Van nueve ex gobernadores sometidos a proceso, casi todos del PRI

En ninguna administración federal tantos gobernadores -nueve- habían estado sujetos a proceso penal y la mayoría encarcelados por delitos que van desde operaciones con recursos de procedencia ilícita hasta peculado, defraudación fiscal o delincuencia organizada. Además, existen órdenes de captura pendientes de cumplimentarse en territorio nacional contra uno más, César Duarte Jáquez, ex mandatario de Chihuahua.

Los casos involucran a siete ex gobernadores priístas y dos panistas.

El caso más reciente es la detención del tamaulipeco de militancia tricolor Eugenio Hernández Flores, acusado de la compra ilegal de mil 600 hectáreas de terrenos en el puerto de Altamira, y que fue puesto a disposición de un juez local por los delitos de peculado y lavado de dinero.

Hernández Flores gobernó Tamaulipas de 2005 a 2010. No tendrá derecho a libertad bajo fianza por tratarse de un delito anterior al cambio de sistema penal.

Durante el gobierno de Enrique Peña Nieto, el primer caso de un ex gobernador que fue detenido por la presunta comisión de delitos cometidos durante su gestión (2006-2012) fue el del tabasqueño Andrés Granier Melo. Éste fue aprehendido por la Procuraduría General de la República en junio de 2013 por la comisión de operaciones con recursos de procedencia ilícita y defraudación fiscal. No tiene derecho a libertad caucional.

El 4 de abril de 2014 fue detenido en un operativo de fuerzas federales el gobernador interino de Michoacán, Jesús Reyna García, por sus presuntos nexos con Servando Gómez Martínez, La Tuta, líder de Los caballeros templarios, y el Ministerio Público Federal le imputó la comisión de delincuencia organizada. Actualmente se encuentra preso en el penal de Morelia. Fue mandatario de esa entidad de abril a octubre de 2013.

El 10 de julio de 2015 fue detenido por primera vez el panista Luis Armando Reynoso Femat, ex gobernador de Aguascalientes ha sido procesado por los delitos de ejercicio indebido del servicio público y peculado. Fue sentenciado a seis años de prisión, pero obtuvo su libertad bajo fianza, y actualmente enfrenta su sentencia en libertad, mientras se concluyen los recursos jurídicos promovidos contra diversas determinaciones judiciales de procesos penales.

El 10 de noviembre de 2016, Guillermo Padrés, ex gobernador de Sonora, de filiación panista, se entregó de manera voluntaria ante un juez del Reclusorio Oriente para enfrentar las acusaciones de delincuencia organizada, defraudación fiscal y lavado de dinero. Permanece en prisión.

El 19 de enero de este año, Mario Villanueva Madrid, ex gobernador de Quintana Roo (priísta), quien purgó una condena en Estados Unidos por delincuencia organizada y delitos contra la salud, fue extraditado a México, donde cumplirá una sentencia de 22 años dé prisión. Gobernó Quintana Roo de 1993 a 1999. Se encuentra preso en una prisión federal que se localiza en Morelos.

Flavino Ríos, gobernador interino de Veracruz y quien sustituyó a Javier Duarte del 12 de octubre al 30 de noviembre de 2016, fue detenido el 12 de marzo de este año por los delitos de abuso de autoridad, incumplimiento de un deber legal y encubrimiento, que permitió la fuga de su antecesor. Actualmente enfrenta su proceso en prisión domiciliaria tras pagar una fianza de 5 millones de pesos.

El 10 de abril de este año el ex gobernador tamaulipeco Tomás Yarrington fue detenido en Florencia, Italia, y actualmente enfrenta su proceso de extradición. Yarrington es señalado de colaborar con los cárteles de Los Zetas y el Golfo durante su gestión como gobernador de 1999 a 2004. Enfrentará procesos penales en México y Estados Unidos.

Uno de los casos más sonados

El 15 de abril de este año, en un hotel de lujo en la comunidad de Panajachel, Guatemala, fue detenido el priísta Javier Duarte de Ochoa, quien se encuentra preso en el recluso Norte de la Ciudad de México, enfrentando acusaciones de delincuencia organizada, operaciones con recursos de procedencia ilícita y defraudación fiscal, por actos cometidos durante su gestión como gobernador de Veracruz (2011-2016).

En mayo de este año, un juez federal emitió una orden de captura en contra del priísta Roberto Borge Angulo, ex gobernador de Quintana Roo, por su presunta responsabilidad en el delito de lavado de dinero. El pasado 4 de junio fue detenido por agentes de Interpol en el aeropuerto de Tocumen, Panamá. Enfrenta su proceso de extradición y ha promovido recursos para impedir su envío a México, donde le esperan juicios tanto en el ámbito federal como local.

El que está pendiente de ser detenido es el ex gobernador de Chihuahua César Duarte Jáquez (ex priísta), quien se presume se mueve entre Estados Unidos y Canadá. Enfrenta acusaciones del ámbito local por peculado y operaciones con recursos de procedencia ilícita. Asimismo, la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales solicitó su extradición para que se le juzgue por haber desviado recursos públicos y dinero de trabajadores estatales a campañas de su partido.

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*