De férrea católica panista a candidata independiente

Margarita Zavala se ha caracterizado por ser una mujer prudente, sobria en su manera de vestir y devota a sus religiones: el catolicismo y el Partido Acción Nacional (PAN).

Desde hace un par de años, la esposa del expresidente de México, Felipe Calderón ha mostrado su intención en ser la primera mujer al frente de los poderes del país. Las últimas encuestas la han calificado como la mejor posicionada entre sus correligionarios del PAN, que también buscan la banda presidencial.

Sin embargo, el conflicto interno en el partido, en especial contra su dirigente, Ricardo Anaya, quien también quiere ser candidato a la presidencia y formó el Frente Ciudadano por México (PAN, PRD y MC), la han orillado a tomar, quizá una de las decisiones más difíciles de su vida: renunciar a su militancia albiazul de más de 23 años.

Este jueves lo confirmó con su equipo de trabajo. El próximo sábado se registraría ante el Instituto Nacional Electoral (INE) como candidata independiente a la Presidencia de la República.

Pero, ¿quién es Margarita Zavala y cuáles son los estatutos que marca el PAN sobre la renuncia de militantes? En La Silla Rota te explicamos.

Nació el 25 de julio de 1967 en la Ciudad de México y es la quinta de siete hermanos. Sus padres son loa abogados Diego Zavala Pérez, quien fue magistrado del Tribunal Superior de Justicia y de Mercedes Gómez del Campo.

Desde pequeña se le inculcó la religión católica y estudió en el Instituto Asunción, un colegio de mojas donde les enseñan el servicio comunitario a los más necesitados. Posteriormente se graduó de la Escuela Libre de Derecho.

Desde muy joven se incorporó a las filas del blanquiazul y fue en sus labores partidistas, como reuniones, mítines y evento, en donde conoció a Felipe Calderón, a los 17 años de edad. Su noviazgo duró seis años y en 1993 contrajeron matrimonio; en el ámbito civil, en Morelia, Michoacán, tierra de su esposo, y la ceremonia religiosa se realizó en la Ciudad de México. Juntos tienen tres hijos: María Luis Felipe y Juan Pablo.

En su etapa profesional alternó su desempeño dentro del PAN con su trabajo como abogada en diferentes despachos jurídicos.

Los cargos públicos que ha ocupado son: diputada local en la Asamblea de Representantes del Distrito Federal (1994-1997); diputada federal a la LIX Legislatura (2003-2006), donde fungió como subcoordinadora de Política Social del grupo parlamentario del PAN.

Dentro del partido albiazul ha sido directora Jurídica del Comité Ejecutivo Nacional, Secretaria Nacional de Promoción Política de la Mujer, así como Consejera Nacional desde 1991.

En este instituto político ha tenido toda su carrera en la administración pública. Desde que inició de joven en las filas de grupos juveniles, hasta la promoción de los derechos políticos de las mujeres, donde su participación ha sido clave para la apertura al género en las generaciones más jóvenes.

Sin embargo, el papel que más ha marcado a Margarita Zavala Gómez del Campo es el de Primera Dama de México.

Desde entonces, su propia carrera política se había puesto en ´stand by´, pues durante la campaña presidencial del 2006 se enfocó en apoyar a Felipe Calderón y sus aspiraciones. Pidió licencia como diputada federal y se enfocó al proselitismo de su esposo.

Una vez en el poder, Margarita Zavala se comportó como una Primera Dama: nunca quitó protagonismo a Felipe Calderón y se dedicó a sus hijos, así como a las labores sociales en el país al ser la presidenta del DIF nacional.

La panista nunca utilizó ropa extravagante y mantuvo su temple pese a la situación social del país, primero por las acusaciones de fraude electoral y después por la violencia incontrolada generada de la guerra contra el narcotráfico. Se le vio siempre como una persona prudente y sobria al hablar.

Fue hasta junio del 2015 cuando, por medio de un video, anunció sus intenciones de competir por la presidencia de México en el proceso electoral del 2018.

“He decidido que en los tiempos que señala la ley electoral buscaré la presidencia de la República”, dijo en aquel entonces.

Hoy en día, sus aspiraciones de ser la candidata oficial del PAN se truncaron. Ella, su esposo y su equipo de colaboradores han mantenido un conflicto directo con Ricardo Anaya, dirigente nacional del partido, a quien acusan de usar su posición para promocionarse a la candidatura del albiazul.

En el partido, además de Anaya, Margarita competía contra Rafael Moreno Valle y Ernesto Ruffo Appel, entre otros.

Por lo que ahora, con el Frente Ciudadano por México, impulsado por Ricardo Anaya e integrado por PRD y Movimiento Ciudadano, su batalla era mayor. A los albiazules se les sumaban los perredistas Silvano Aureoles, Graco Ramírez y el jefe de gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera.

Carta de renuncia de Margarita Zavala, con la que puso fin a 33 años de militancia panista

Podría regresar al PAN en tres años

De acuerdo con los estatutos del partido y el Reglamento de Militantes del PAN, un albiazul que fue expulsado o renunció públicamente a su militancia podrían ser readmitidos a las filas en un plazo mayor a tres años.

Un panista puede renunciar de dos maneras: una carta de renuncia ante el Registro Nacional de Militantes, a través de los directores de Afiliación; o una renuncia pública.

La segunda opción, según el Artículo 76 se da cuando “el militante, de manera deliberada la haga del conocimiento público mediante instancias externas al partido”. Los comités directivos deberán recabar las pruebas de esta renuncia pública y formalizarla ante el Registro Nacional de Militantes. La renuncia se hace efectiva de inmediato.

Sin embargo, si un exmilitante panista decide regresar al partido, no podrá hacerlo hasta después de tres años.

El Artículo 80 del Reglamento de Militantes del PAN indica que “las solicitudes de readmisión no podrán aprobarse en un término menor de tres años de haberse acordado la expulsión o de haber ocurrido una separación o renuncia pública”.

Las entidades que decidirán si es admitido nuevamente a las filas del partido es la Comisión Permanente del Consejo Nacional, en base a los informes del registro de militantes.

De acuerdo con la información difundida, Margarita Zavala presentará su renuncia al PAN en menos de 36 horas, para así registrarse como candidata independiente el próximo sábado.

Vía La Silla Rota

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*