Home / Opinión / Lo electoral. Procesos tradicionales, partidos e independientes Por Humberto Urquiza Martínez

Lo electoral. Procesos tradicionales, partidos e independientes Por Humberto Urquiza Martínez

Desde el surgimiento del Estado Mexicano, la forma de elegir a los gobernantes ha transitado por un modelo en el que los partidos políticos asumen la posibilidad de postular candidatos a esos cargos de elección. Por lo que la representación de la población siempre ha estado reconocida a los partidos políticos y en últimas fechas a los candidatos independientes.

Sin embargo, la existencia de pueblos originarios que lograron sobrevivir los procesos de conquista y de imposición de modelos culturales, entre ellos, el gobierno, lo político y el de representación, está permitiendo la transición hacia un modelo de estado constitucional del derecho en el que los derechos fundamentales asumen un papel determinante en la convivencia social y en la formación de instituciones, entre ellas la propia representación política.

Los pueblos y comunidades indígenas tienen derechos colectivos propios de su identidad cultural, en la que reproducen visiones, ideas, procedimientos y acciones propias de aquella identidad. Es así como el caso de la elección o designación de sus autoridades, así como las propias instituciones encargadas de gobernar, inclusive mediante procedimientos diversos y toma de decisiones tradicionales distantes a las usadas en las sociedades no indígena, hoy se sustenta como una expectativa que debe de ser garantizada por las instituciones reconocidas en el sistema jurídico en México y en Michoacán, principalmente por conducto del sistema electoral local.

De esa forma, la construcción de un sistema electoral en un estado basado en los derechos humanos requiere de adecuaciones para hacer convivir esos modelos tradicionales y con aquellos que son parte de sociedades con rasgos culturales distintos a los indígenas.

Es así que el sistema electoral actualmente tiene procedimientos, autoridades, requisitos y mecanismos propios de la identidad que Michoacán ha tenido desde el surgimiento de Estado Mexicano, así como de aquellos que los diversos pueblos indígenas tienen, en cada uno de los 5 pueblos y miles de comunidades que forman parte de los mismos, situación que está permitiendo la transición del modelo y sistema electoral, en el que conviven las visiones tradicionales, los partidos políticos y candidatos independientes.

Sin embargo, la funcionalidad de ese nuevo sistema electoral ampliado, con identidad cultural regional, requiere de varios cambios, entre ellos, el legislativo en la materia electoral, para incorporar el marco de los pueblos y comunidades indígenas, así como implementar los procedimientos tradicionales y la propia visión de los pueblos originarios, pero quizá lo mas importantes es generar una nueva cultura electoral entre los actores políticos, autoridades y sociedad, que logre y garantice la empatía frente a todo aquello que es parte de los pueblos indígenas en el Estado, lo que resulta indispensable para lograr la transición y verdadera funcionalidad del sistema electoral michoacano adecuado a la propia característica de la sociedad Michoacana.

*El autor es Consejero Electoral en Michoacán

About Meta Política

Check Also

La violencia un monstruo de mil cabezas Por Héctor Tenorio

  Los sobrevivientes de la matanza de Tlatelolco del 2 de octubre de 1968 consideran …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *