Mujeres, desigualdad en el modelo neoliberal | por Hugo gama

Los antisistema, los críticos del modelo económico preponderante en el mundo, los que demandan una mejor distribución de la riqueza o los que reclaman mejores condiciones laborales y defienden sus derechos como trabajadores, en su mayoría excluyen la igualdad de género en sus discursos, críticas y demandas.
Esos que se quejan, gritan, exigen, gimotean y se manifiestan en las calles, señalando y argumentado todo lo citado en el párrafo anterior, en su mayoría ignoran o se hacen de la vista gorda en el apartado de igualdad. Basta asomarse a la organización de las asociaciones, partidos o de los sindicatos, y son precisamente las mujeres las ausentes, las ignoradas, las que difícilmente participan en la toma de decisiones y las que menos prerrogativas económicas o salariales tienen.
En el lucha antisistema, poco o nada se incluye la igualdad entre hombres y mujeres, mucho menos el respeto y tolerancia a los grupos LGTB; las cabezas de esos movimientos no empujan ideas de esa naturaleza, están aisalados de la progresividad y los conceptos vigentes, siguen pensando y organizándose como en la época del nacimientos de las organizaciones gremiales.
En realidad, la inmensa mayoría de los que acusan las injusticias del modelo neoliberal, replican en su organización y en sus políticas las desigualdades de las que se quejan.
No he visto, al menos en México, un emplazamiento a huelga por la desigualdad salarial entre hombres y mujeres, esa sería una demanda innovadora, auténticamente progresista y antisistema del modelo económico, así como antisistema del modelo organizacional de los denunciantes del neoliberalismo.
Impera la necesidad de reforzar desde la sociedad civil organizada la lucha por la igualdad, ese paso falta para lograr una sociedad con mayor equilibrio, que bien puede empezar por el reconocimiento y entendimiento general, para que a su vez se vea reflejado en los ingresos y una mejor calidad de vida para las mujeres.
Twitter @hugogamac 

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*