Home / Michoacán / REPORTAJE / En la discrecionalidad y opacidad, opera Comunicación Social del Gobierno de Michoacán

REPORTAJE / En la discrecionalidad y opacidad, opera Comunicación Social del Gobierno de Michoacán

La Coordinación de Comunicación Social del gobierno de Michoacán no exhibe datos precisos del gasto en difusión, publicidad o contratos con medios. La dependencia afirma que desde 2015 en realidad no hay ningún contrato de ese tipo, pero esa versión es poco creíble. Si bien no es posible asegurar una mala utilización de los recursos públicos, los frecuentes dispendios para promocionar la imagen de Michoacán, o la del propio gobernador, hacen pensar que en realidad la dependencia encabezada por Julieta López Bautista no es todo lo transparente que asegura ser.

Por Eduardo Pérez Arroyo

Morelia, Michoacán.- Ni el desglose de gasto, ni el detalle de cualquier posible relación con medios de comunicación, ni la cifra que costó que el gobernador del estado confesara sus anhelos a revistas nacionales de farándula: el detalle de los convenios, contratos o gastos relacionados a la contratación oficial de medios de comunicación para efectos de difusión no existe en las plataformas oficiales.

En rigor, la Coordinación General de Comunicación Social del Gobierno del Estado de Michoacán tiene cero en transparencia.

Los montos destinados a difundir la obra del Gobierno del estado sí aparecen en los documentos que indican los presupuestos oficiales de cada año. Sin embargo, la información se subdivide en varios ítems, y en la práctica resulta casi imposible saber con certeza cuánto destina realmente la administración perredista a publicitar sus obras y acciones.  

La falta de transparencia la confirma el Instituto Mexicano Para la Competitividad (IMCO), que el pasado 29 de octubre indicó que Michoacán, Ciudad de México y Chiapas son los estados menos transparentes en varios rubros, entre ellos el de gastos de comunicación (en una investigación que fue objetada por el gobierno del estado).

El hecho es que los gastos de difusión o publicidad en los años 2017, 2018 y 2019 no aparecen en la Plataforma Nacional de Transparencia ni en la página del propio gobierno del estado.

En la práctica, esta omisión en la exhibición de la información implica que la utilización de los recursos públicos para pagar a medios de comunicación tiene un carácter estrictamente discrecional.

O lo que es lo mismo: las autoridades de la Coordinación General de Comunicación Social pueden decidir en qué y a quién destinan el dinero emanado del bolsillo de los michoacanos, sin transparentar en qué, ni cómo ni a quién contrata. 

“NO HAY GASTOS”

Según una nota del portal Morelia Activa, fechada el 19 de julio de este año, tras solicitar vía oficio de transparencia la información sobre los adeudos del gobierno del Estado de Michoacán con los medios de comunicación locales y lo que se había invertido en medios nacionales la respuesta fue que no se habían signado convenios ni existían adeudos.

“No se localizaron documentos y/o instrumentos suscritos que infieran adeudos a cargo de esta Dependencia, durante el periodo comprendido de 1 de octubre de 2015 al 30 de junio de 2019. (Asimismo) en el último trimestre del ejercicio fiscal 2015, en los ejercicios fiscales 2016, 2017, 2018 y en el primer semestre del ejercicio fiscal presente 2019, no se localizaron erogaciones realizadas a medios de comunicación nacionales con cargo a esta Unidad Programática Presupuestaria 005 Coordinación General de Comunicación Social”.

Pero la respuesta sobre esas erogaciones inexistentes tiene poco sentido si se considera que algunas acciones del Gobierno del Estado aparecieron destacadas en medios impresos nacionales como Excélsior.

Y menos aún tienen sentido si se recuerda que al menos en 2017 y 2018 el gobernador Silvano Aureoles apareció en las revistas de circulación nacional Caras y Vanidades.

La aparición del gobernador coronó una ya larga tradición. Entre el 9 y el 13 de noviembre de 2015 (dentro del periodo en el cual la Coordinación de Comunicación Social asegura no haber utilizado dinero en publicidad o difusión) el programa “Hoy” de Televisa fue transmitido desde diversas zonas de Michoacán, y la emisión final del ciclo michoacano realizado en Morelia contó con la presencia del propio gobernador. El contrato incluyó también emisiones del programa “Sabadazo” y cápsulas del conductor Nicolás Alvarado.

Entonces, según afirmó el portal Monitor Expreso en base a una versión oficial conseguida vía ley de Transparencia, el costo total por los programas fue de 10 millones de pesos.

CORTESÍA MONITOR EXPRESO

Este medio hizo el ejercicio de buscar los datos sobre los gastos que implican esas apariciones en las páginas web oficiales. Resultó infructuoso: la información no aparece por ningún lado.

Ni en la página del Gobierno del Estado de Michoacán (http://michoacan.gob.mx/), ni en la de la Dirección de Transparencia y Acceso a la Información del Poder Ejecutivo del Estado de Michoacán (http://laip.michoacan.gob.mx/), ni en la del Instituto Nacional de Acceso a la Información (https://consultapublicamx.inai.org.mx/) existen datos.

EL DETALLE

El documento “Anexos del decreto que contiene el presupuesto de egresos del gobierno del estado de Michoacán de Ocampo para el ejercicio fiscal 2016” muestra que los dineros destinados a difusión se utilizan de varias maneras distintas: el ítem “Difusión de las Acciones de Gobierno a la Ciudadanía” aparece cinco veces a cargo de al menos cinco subdependencias distintas.

Estas subdependencias son Oficina del Coordinador, que ­–de acuerdo con el documento­– destina a difusión un total de 14 millones 470 mil 065 pesos; la Dirección de Información, que destina 34 millones 640 mil 519 pesos; la Dirección de Difusión, con 5 millones 051 mil 773 pesos; la Dirección de Investigación y Estrategia de Medios, con 2 millones 945 mil 691 pesos; y la Delegación Administrativa, con 5 millones 994 mil 565 pesos.

La suma de esas cifras arroja exactamente los 63 millones 102 mil 613 pesos totales destinados para la Coordinación General de Comunicación Social en ese año.

En el año 2017 la situación es similar.

El documento “Presupuesto de Egresos Ejercicio 2017, Programa Operativo Anual” también divide los fondos en las mismas cinco partes. Los ítemes de difusión de acciones de gobierno son 15 millones 890 mil 388 desde la Oficina del Coordinador; 13 millones 115 mil 293 desde la Dirección de Difusión; 23 millones 621 mil 216 desde la Dirección de Información; 2 millones 690 mil 291 desde la Dirección de Investigación y Estrategia de Medios; y 5 millones 469 mil 530 desde la Delegación Administrativa.

La suma de esas cifras también arroja el total de dinero asignado a la Coordinación de Comunicación Social ese año, que fueron 60 millones 786 mil 718 pesos.

En cuanto a los años 2018 y 2019, los respecticos decretos que contienen el presupuesto de egresos del Gobierno del Estado de Michoacán se limitan a indicar que la Coordinación General de Comunicación Social tuvo en 2018 un presupuesto de 62 millones 890 mil 741 pesos, y en 2019 un total de 62 millones 297 mil 550 pesos.

Es decir, en la práctica la Coordinación General de Comunicación Social no desglosa su gasto en difusión, publicidad o convenios con los medios. En la actualidad resulta imposible saber cómo y en qué utiliza el dinero la dependencia.

EL JINETE HOT

La supuesta austeridad en gastos de comunicación social, que su titular Julieta López Bautista ha destacado en diversas ocasiones, no ha impedido que el gobernador Silvano Aureoles tenga presencia destacada en medios locales y nacionales.

En julio de 2017 el gobernador fue portada de la revista Caras, propiedad de Televisa Ediciones. La Coordinación de Comunicación Social de Michoacán jamás aclaró el monto ni el origen del dinero utilizado para que el gobernador presumiera sus anhelos más íntimos a todo el país.

Sin embargo, facturas en poder de este medio, de una fecha similar a la aparición de Silvano Aureoles, indican que el costo por aparecer en apenas dos páginas de Caras puede llegar hasta los 450 mil pesos.

No fue lo único. Un mes antes, en la edición de junio de 2017, el gobernador Silvano Aureoles apareció como uno de los 20 papás más hot a nivel mundial, exhibiendo su sensualidad junto a personajes internacionales como Brad Pitt, Ryan Gosling, David Beckham y Roger Federer.

Pero la imagen del gobernador de Michoacán no quedó solo ahí. En julio de 2018 Silvano se destacó como “El eterno jinete de la vida” en la revista Vanidades, desde donde deslizó trascendentales declaraciones para los michoacanos como su amor platónico por Julia Roberts, su cruzada contra la injusticia y la inequidad y su gusto por la música de Los Tigres del Norte.

El pasado 22 de septiembre el Gobierno del Estado de Michoacán publicó en el Periódico oficial el “Acuerdo por el que se establecen los lineamientos generales para el registro en el padrón de medios de comunicación impresos, digitales, electrónicos y alternativos”, que en teoría dotó a la entidad de una de las legislaciones más avanzadas en el país.

El Artículo 1 del documento, cuya observancia es obligatoria para las dependencias, entidades y coordinaciones de la administración pública estatal, menciona explícitamente que:

“(…) tiene por objeto difundir las obras y acciones de gobierno; prohibir la promoción personal del Titular del Ejecutivo del Estado y de cualquier otro servidor público; y delimitar los contenidos susceptibles de publicidad a aquellos de claro interés público (…)”.

Pero al momento en que Silvano Aureoles posicionó su imagen por las revistas de papel couché este acuerdo no estaba vigente. Hasta hoy muchos sectores se preguntan qué interés público pudieran tener los gustos musicales, las fotos de sus hijas o las disquisiciones sobre vida privada del gobernador.

IMCO: MICHOCÁN, MAL

El “Índice de Información Presupuestal Estatal 2019” publicado recientemente por el IMCO deja en muy mal pie a Michoacán. Según la investigación, la entidad no desglosa el gasto en comunicación social durante los años 2018 y 2019, aunque admite que sí se hizo de manera adecuada durante los años anteriores.

Respecto de la metodología utilizada, el IMCO establece que “de conformidad con (…) la Ley General de Contabilidad Gubernamental, las entidades deben publicar los recursos destinados a comunicación social. Una buena práctica consiste en publicar el monto total destinado a comunicación social, así como el desglose de cada uno de sus componentes”.

La investigación del IMCO, sin embargo, fue objetada públicamente por el Gobierno del estado de Michoacán. A través de un boletín, la administración aseguró que “(los) criterios que el IMCO considera como sugerencia o “buena práctica” por aplicar (…) no constituyen una obligación prevista en la Ley General de Contabilidad Gubernamental y demás normatividad regulada por el Consejo Nacional de Armonización Contable”.

Según el boletín, “la CONAC es el organismo con la validez oficial para llevar a cabo la evaluación de las entidades federativas”, y cita un informe en el cual el gobierno del estado efectivamente aparece con un 93% de calificación promedio, aun cuando el documento no desglosa cómo se promedia esa cifra. 

Entre algunos michoacanos llamó la atención, sin embargo, que el reporte negativo del IMCO solo apareciera en medios nacionales como Forbes, El Financiero, El Sol de México, El Economista y Animal Político, mientras que pasó desapercibido para la prensa local con excepción de los portales Noventa Grados, Metapolítica y Revolución3.0.

En contraste, el boletín sobre el tema enviado por el propio gobierno estatal apareció al menos en los medios michoacanos Respuesta Michoacán, A Tiempo Noticias, El Independiente de Zamora, Primera Plana, El Clarín Diario, Quadratín, Mi Morelia, Periódico La República, Metapolítica, Michoacán en Línea, Víctor Americano, La Z Noticias, Michoacán Imparcial, Red 113 Michoacán y Las Tarascas Noticias.

“Es evidente que el gobierno del estado de Michoacán dicta las pautas a los medios locales”, indica a este medio una editora local que pide reservar su identidad. “Uno de estos portales, incluso, primero subió la nota sobre la mala calificación de Michoacán, pero horas después la bajó”.

Hechos anteriores confirman el supuesto control al que la Coordinación de Comunicación Social somete a los medios michoacanos. En febrero de 2017 se viralizó un anuncio en el cual la propia titular de la dependencia, Julieta López, presionaba al reportero del portal Monitor Expreso, Jairo Cerriteño Ojeda, para “ayudarla” acerca de una nota sobre el gobernador.

“Como demuestra el citado audio, del cual nunca fui enterada ni di mi consentimiento para ser grabada, en ningún momento solicité al periodista quitar la nota informativa” respondió en días siguientes la propia Julieta López Bautista luego que el portal Artículo19 exhibiera el tema. “Ese señalamiento es absolutamente falso y difamatorio. En el diálogo con el periodista expuse el contexto de la información”.

El contenido del audio, sin embargo, deja poco espacio para las interpretaciones.

“Quería comentarlo contigo, ¿no? Ver si había una posibilidad de que nos ayudaras con eso. Sí, en el manejo de la nota. (…) Pero tú ve ahí, si es que se puede hacer algo, pedirte de favor, que yo también tendré en cuenta en cualquier situación también que se presente. ¿No?”, le dice López Bautista al reportero.

Tras los hechos, Artículo19 reportó que “el 17 de febrero (de 2017), sin motivo aparente, se canceló de forma definitiva el programa de radio de Jairo Cerriteño Ojeda, director de Monitor Expresso, después de que el medio no bajara una nota a petición implícita de Julieta López, coordinadora de Comunicación Social del gobierno estatal”.

Mientras tanto, otros informes recientes del IMCO también dejan mal a Michoacán respecto del gasto en Comunicación Social durante la actual administración.

El documento “Índice de Información del Ejercicio del Gasto 2018. Presupuestos estatales: simulación y discrecionalidad” estableció que en 2018 Michoacán sobrepasó en 72% el presupuesto aprobado para Comunicación Social. (link, https://imco.org.mx/wp-content/uploads/2018/10/Fichas-por-estado-IIEG-2018.pdf). A su vez, el informe correspondiente al 2017 arrojó un 49% de sobrepaso en el gasto. (link https://imco.org.mx/wp-content/uploads/2017/11/FichasPorEstadoIIEG2017_121117.pdf)

HECHO PARA CONFUNDIR

Ante la dificultad en encontrar las cifras del gasto en publicidad este medio contactó al diseñador Jorge Arriola Padilla, quien tiene años de experiencia en diseño y operación de páginas web. La idea fue que en su calidad de conocedor de contenidos web asesorara a Metapolítica a la hora de encontrar la información deseada.

Tras navegar por la página de Transparencia del estado de Michoacán, el profesional aseguró que le resultó altamente complejo recabar cualquier dato.

—En teoría, la información debe ser accesible y expedita —comentó—. Pero en la práctica resulta un proceso largo y confuso, y si no se tienen los conocimientos básicos de navegación puede ser difícil encontrar algo.

—En la práctica, ¿es improbable pensar que cualquier persona en el mundo puede acceder fácilmente a la información?

—Es correcto, porque la página no es intuitiva ni tampoco existe una guía de búsqueda que te indique cómo acceder a los datos.

Arriola Padilla también objeta la falta de elementos humanos que asesoren durante el proceso.

—En la actualidad muchos sitios institucionales tienen un chat de ayuda, incluso con personas reales que atiende cualquier consulta para evitar perderte en la maraña de ventanas. Pero nada de eso existe aquí. 

El artículo 8 de la ley de Transparencia, Acceso a la Información Pública y Protección de Datos Personales del Estado de Michoacán de Ocampo establece que “son sujetos obligados a transparentar y permitir el acceso a su información y proteger los datos personales que obren en su poder: cualquier autoridad, entidad, órgano y organismo de los poderes Legislativo, Ejecutivo y Judicial (…)”.

A su vez, el artículo 2 indica que “(los sujetos obligados deben) asegurar la transparencia y la rendición de cuentas (…) a través de la generación de información sobre sus indicadores de gestión y del ejercicio y manejo de los recursos públicos, mediante la publicación completa, veraz, oportuna, confiable y comprensible a todas las personas”.

Finalmente, los artículos 11 y 13 indican que “toda la información en posesión de los sujetos obligados será pública, completa, oportuna y accesible, sujeta a un claro régimen de excepciones que deberán estar definidas y ser además legítimas y estrictamente necesarias en una sociedad democrática”, y que “en la generación, publicación y entrega de información se deberá garantizar que ésta sea accesible, confiable, verificable, veraz, oportuna y atenderá las necesidades del derecho de acceso a la información de toda persona”.

Pero la poca información disponible de los gastos de Comunicación Social no es completa, comprensible, accesible ni verificable.

O lo que es lo mismo: nadie sabe en qué se gasta el dinero la Coordinación de Comunicación Social.

About Meta Política

Check Also

Federación entrega pagos a productores michoacanos por seguro catastrófico

Redacción Gobiernos coordinan esfuerzos a favor del campo. Tarímbaro, Michoacán a 06 de noviembre de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *