Home / Política / La sombra de la Violencia Política llega al PRI Morelia

La sombra de la Violencia Política llega al PRI Morelia

Héctor Tapia

El Partido Revolucionario Institucional (PRI) en Morelia se encuentra bajo señalamientos de violencia política en contra de la ahora ex dirigente municipal de este instituto político en la capital del estado Marisol Aguilar Aguilar, quien fuera relevada en días pasados por un Delegado Especial.

En el relevo fue designado el ex legislador local Roberto Carlos López García como Delegado Especial para la capital, mismo que fue anunciado por el mismo Comité Directivo Estatal del partido, y que a decir de Marisol Aguilar, este se dio sin aviso y de manera abrupta, lo que consideró una forma de violencia política.

Al respecto la dirigencia estatal, en voz de su Secretario de Organización, Antonio Guzmán Castañeda, este relevo se dio con legalidad e institucionalidad; enfatizó que la ahora ex dirigente concluyó su periodo “al quedar sin efecto el nombramiento provisional que le fue otorgado, que era exclusivamente para el proceso electoral, por lo que el presidente del Comité Directivo Estatal, haciendo uso de sus atribuciones nombró un delegado general”.

En un comunicado de prensa aseveró que previo a la designación del nuevo delegado general para Morelia, Roberto Carlos López, sostuvo “una armoniosa charla” con la ex dirigente municipal, y remarcó que “en ninguna forma se ha lesionado o violado el ejercicio de los derechos políticos de ningún militante y en particular de la compañera Marisol Aguilar”.

Para Marisol Aguilar Aguilar siempre estuvo claro que su nombramiento al frente de la dirigencia municipal del PRI era provisional, y que se tendría que dar la renovación una vez pasado el proceso electoral; sin embargo, remarcó que la forma en que se hizo, que catalogó de haberse hecho en “lo oscurito” porque no se consultó ni avisó a los secretarios del partido en lo municipal, fue lo que generó este hecho que consideró como violencia política en su contra.

En sus redes sociales, la exdirigente municipal reprochó que de manera pública algunos actores políticos se pronuncien contra la violencia política de género, y por otro lado finjan en este momento que nada pasa.

 

A continuación reproducimos el mensaje que hizo público en sus redes sociales:

 

Agradezco a todas y todos los que me han comunicado su sororidad y solidaridad en Michoacán y en otras partes del país.

Quiero aclarar algunos puntos sobre el pronunciamiento del día de ayer.

Me parece lamentable que por un lado “nos pronunciemos en contra de la violencia hacia las mujeres en todas sus formas” y cuando se suscitan hechos de este tipo fingimos que no ha pasado nada.

Entonces el protocolo ¿para qué lo queremos?, ¿para tenerlo de adorno? Tienen que ser hechos lacerantes contra la integridad física o la propia vida, para que digamos, “si había violencia”

Gritamos en los eventos “mujeres, mujeres”, y cuando una levanta la voz, la tildan de exagerada, de que se quiere hacer la mártir, de que quieres lucrar con la causa. Como se considera violencia “leve” decimos, bueno me aguanto, total no pasa nada, por eso por más protocolos que tengamos no sirve de nada, porque no los usamos, están en letra muerta.

Anoche comenzaron a saturar con notas y comentarios personales en redes, meten la lucha de grupos, “que quiero dividir”, ¿dividir qué?, si está más que dividido. Si no hace falta más que ver las fotos que suben en las redes del partido para darse cuenta que siempre son los mismos 10 invitados e invitadas en la oficina del Presidente tras una decisión, y sólo suben los eventos de ellos mismos. No hay igualdad de condiciones en actos tan sencillos como la difusión.

Por parte de la dirigencia estatal se manejaba que Morelia merecía un trato especial porque representa el 20% del padrón y necesitaba de consensos, ahora que es tiempo de reconstruir Morelia, las decisiones se toman de manera unilateral y sin avisos. Y ojo yo en ningún momento estoy diciendo que quiero ser presidenta vitalicia.

Se nos olvida que “el partido es la unión de los militantes en busca de una causa social”, no el interés propio de unos cuantos.

Estoy sorprendida por la alta cifra negra sobre violencia política en razón de género que existe en nuestro país. En menos de 24 horas he sido receptora de llamadas y mensajes donde me cuentan su experiencia como candidatas, lideresas o militantes y que desgraciadamente se identifican con situaciones similares o peores.

A veces no levantamos la voz, porque no queremos que nos obstaculicen, que nos tilden de exageradas, que nos quiten el trabajo, o porque sentimos que nuestra voz no va a tener eco, o que vamos a ser señaladas.

Todo eso lo pensé cuando escribía las líneas que ayer compartí, pero también reflexioné sobre la conmemoración del voto de la mujer y me quise imaginar por todos los obstáculos que pasaron nuestras antecesoras. Hoy levanto la voz porque no podemos permitir que ser joven y ser mujer sea un pecado, y que en lugar de sumar su experiencia y trabajar en conjunto te quieran golpear con cualquier pretexto.

Tuve el honor de estar en el PRI Morelia por consensos y construcción de las expresiones en el periodo electoral, primero como secretaria general. Después a la renuncia del Presidente, tomamos las riendas y los trabajos a días de iniciar las campañas. Desde ese momento noté un trato distinto, ya no se daba el mismo lugar a la dirigencia municipal de Morelia, como si el puesto fuera un género o una persona y se tuvieran que involucrar temas personales.

  • No se me convocaba a las reuniones en tiempo y forma.
    • Tenía que cargar la etiqueta con mi nombre para poner en una silla o pelear que me dieran el lugar, no el de Marisol, sino del cargo que representaba.
    • Dejaron de suministrar el recurso asignado al Comité Municipal prácticamente a partir de que yo llegue al cargo en pleno proceso electoral.
    • Se me señalaba por reunir liderazgos de Morelia, diciéndome que no era mi tema.
    • Me limitaron recursos humanos, me obstaculizaban información.
    • Como Presidenta hubo discriminación y omisión por parte del Presidente en el proceso electoral.
    • Me avisan que ya no soy presidenta, sin una plática previa, omitiendo a liderazgos, al propio comité, sin ningún tacto, sin que siquiera el Presidente se tomará la molestia de convocarme cuando dieron el nombramiento el fin de semana, o me llamara al menos, fui la última en enterarme, porque al parecer todos los que aparecen en la foto, ya estaban esperando para ir a aplaudir la decisión ¿Ese es el trato que merecemos las mujeres? ¿Ese el trato que merece Morelia?

En mi carácter de Presidenta Provisional siempre me quedó claro que tendríamos que preparar la elección, con o sin delegado especial para esta tarea. Yo no me aferró a los puestos, bien sabemos que son ciclos y que es necesario convocar a elecciones así como renovar los órganos del Partido, proyecto que se venía preparando en los últimos días, por lo tanto esperamos que se inicie la renovación del comité municipal y en los próximos días se emita la convocatoria para una elección abierta.

Nada ni nadie va a venir a pisotear la autonomía de la institución con decisiones unilaterales, nadie va a acomodarse el teatro y nadie, absolutamente nadie va a venir a burlarse de nuestra casa. Es indispensable que todas y todos estemos incluidos en la toma de decisiones y que no se hagan en los oscurito y entre unos cuantos.

Por cierto, yo no necesito ser vocera de nadie y pelear batallas ajenas, yo peleo mis propias batallas, ya basta de arbitrariedades que tanto daño nos ha hecho. Bien lo exprese ayer, el PRI en Michoacán se ha convertido en un juego de vísceras.

Repito yo siempre respete la figura del Presidente a pesar de los malos tratos y omisiones, siempre fui una mujer que intentó tender puentes pero también tenemos límites. Las mujeres estamos cansadas de discursos, ya nos cansamos de siempre ser las segundonas, las que aguantan groserías y malos tratos.

Levanto la voz, porque si no lo hago vamos a seguir igual, en la sombra, sonriendo y aguantando. Hoy levanto la voz para decirles que no estamos solas, yo sí les creo, porque yo lo he vivido, aunque no parezca estos hechos que mencioné son actos que desgastan la salud emocional y física, y ninguna debería de pasar por ello. Queremos que cuando lleguemos a una dirigencia nos den el mismo trato que a los hombres.
Muchas gracias.

 

About Meta Política

Check Also

Respalda Marko Cortés invalidación de la SCJN de la Ley de Seguridad Interior

Redacción Ciudad de México, 16 de noviembre de 2018 * La SCJN le dio la …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *