Home / Opinión / OPINIÓN / Dinero y política, nuevo paradigma

OPINIÓN / Dinero y política, nuevo paradigma

Humberto Urquiza Martínez

En una democracia moderna la existencia de los partidos políticos es indispensable, ya que se presentan como el espacio para la representación política.

En el caso del sistema político mexicano la representación política requirió de competitividad electoral a partir de un modelo de financiamiento público para poder reposicionar a las fuerzas minoritarias en un contexto de un partido hegemónico, el cual tenía el control en la postulación de candidatos y por tanto, de los diversos órdenes y espacios de gobierno.

Con el fortalecimiento del sistema de partidos a partir de condiciones efectivas de competitividad, se logró equilibrar las diversas posturas de los institutos políticos, generando la posibilidad real del acceso al poder por parte de cualquier partido y candidato.

Con la evolución del sistema de representación, se incorporaron las candidaturas independientes los cuales han logrado mostrar que el financiamiento privado puede estar sobre el público como una nueva vía para el financiamiento de campañas.

Las experiencias en el Estado de Nuevo León, en los Municipios de Morelia, hoy en  Queréndaro, Peribán entre otros, demuestran que el acceso al poder se puede llevar a cabo mediante el financiamiento privado sobre el público, sin alterar la naturaleza de la competencia electoral y de los límites en el uso de recursos públicos.

Ello no ha alterado el sentido de la representación ni la naturaleza del gobierno respectivo, como tampoco ha roto los esquemas de los limites en el financiamiento privado de actividades electorales, esto último en tanto el INE ha fiscalizado esas campañas revisando el origen de los recursos privados, sin encontrar elementos ilegales que puedan generar incertidumbre o algún rastro de ilegalidad en el fondeo de dinero y por el contrario, podemos encontrar en esos ejemplos, hechos y argumentos que hacen pensar en la posibilidad real de un cambio en el paradigma político relativo a la relación entre política, gobierno y dinero.

Los hechos han podido generar argumentos para transitar a un nuevo modelo de financiamiento en campañas, lo que se puede extender a toda actividad político electoral, con lo que se puede incidir en nuevos valores de la cultura política que desvincule el recurso público como principal fuente de financiamiento a las actividades políticas.

Una buena regulación y mantener los estándares de fiscalización que tiene en INE, con algunas perfecciones en dicho proceso, permitiría generar condiciones de una nueva realidad en la vida política que se traduce en menos recursos públicos para actividades políticas sin que se afecte la competitividad electoral y calidad de los gobiernos y función pública.

Al día de hoy la competitividad electoral y política ya es parte de la realidad del sistema político mexicano tanto en lo federal, estatal y lo municipal, por lo que las condiciones políticas están dadas para transitar a nuevos modelos de regulación del uso de recursos públicos en temas político electorales.

Ello es un primer esfuerzo para disminuir la intervención de recurso público en temas político electorales, los otros, están enfocados en ajustes de las diversas instancias electorales.

About Meta Política

Check Also

#SinCorrupción. Anticorrupción y Gobierno Abierto.

Por Christián Gutiérrez. La corrupción es un monstruo de mil cabezas, pero además, en México …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *