Home / Debate / #Análisis La de Meade, una campaña insuflada mediáticamente: especialistas

#Análisis La de Meade, una campaña insuflada mediáticamente: especialistas

“Honesto”, “hombre intachable”, “ciudadano sin militancia partidista”, “profesional que ha dado buenos resultados en los distintos cargos que ha desempeñado”; fueron sólo algunas de las definiciones y alabanzas que diversos medios y periodistas publicaron en portadas o artículos de opinión, en tomo a la figura de José Antonio Meade Kuribreña, luego de que fuera destapado a finales de noviembre como el precandidato único del PRI a la presidencia de la República, de acuerdo a la voluntad de Enrique Peña Nieto.

Asumiéndose más como publicistas o propagandistas de la imagen del ungido candidato priista, que en su papel de analistas, columnistas y articulistas destacaron que con la postulación de Meade (quien ha trabajado para gobiernos de los partidos Acción Nacional y del Revolucionario Institucional), ahora sí, Andrés Manuel López Obrador tendría en frente a un personaje competitivo y complicado con quien medirse, ya que al ser el ex secretario de Hacienda y Crédito Público un tipo supuestamente honrado, la narrativa de AMLO en tomo a la corrupción que ha prevalecido durante los últimos gobiernos del PRI y del PAN, no tendría asidero.

 

El ídolo de Pablo Hiriart

 

Así lo aseguró el Director General de Información política y social del periódico El Financiero, Pablo Hiriart (quien durante el sexenio de Carlos Salinas de Gortari dirigió la agencia de noticias Notimexy el periódico EZ Nacional), en su columna del pasado 28 de noviembre, un día después del destape de Meade:”(…) porque la corrupción ha sido el eje del discurso de López Obrador durante años y ha tenido éxito, pero ante Meade se queda con pocos argumentos”.

Además, asumiéndose el responsable de la contabilidad de Meade (o quizá éste le pasó datos fiscales del candidato morenista), quien también fuera director de información de la presidencia salinista, aseguró, sin más, que: “El próximo abanderado priista puede explicar muy bien de que ha vivido y cuántos impuestos ha pagado.

López Obrador no. Por más que estire el cuanto de que la “gente” le daba 50 mil pesos mensuales durante una década (…) Con Meade se va estrellar en ese tema”.

Ese mismo día, igualmente en ese diario, en su columna “Desde San Lázaro”, Alejo Sánchez Cano también destacó los supuestos atributos del abanderado del PRI-PVEMNueva Alianza. Con la cabeza: “El PRI, más competitivo con Meade”, en su texto el autor extema con bombo que el mayor respaldo que tiene el primer candidato no militante del PRI para afrontar el escenario electoral es “su don de gente, de hombre sencillo y de contar con una familia sólida y unida, de ser un ciudadano identificado con los sueños de la mayoría de los mexicanos” (aunque una mayoría de mexicanos no sabe quién es), Sánchez Cano termina diciendo que al conocer Meade el país y sus problemas, está “en la antesala de la silla del águila sin todavía inscribirse como candidato (…)”.

Fernández Menéndez, afiliado al tricolor

En tanto, otro columnista afín al régimen priista, Jorge Fernández Menéndez, escribió con un ensalzamiento exagerado el mismo guión en su columna “Razones” del periódico Excélsior. “Meade y la apuesta por la certidumbre”, que el candidato es competitivo “porque es un hombre honrado y que a lo largo de décadas de carrera siempre ha vivido de su trabajo y no tiene ni él ni su familia ni sus más cercanos colaboradores, una sola denuncia de manejos oscuros. La mayoría de sus adversarios no pueden decir lo mismo”.

Sin embargo, este halo de honestidad en tomo a Meade, se derrumbó a mediados de diciembre, cuando se dio a conocer que su máximo promotor, Luis Videgaray Caso, siendo titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) avaló la triangulación de recursos públicos a campañas estatales del PRI por 250 millones de pesos.

El periódico Reforma dio cuenta en su edición del 19 de diciembre pasado, que Jaime Herrera Corral, ex secretario de Hacienda de Chihuahua en el gobierno de César Duarte, señaló que la SCHP avaló el desvío de 250 millones de pesos en 2016, en un acuerdo tomado conjuntamente con el Comité Ejecutivo Nacional del PRI, que era encabezado por Manlio Fabio Beltrones Rivera. En dicho pacto también participaron, además del ex mandatario chihuahuense, los ex titulares de los poderes ejecutivos de Veracruz Javier Duarte, y deTamaulipas, Egidio Torre.

De acuerdo con Herrera, “con el apoyo de Alfonso Isaac Gamboa Lozano, titular de la Unidad de Política y Control Presupuestario de Hacienda” se aprobó un convenio de “Fortalecimiento Financiero” por 275 millones de pesos.Tras recibirlos recursos, “y, con el apoyo del entonces Secretario de Educación estatal, Ricardo Yáñez; de Gerardo Villegas, director de Administración, de Antonio Enrique Tarín García, director de Adquisiciones de Chihuahua, simularon comprar para enviar de regreso al PRI 250 millones de pesos”.

Derivado de esta acusación, en la penúltima semana de diciembre, el presidente nacional del PAN, Damián Zepeda, presentó una denuncia ante la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (FEPADE), a fin de que se investigue el probable desvío de recursos de la SHCP.

De acuerdo con el comunicado 355/2017 de ese instituto político, Zepeda Vidales señaló que José Antonio Meade debe responder si como secretario de Hacienda “sabía o no de los desvíos del PRI-Góbiemo a campañas electorales de 2016”.

El partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) presentó dos denuncias, una ante el Instituto Nacional Electoral (INE), y otra en el ámbito competencial de la FEPADE, para indagar el presunto financiamiento ilegal de las campañas para el PRI.

La respuesta de Meade en tomo a este caso, se dio durante la visita que realizó a Sonora el 21 de diciembre.

Al al ser interrogado por la corresponsal de La Jomada, Cristina Gómez Lima, sobre la participación de otro de los implicado en este caso, Alejandro Gutiérrez, ex secretario general adjunto del PRI a nivel nacional, y quien fue detenido a mediados de diciembre acusado del desvío de 246 millones de pesos hacia campañas del PRI celebradas en distintos estados durante 2016, respondió “que lo conoce y le tiene un aprecio, por lo que espera que su situación legal se resuelva y aclare a su favor”. Además aseguró que su campaña “no será financiada con recursos recabados de manera ilícita y cada peso deberá ser rendido a cuentas”.

 

Gómez Leyva vuelve amar a las encuestas

 

Uno de los periodistas más felices con la precandidatura de José Antonio Meade fue Ciro Gómez Leyva. En su noticiero matutino de Grupo Fórmula transmitido el 28 de noviembre, durante una entrevista con Jorge Castañeda, el comunicador planteó al ex secretario de Relaciones Exteriores en la administración de Vicente Fox: -Oye, de bote pronto, una encuesta telefónica, ayer, al calor del destape de Meade, sólo 600 entrevistas, lo que quieras, pero de bote pronto la encuesta del Gabinete de Comunicación Estratégica, de Liebano Saénz y Federico Berrueto (ambos priistas integrantes del grupo del ex presidente Ernesto Zedillo), pues marca que puede ser una elección de dos: López Obrador y José Antonio Meade”.

En ese momento, apareció en la pantalla los gráficos de la encuesta del GCE, cuya base era la pregunta: “¿Por quién votaría si los candidatos fueran?:” Los supuestos resultados porcentuales dierona AMLO, 28.7 por ciento; un dudoso 23.2 por ciento para Meade; mientras que Ricardo Anaya (PAN) alcanzó 8.1%; Miguel Ángel I^fSi?5efe (PRD), 4.3%; Margarita Zavala, candidata independiente, 11.5; mientras que el también candidato independiente, Jaime Rodríguez, “El Bronco”, tuvo 4% de las preferencias electorales.

El GCE tiene varios episodios cuestionables en su actividad demoscópica. Uno de ellos es recordado en el capítulo 3: “Las encuestas, los nuevos spots inductivos, del libro de Jenaro Villamil, Peña Nieto, el gran montaje.

La Primera Radiografía Crítica de la Presidencia que viene. El hecho tiene que ver con la campaña electoral de 2011 en Michoacán, donde esta casa encuestadora que trabajaba para Milenio (en donde Ciro Gómez Leyva se desempeñaba como conductor y director de Milenio TV), le dio mas de 10 puntos de ventaja a la candidata del PAN-Panal a la gubematura, Luisa María Calderón Hinojosa, hermana de Felipe Calderón, en aquel entonces presidente de México.

“Los resultados en las urnas fueron muy distintos de la percepción que quiso crear el GCE-Milenio con estas encuestas”, señaló Villamil, quien citó el ensayó de Leo Zuckerman publicado en la revista Nexos, en donde rememora que dos semanas antes de la elección de gobernador en Michoacán, Joaquín López-Dóriga entrevistó en Radio Fórmula al aspirante priista Fausto Vallejo, quien, al opinar sobre los resultados del GCE que le daban una ventaja de 15 puntos a Luisa María Calderón, respondió: “Inicialmente me daba a mí una ventaja, pero no llegamos a ningún acuerdo y obviamente paso a otros momios a favor de la candidata”.

Fausto Vallejo abundó:”Se acercaron conmigo, me enseñaron las encuestas que ellos traía. Llevábamos 10 o 15 puntos arriba. No establecimos el convenio. Sé que establecieron contacto por otro lado, pero a los pocos días habían cambiado totalmente la encuesta que nos habían mostrado”. “La difusión de esta incómoda revelación de Fausto Vallejo -apuntó Villamil-ocurrió después de que el tribunal estatal electoral lo declarara ganador y tras el desencuentro de Calderón y el GCE”. Después de esa mala experiencia con GCE, Milenio se vio obligado a cambiar de casa encuestadora. Pero el resultado fue el mismo en cuanto a los datos manipulados para favorecer la percepción sobre la amplia e inalcanzable ventaja de un candidato sobre sus más cercanos contrincantes.

Durante la elección de 2012, Grupo Mñenio trabajó con GEA-ISA, quien durante 90 días consecutivos divulgó resultados que siempre le dieron a Enrique Peña Nieto entre 15 y 20 puntos porcentuales de ventaja sobre Andrés Manuel López Obrador. Incluso, se plasma en el libro citado de Villamil, después del cierre de las casillas los principales grupos mediáticos promovieron sus encuestas de salida, dando una ventaja al candidato prusta de mas de dos dígitos de distancia del segundo lugar, Andrés Manuel López Obrador, postulado por la Coalición Movimiento Progresista Entre ellas, Consulta Mitofsky, contratada por Grupo Televisa y Radio Fórmula, le dio una delantera a Peña Nieto de 40.3 frente sobre 31.8% por ciento de López Obrador; GEA-ISA 42 frente a 31%; Buendía & Laredo, de El Universal le dio a EPN 45 y a AMLO 27.9%, mientras que BGC, de Ulises Beltrán y Nuevo Excélsior40% a favor del priista y 31% para el entonces perredista. Al final, los porcentajes fueron otros: A las 23:15 horas del 1 de julio de 2012, el conteo rápido del Instituto Federal Electoral, dado a conocer por su presidente Leonardo Valdés, dio cuenta que en 7 mil 500 de las más de 140 casillas, Peña Nieto tenía una ventaja de entre 37.93 y 38.5%, frente a 30.9 y 31.86% de AMLO, es decir, una distancia de 6.87 por ciento entre el primero y segundo lugares.

Este comportamiento de las empresas encuestadoras, llevó a que en su recurso de invalidez la coalición Movimiento Progresista argumentara que el rol de las encuestas se incluyó dentro de la estrategia propagandística y no precisamente como estudios demoscópicos.

En la página 61 de ese litigio, cita Villamil, la coalición que postuló a López Obrador argumentó que durante toda la campaña y hasta el 28 de junio, Milenio TV y Mileno Diario “ejercieron presión a los electores publicando todos los días supuestos resultados de encuestas y estudios de opinión pública, con 20 puntos de ventaja para EPN, constituyendo propaganda electoral a favor de dicho candidato y la coalición electoral que lo postuló”.

En lo que respecta a Milenio, Ciro Gómez Leyva tuvo que ofrecer una disculpa, tanto en su noticiero nocturno, como en su columna publicada el 3 de julio de 2012 en el diario de ese grupo empresarial, en la cual, tras reconocer que: “como empresa informativa fallamos en lo más valioso: la precisión informativa”, anunciaba que este consorcio mediático se retiraba, “por lo pronto”de las encuestas electorales. Ahora Gómez Leyva retoma en Grupo Fórmula la práctica de divulgar encuestas amañadas y propagandísticas, como la referida en la conversación que sostuvo con Jorge Castañeda el pasado 28 de noviembre. Ese día también volvió a evidenciar su postura anti-lopezobradorista y su inclinación favorable al régimen y a la estrategia de inflar al precandidato priista.

El ex canciller planteó que la candidatura de Meade Kuribreña “le viene como anillo al dedo a López Obrador”, porque es la prueba en vida de todo lo que ha dicho: “el PRIAN, pues sí (…) “La mafia en el poder, pues sí”1 (…) “La continuidad de Peña y de Calderón y el pacto de impunidad entre ambos, pues ahí está el candidato de ambos s$ieraipa3.

Y remato su idea con un: “Pues yo creo que ahonta hay celebración en el cuartel de Morena”.

-¿Hi crees?-preguntó un socarrón Gómez Leyva? -Sí, por supuesto, que sí.

-Yo tengo entendido y tengo información de que no.

Pero bueno, shsss. Pero bueno -No comparto tu información -reviró Castañeda -A penas van 24 horas- atajó Gómez Leyva. Y con sonrisa burlona prosiguió: “Igual hay morenistas que están de plácemes, y moienistas que no,shssss.Eso ya lo iremos,lo iremos viendo” IFE-INE y TEPJF cambian criterios para favorecer ahora a Meade En su sesión extraordinana del 26 de diciembre de 2011, el entonces Consejo General del Instituto Federal Electoral aprobó el acuerdo CG474/2011, en el cual se le dio respuesta a la consulta planteada por Andrés Manuel López Obrador, y en atención a la sentencia del TEPJF establecida en el expediente SUP-JRC-0309/2011, respecto a la definición y reglamentación de las cuestiones inherentes a los precandidatos únicos. Entre las preguntas formuladas por AMLO, se pidió aclarar si el precandidato único tenía derecho a que su imagen y nombre propio apareciera en los spots de los partidos en los tiempos de Estado administrados por el INE.

La respuesta del órgano electoral administrativo refirió, entre otras cuestiones, que si bien el Código electoral no preveía el supuesto de la “precandidatura única”, en varias sentencias de la Sala Superior delTribunal Electoral donde habían tratado este asunto, la tendencia fue el no permitir que los tiempos de radio y televisión se utilizaran por los precandidatos únicos. Y se recordó que en la acción de inconstitucionalidad 85/2009, la Suprema Corte señaló que los precandidatos únicos que sean designados de modo directo, no deben hacer precampaña, ya que obtienen la candidatura automáticamente.

También se expuso que el propio Consejo General del IFE, había sostenido que las precampañas debían ceñirse exclusivamente a los procedimientos internos de selección de candidatos de cada partido político o coalición, por lo que era requisito necesario la concurrencia de al menos dos precandidatos, lo contrario iría en contra la naturaleza de las precampañas. “Bien que se presente un precandidato único o, se trate de una designación directa, deviene innecesario realizar actos de precampaña, pues no se requiere promoción de las propuestas debido a que la candidatura esta ya definida”; por lo que de publicitar sus plataformas electorales, programas de gobierno o posicionar su imagen frente al electorado estarían incurriendo en actos anticipados de campaña.

Por esos argumentos, el Consejo General del IFE, considero que los precandidatos únicos no podían tener acceso a las prerrogativas de radio y televisión durante precampaña. Sin embargo, durante estos años, las autoridades electorales han ido minimizando este criterio para permitir la aparición de precandidatos en los spots electorales. Así sucedió con el precandidato único del PRI a la presidencia municipal de Guadalajara, Ricardo Villanueva, quien gracias a la resolución tomada por mayoría de votos de la Sala Superior del TEPJF, en el expediente con la clave SUP-REP-41/2015 y SUP-REP-44/2015, pudo acceder a esta prerrogativa. En 2016, elTEPJF determinó en su jurisprudencia 32/2016 que el precandidato único podrá interactuar con o dirigirse a los militantes de su partido político, siempre y cuando no incurra en actos anticipados de precampaña o campaña.

A la luz de nuevos criterios y directrices fue que, primero la Comisión de Quejas y Denuncias,y después elTEPJF,ha permitido que el precandidato único del PRI José Antonio Meade, pueda utilizar la prerrogativa para acceder a los tiempos de Estado en radio y televisión, alegando, por ejemplo, que sus mensajes denominados “Mujeres” y ”Visión”, que contienen la leyenda “Mensaje dirigido a los miembros de la Convención Nacional de Delegados del PRI”, buscan conseguir el apoyo de los 19 mil 098 integrantes de esa instancia partidista. Pero en la realidad, la difusión de esos spots, que no sólo son vistos por los delegados priistas, sino por millones de personas, genera una inequidad en la contienda electoral que busca posicionar la imagen y presencia del candidato del PRI-PVEM-Panal, cometiendo con ello un acto anticipado de campaña.

En el spot “Visión”, aunque empieza con la imagen de militantes priistas, y a la par la voz en off de Meade diciendo: “Vengo con humildad a pedir su apoyo para trabajar” (apareciendo enseguida la imagen del precandidato saludando a una persona adulta mayor) y que logremos juntos con entrega, conocimiento y pasión, para que cada familia (y aquí evidentemente no sólo se refiere a las familias de los delegados priistas), para que cada familia, viva con felicidad y justicia”. Tras un instante donde prevalece el mensaje musical, Meade prosigue: “Porque vamos a cerrar la distancia, entre el México que somos y el México que queremos ser”. Y aunque el mensaje acaba con el texto: “PRI. José Antonio Meade. Precandidato del PRI a la Presidencia_de la República”, en el cuerpo del spot, queda claro, que el destinarlo final es la ciudadanía en general.

Es decir, es un acto de propaganda electoral que trasciende el convencimiento de los delegados priistas, a quienes ya no hay que probarles nada, porque los métodos de su partido ya decidieron quien será su precandidato único. Pero las autoridades electorales ignoran intencionadamente esta realidad, cambiando de criterios legales, todo, con el afán de elevar de forma ilegal y tramposa la presencia mediática de José Antonio Meade. m El halo de honestidad en torno a Meade, se derrumbó a mediados de diciembre, cuando se dio a conocer que su máximo promotor, Luis Videgaray Caso, siendo titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) avaló la triangulación de recursos públicos a campañas estatales del PRI por 250 millones de pesos.

About Meta Política

Check Also

Aprueban diputados Ley de Protección a Periodistas y Defensores de Derechos Humanos

América Juárez Navarro Morelia, Mich., Por unanimidad el Pleno del Congreso del Estado de Michoacán, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *