Home / Opinión / OPINIÓN / MORENA y PRD: el reto por conquistar o reconquistar Michoacán.

OPINIÓN / MORENA y PRD: el reto por conquistar o reconquistar Michoacán.

Por: Javier Lozano.

Las señales que han mostrado diversas fuerzas políticas, avizoran la imaginaria contienda que se dará rumbo a la renovación del ejecutivo en el 2021 aquí en Michoacán. El axiomático proceso, está más cerca que nunca.

El futuro visualiza el rompimiento del último epicentro y cuna del perredismo que es nuestro Estado: es inexorable.

El andamiaje extenso de factores y elementos que deterioraron internamente al partido, están cobrando factura ante la inercia que ha traído principalmente el liderazgo de López Obrador. Esto, no es producto de las casualidades, sino de las causalidades a lo largo de un proceso de 30 años de nacimiento de uno de los partidos que fundamento y enraizó ante la deidad que había cimentado el poder de convocatoria del PRI, una oposición y un contrapesa en la vida pública del país. Sin embargo, los ciclos terminan; las etapas se cierran, y esta parece ser la última parada del PRD en el Estado. Razones, hay muchas; justificaciones pocas; creo que le salen debiendo a su militancia que siempre confió en sus liderazgos. Ahora, esos referentes están del otro lado del partido antagónico al sol azteca que: es morena.

El PRD ha tenido que echar andar alianzas que lo han debilitado aún más; valla paradoja, muchos se pusieron la camiseta del PAN y lo peor, adoptaron la dialéctica del conservadurismo de la derecha, y hoy defienden la izquierda: como la estricta base de sus principios; en ellos, hay gente de ADN que ahora delimitan la doctrina ideológica progresista, pero que en la acción autocalificaron esto como una correlación de fuerzas y coaliciones de un frente por el bienestar de México. Que contradicciones, pero es una realidad inocultable; el bipartido que gesto con el PAN, termino de sepultar muchas de las aspiraciones a posteriori del PRD.

Es importante aclarar que no todos hicieron abiertamente ese pronunciamiento.

Ahora, ADN, si, alternativa democrática nacional salto a las filas de morena. No me parece un estupor; era evidente que las negociaciones de su liderazgo: Carlos Torres Piña desde México, abrían la ventana a nuevos orienzontes desde una misma ideología que ellos particularmente diseñan en un esquema de políticas públicas que beneficien principalmente a la clase más desprotegidas.

El Partido de la Revolución Democrática (PRD), tendrá que remar contra corriente; parece que las brechas y las barreras que se atribuyen a parte del profundo debilitamiento institucional, renacen ante la salida de muchos cuadros y liderazgos del partido. El hecho es que muchos de estos cuadros, que incluso tienen mucha presencia en el Estado, jugaran un papel decisivo en la contienda del 2021. La hazaña por retener la gubernatura, parece prácticamente una misión imposible; los simpatizantes no aceptaron, ni resistieron la posibilidad de unificar fuerzas con el PAN; ahora con el PRI, no me parece tan aventurado y lógico; las coaliciones emergentes parecen una alternativa inminente para competirle a morena la gubernatura, que parte como el principal favorito por la tendencia que ha tenido en diversos estados; AMLO sigue jalando el voto.

Lo repetimos en columnas pasadas: la alianza con el PAN, produjeron más irritación con sus simpatizantes, que sus principales referentes que a veces pareciera que no evalúan las recomendaciones y propuestas que hacen sus cuadros; esto repercute, y ha repercutido a tal grado, que el partido no ha podido re-direccionar ese tropiezo, porque lo volvieron hacer en Puebla.

En la actualidad, ADN llega a sumar una buena parte de votos y simpatizantes a morena, eso es indiscutible; pero ¿a qué costo?, ¿Cuáles fueron los acuerdos?, ¿Quién será el candidato? Muchas de esas interrogantes se irán depurando a lo largo de este proceso, que está ya prácticamente en la antesala de las definiciones. Pero lo que si podemos también afirmar, que mucha de la estructura de ADN tomo la vereda equivocada; capitalizaron su energía en proponer acuerdos políticos con otros partidos, ante omisiones de su principales bases; eso, también hay que decirlo. Ellos también son parte del debilitamiento del partido revolucionario institucional, independientemente de las fricciones con la corriente de foro nuevo sol, en aquel entonces eran parte de la toma de decisiones. Por ello, deben ser elocuentes con sus discursos y narrativas; la gente se acuerda perfectamente que se alejaron ideológicamente de sus principios y doctrina política.

Pero bueno, eso es cosa del pasado; en política todo se puede. Ahora, la apuesta es arrebatar la administración al PRD, con la adhesión al partido de morena. Las posibilidades son muchas, porque el PRD difícilmente ha salido de esa crisis interna que fue producto de muchos elementos ya mencionados. MORENA parte como favorito, eso es indudable; pero ahora las definiciones internas en regeneración nacional, pueden producir una polarización, hay que recordar que muchos legisladores han recobrado las viejas prácticas demagogas.  Veo a Otros personajes como posibles candidatos; entre ellos a: Cristóbal Arias Solís, y me atrevería a decir que el más fuerte por su cercanía con López Obrador; también el súper delegado Pantoja, y por ultimo a Raúl Morón y posiblemente a Torres Piña, pero este último, lo veo casi imposible.

Observo un bloque bastante fuerte que le compita a la estructura del PRD local; el panorama que se avecina del 2021, será muy interesante sobre todo por los ingredientes extras que han ido acumulando diversos actores políticos.

El PRD está lejos, pero muy lejos de aquella fuerza política que aglutinaba diversos sectores y organizaciones sociales; se ha reducido, porque los liderazgos han perdido la brújula y la dirección que durante años proyectaron como una ideología política de izquierda, que los llevo a ganar la simpatía del electorado. En la actualidad: se ha acortado esa línea.

Parece que el PRD se despide de Michoacán sino formulan una candidatura integral y democrática en sus procesos de elección.  Las expectativas son muchas por ver ese posible escenario; la contienda entre MORENA y PRD será la que protagonizaran en el 2021 como los únicos partidos competitivos actualmente en el Estado.

Ha quedado claro que este puñado de renuncias, constituyen un duro golpe a la dirigencia Estatal del PRD. Inicia un gran reto y tarea para Foro Nuevo Sol: retener el gobierno con la estructura que tiene, y hacer alianzas con posibles sectores y cuadros de otros partidos; de lo contrario, el otrora será el epíteto de esta contienda.

About Meta Política

Check Also

OPINIÓN / Morelia. Primer informe y lo que está por venir (Cuarta Parte)

Por: Mario Ensástiga Santiago agosto de 2019 El tercer y último momento del primer año …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *