Home / Opinión / Crónicas Políticas // Servicios educativos al contentillo

Crónicas Políticas // Servicios educativos al contentillo

Por Julián Cárdenas

A cuatro días del arribo del nuevo gobierno de Andrés Manuel López Obrador, Silvano Aureoles, Gobernador de Michoacán, anuncia que ha decidido regresar el pago de servicios educativos al nuevo gobierno federal, a fin de que la futura administración de Morena asuma el pago de la nómina federativa del magisterio michoacano.
El mandatario michoacano argumenta que las finanzas estatales ya no dan para más y que es inviable sostener una nómina tan obesa que casi alcanza los 14 mil millones de pesos. Tal vez el Gobernador tenga razón, y pueda ser justifica su muy calculada postura política; sin embargo, es necesario puntualizar algunas aristas que nos permiten ponerle algunos puntos sobre las íes:
La descentralización de la educación básica y normal de 1992 modificó el esquema de negociación salarial entre las autoridades gubernamentales y las secciones sindicales del SNTE en los estados. Además, otro efecto fue la creación del FAEB en 1998, que es un fondo federal mediante el cual se apoya a los estados en el financiamiento de la educación básica y normal.
Los efectos sobre el gasto en nómina magisterial del esquema de negociación y de la distribución del FAEB. Se encuentra que entidades con mayor porcentaje de maestros estatales previo a la descentralización otorgan menores incrementos salariales a los docentes. Esto se debe a que dichos estados enfrentan mayores costos de educación, derivado de la forma de distribución del FAEB. Con la descentralización el SNTE pasó de negociar con una institución fuerte, la Federación, a hacerlo con 31 instituciones más pequeñas y con incentivos diversos: los gobiernos estatales.
Dado que la negociación salarial que la federación realiza con el SNTE establece de facto un piso para las negociaciones a nivel estatal, cuyos resultados determinan incrementos salariales tanto de maestros federalizados como estatales, los resultados de dicha negociación impactan al alza el nivel de costos netos de los estados, debido a que la forma de distribución de FAEB no contempla el financiamiento de los maestros estatales, sino sólo el de los federalizados.
Los incrementos en el porcentaje de maestros estatales aumentan los incrementos salariales negociados por la federación. Esto ocurre porque la forma de distribución de FAEB no contempla el financiamiento de maestros estatales. Así, negociaciones salariales altas incrementan la utilidad de la federación y se vuelven menos costosas para ésta.
Para el caso de las negociaciones salariales realizadas por los estados, éstas responden de manera inversa al incremento salarial negociado por la federación. Esto ocurre por el aumento en costos netos que genera dicho incremento.

Para el caso de obra pública financiada por los estados, ésta responde negativamente a los incrementos salariales negociados por la federación. La causa de esto es la misma que en el caso de los incrementos negociados por los estados: la presencia de una transferencia de costos de la federación a los estados.
Los incrementos en el ingreso de la federación (por ejemplo, la bonanza petrolera que se vivió en la época de Vicente Fox) impactan al alza los incrementos salariales negociados por ésta, y por lo tanto afectan negativamente la capacidad de hacer obra pública de los estados. Si dicho incremento en los ingresos de la federación se transfiere a incrementos en los ingresos estatales, la disminución en obra pública será menor.
Hasta aquí tiene razón la postura del mandatario Aureoles, sin embargo, lo que se pone en duda es el timing que utiliza para darla a conocer:
El problema no es de su Gobierno, sino que se arrastra desde 1992 y ha ido in crecendo; sin embargo, cabría preguntarle al mandatario ¿por qué no le regresó los servicios educativos al Gobierno de Enrique Peña Nieto?
Silvano Aureoles apoyo con todo y policías la implementación de la Reforma Educativa peñista, la cual fue un rotundo fracaso, es por ello que para buscar reflectores nacionales recurre a un tema viejo, a un problema que vivió los tres años que lleva su gobierno y que de ninguna forma ventiló ante el gobierno federal emanado del PRI.
La conclusión del “Gran Anuncio federal” de Aureoles Conejo es que el tema de fondo (la educación y su costo) no importa, lo que importa es el reflector nacional, el subirse al tren de la oposición en la búsqueda de réditos políticos que ello conlleva. A partir del próximo sábado, con el arribo del nuevo gobierno federal, veremos a un Gobernador más activo en la CDMX y con menos actividad al interior de Michoacán.
El tiempo nos lo va a demostrar.

About Meta Política

Check Also

AMLO ratifica su compromiso con la autonomía universitaria: Alfredo Ramírez

Redacción * La libre determinación es una conquista irrenunciable, dice el subsecretario de Educación Superior …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *