Home / Opinión / OPINIÓN // Mujeres violentadas.

OPINIÓN // Mujeres violentadas.

Por Gerardo A. Herrera Pérez

Más de la mitad de la población son mujeres; las mujeres hace más de dos mil quinientos años fueron consideradas como animales, toda vez que no estaban dotadas de racionalidad como los hombres. En la Edad Media las mujeres fueron quemadas por brujas y por blasfemia.

Durante la Modernidad han tenido que impulsar diversas luchas y demandar sus derechos, entre ellos, el voto. Hoy en la Posmodernidad, continúa una lucha feminista contra el Patriarcado y contra el feminicidio y la violencia. La sociedad organizada debe reconocer la existencia de un orden patriarcal que requiere abolirse antes de que destruya al mundo y continúe sometiendo a los cuerpos de las mujeres y de aquellas personas de la diversidad sexual, en quienes se comenten feminicidios, crímenes de odio por homofobia y transfeminicidios.

Si bien se cuenta con una política de estado denominada “Alerta de Violencia de Género” que apoya a las mujeres en 12 entidades federativas; dicha política requiere de su implementación en otras entidades federativas, pero adicionalmente requiere de su fortalecimiento desde varios escenarios, así como la instrumentación de nuevos mecanismos de actuación desde las acciones públicas y con el acompañamiento de la sociedad civil organizada, para detener el asesinato de mujeres, así como la violencia que se está generando permanentemente.

El concepto de feminicidio, no se comprende, ni se podría comprender, sino se le vincula a los conceptos de patriarcado, violencia feminicida, violencia por prejuicio, en general, por la violencia. Dichos conceptos adquieren hoy una relevancia entre la población, al irse construyendo constructos sociales para identificar el respaldo social y la asimilación que se hace de ellos en distintas manifestaciones, marchas, conversatorios, foros, conferencias que realizan distintos actores políticos y sociales.

Cada que se comete un feminicidio, en distintas partes del Mundo, de América Latina, de México, de Michoacán, distintas mujeres y hombres que buscan la igualdad y la equidad, que buscan echar abajo los cautiverios en que viven las mujeres al ser sometidas en su autonomía y libertad, salen a las calles a demandar ¡¡¡¡NI UNA MENOS!!!!!!!, ¡¡¡¡NOS QUEREMOS VIVAS!!!!!!!, ¡¡¡¡TODAS SOMOS….!!!!!!!, y con ello, se pone en el centro de la crisis social los conceptos de patriarcado, violencia feminicida, violencia por prejuicio, la violencia.

Hoy muchas de las mujeres de distintas formaciones, en distintos lugares, pero desafortunadamente no todas, reconocen que el patriarcado no se puede reforzar sin que someta los cuerpos de las mujeres y también los cuerpos de algunos hombres a través de la violencia machista, misógina, que la ejerce de manera física, verbal, psicológica, emocional, sexual, económica, patrimonial, a través de las telecomunicaciones, de la ciberviolencia, de la violencia simbólica, de la violencia invisible, de la violencia estructural, del acoso, del hostigamiento, de la violencia política.

Hoy, estos problemas se acompañan de otras patologías sociales en las cuales el patriarcado toma delantera y asume el liderazgo no solo en estas tareas de cautiverios, sino también en actos relacionados con las guerras, el capitalismo histórico, los fascismos que ha vivido y vive la humanidad, la depredación de los recursos naturales, todos, todos ellos impulsados por la supremacía del hombre, del patriarcado.

Cada vez que observo (en ocasiones, participo también en eventos de manifestaciones por la violencia de género o feminicida) las manifestaciones sociales contra el feminicidio, observo que socialmente se expresan los hartazgos contra el patriarcado y su forma más cruel e inhumana la de matar las mujeres; la de cometer feminicidios como expresa Marcela Lagarde. No bastará, aunque reconozco su importancia, tener leyes, contar con el diseño de política pública, y las estructuras operativas si es que no se crea y desarrolla conciencia social, y es que no se cambian las reglas del mercado en donde el patriarcado tiene absolutamente todo el poder concentrado.

En Michoacán tenemos la violencia feminicida y la tipificación de la conducta delictiva, me parece que ahora debemos seguir insistiendo en plantearnos la erradicación del feminicidio a nivel global, cuando menos en América Latina que vive los mismos efecto que México, con acciones más fortalecidas, de mayor impacto presupuestal que impacten la instrumentación de las políticas públicas de igualdad y la lucha contra la violencia misógina, machista, patriarcal; dichas acciones deberán estar centradas en la educación y la prevención para lograr la desarticulación del patriarcado.

No esperemos al 8 de marzo, o bien al 25 de noviembre, todos los días son 8 de marzo y 25 de noviembre para realizar una acción en beneficio de la colectividad, de la sociedad; porque para mí, como para muchos y muchas, tener una utopía y trabajar por ella, es dedicar mi tiempo y espacios para abolir el sistema patriarcal para tener un planeta con exactamente ¡¡¡¡NI UNA MENOS!!!!!!!

About Meta Política

Check Also

OPINIÓN / Morelia. Primer informe y lo que está por venir (Cuarta Parte)

Por: Mario Ensástiga Santiago agosto de 2019 El tercer y último momento del primer año …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *