Home / Gobierno / En Michoacán, 53 alcaldes ganan más que el Gobernador

En Michoacán, 53 alcaldes ganan más que el Gobernador

El estado de Michoacán es uno de los diez estados más pobres del país, pero eso no importa para la mayoría de los alcaldes, los que por decisión propia se han signado sueldos de lujo.

Por lo menos en 53 de las 113 alcaldías de todo el estado, los sueldos son superiores al salario que gana el gobernador del estado.

El aumento de los salarios de los alcaldes va de la mano con el crecimiento de la nómina de empleados. En términos generales, en el 2016 creció entre un 3.7 y un 8.9 por ciento en la mayoría de los Ayuntamientos.

Esta cifra contrasta con la reducción burocrática hecha por el Gobierno estatal al disminuir en un 1.2 por ciento en lo que va de la actual administración, tras el Acuerdo del Ajuste en el Gasto Público y Eficiencia en el Gobierno para Fortalecer la Economía y las Finanzas Públicas del Estado.

La política oficial de reducción de gastos parece no permear en los municipios, pues sólo el alcalde de Puerto Lázaro Cárdenas, Armando Carrillo Barragán, gana 124 mil 318 pesos al mes, más de dos veces el salario asignado al gobernador, de 48 mil 790 pesos.

En el municipio de Tiquicheo, Salvador Ortega Santana recibe 109 mil 026 pesos al mes.

De acuerdo al Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), casi el 78 por ciento de la población vive ahí en condiciones de pobreza extrema, una de las localidades más pobres del país.

En Turicato, el 45 por ciento de la población vive en condiciones de pobreza extrema con salarios entre mil 300 y 3 mil 800 pesos mensuales, pero la alcaldesa Gisela Vázquez Alanís recibe 90 mil 413 pesos.

El alcalde Juan Manuel Estrada Medina, del municipio de La Piedad, percibe un salario de 85 mil 929 pesos cada mes, sin importar que el Coneval ubica a esta localidad entre las que mayor deficiencia tienen, de todo el centro del país, en crecimiento de infraestructura urbana.

En el municipio de Ario de Rosales, en donde los índices de inseguridad van a la par de la falta de servicios urbanos, el alcalde Cenobio Hernández Lara mantiene un ingreso salarial de 85 mil 902 pesos, a lo que hay que sumar los gatos de viáticos que mensualmente se asigna por el orden de los 35 mil pesos.

En Cd Hidalgo, en donde el 21 por ciento de la población carece desde alimentación hasta transporte, Rubén Padilla Soto se asignó 90 mil 87 pesos.

Pacto ignorado

A principio de este año, el gobernador Silvano Aureoles Conejo intensificó su política de austeridad con acciones oficiales para hacer más eficiente el gasto público.

El llamado oficial no fue atendido por la mayoría de los alcaldes, quienes pese a las condiciones de pobreza en sus municipios también autorizaron incrementos a los salarios de regidores y funcionarios de primer orden.

Por ejemplo en Tarímbaro, con un desempleo de casi el 27 por ciento que afecta a por lo menos la mitad de los habitantes, el alcalde Baltazar Gaona Sánchez percibe 96 mil 66 pesos.

El Coneval establece que el 59.2 por ciento de la población en Michoacán vive en condición de pobreza. El 15.4 por ciento carece de calidad y espacios de vivienda y el 26.6 por ciento no tiene servicios básicos en su casa.

José Carlos Lugo Godínez, con el respaldo del Cabildo de Zamora, se asignó un salario de 88 mil 570 pesos, cifra dos veces mayor al fondo del DIF municipal para la entrega de becas y servicios alimenticios para la población vulnerable.

En Sahuayo, Rodrigo Sánchez Zepeda tiene ingresos mensuales por 84 mil 360 pesos y tampoco se incluyen los servicios de transporte y seguridad del funcionario y su familia.

El llamado de política de austeridad del gobernador Silvano Aureoles no fue atendido por la mayoría de los alcaldes de Michoacán De nómina gruesa De acuerdo a datos de la Secretaría de Finanzas del Gobierno estatal, en promedio, más del 37 por ciento de los ingresos de los Municipios se destina al pago de nómina.

No existe una ley que limite la contratación de personal en cada renovación administrativa El promedio de nómina municipal ha crecido en las últimas cuatro administraciones locales entre un 22 y un 31 por ciento, según datos del Centro Estatal para el Desarrollo Municipal (Cedemun).

La nómina que más ha crecido es la de Uruapan, con un padrón actual de 2 mil 749 empleados; contrasta con los mil 982 asalariados que se tenían apenas hace tres administraciones.

El crecimiento considerable del número de burócratas solo es dentro el area administrativa, sin atender los requerimientos de personal operario en obras y servicios públicos.

No solo son los alcaldes quienes se han asignado un buen salario. También los síndicos municipales se ven beneficiados con la discrecionalidad con la que se asignan sus propios sueldos los integrantes de los cuerpos de Cabildo.

Entre los síndicos que mejores salarlos registran se encuentra el Cabildo de Lázaro Cárdenas, con ingreso mensual de 108 mil 562 pesos, el de Uruapan gana 77 mil 739 pesos al mes, el de Ario de Rosales registra un sueldo de 73 mil 236 pesos.

El de Zacapu gana 68 mil 320 pesos mensuales, el de Hidalgo 65 mil 238 pesos, el de Tacámbaro se ingresa 59 mil 410 pesos, el de Sahuayo gana 58 mil 821 pesos, en tanto que el de La Piedad se autoasignó 57 mil 762 pesos.

Vía Indigo Media

About Meta Política

Check Also

“El diablo era ángel”, refiere Fausto Vallejo sobre Daniela de los Santos

América Juárez Navarro Morelia, Mich., El candidato al Ayuntamiento de Morelia por el Partido Encuentro …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *