la dirección ejecutiva, Martín López, con la finalidad de pedir  a varios actores que no se promocionaran como posibles aspirantes por el partido. Fue un llamado de atención.

El  punto obedece a dos razones: 1) no son los tiempos de hacer promoción electoral; y, 2) no son militantes de Morena. Razones que en líneas más adelante desarrollaré.

Los actores a quienes se dirigió este extrañamiento: Cristóbal Arias Solís, Senador de la República; Raúl Morón Orozco, presidente municipal de Morelia; Víctor Báez Ceja, presidente municipal de Pátzcuaro; y, José Manuel Mireles Valverde, funcionario federal.

En contraparte, la dirigencia estatal, o el delegado nacional en funciones de dirigente, Sergio Pimentel Mendoza, se aferró a decir que no hubo tal extrañamiento.

¿Por qué mentir?, ¿por qué discrepar con la determinación del Consejo?

El Consejo Político de todos los partidos políticos es el órgano de dirección política de mayor peso al interior del mismo, en él está representada la “pluralidad” de las visiones políticas, o en teoría así debería de ser o funcionar.

Es decir, ¿hay dos visiones políticas adversas al interior de Morena?

¿Qué alcances y consecuencias tiene una división de este tipo?

No es menor este desencuentro porque evidencia un “pleito” que debería ser “innecesario” para un partido que busca consolidarse como fuerza política, y lo único que refleja es que es un partido que está partido.

Osvaldo Ruiz Ramírez, ex regidor, y aspirante a dirigir al partido, dijo que Morena Michoacán pasa por un momento crítico, derivado de su proceso de renovación directiva, a nivel nacional y estatal, y en parte esta situación queda manifiesta con estas posiciones encontradas.

Es normal que al interior de un partido haya visiones políticas distintas, es parte de la democracia; lo que no es normal, es que haya un desconocimiento de los acuerdos tomados por uno de los órganos políticos de mayor relevancia como lo es el Consejo. En el terreno de los hechos, en la práctica, es un desconocimiento de la vida institucional del partido. Esto no es menor.

Retornando a los dos puntos que originaron el extrañamiento y que están interligados; en el primero, son actores que han sido contemplados en mediciones, y esto se une con lo segundo, estos llegaron a sus correspondientes cargos (salvo Mireles) como candidatos externos de Morena, aspecto que en su momento –a pesar de ciertas resistencias que pudieron generarse- se terminó respaldando por el mismo partido; así que esta no será limitante, en su momento, para que el partido decida impulsar a cualquier figura que represente al proyecto, aunque no milite.

About Héctor Tapia

Check Also

ÓRBITA / La Rebelión

Por Patricia Padrón Ahora si que la rebelión de siete Gobernadores contra “el sistema” viene …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *