Home / Opinión / Semana Santa de Comedia al estilo PRI | Ricardo López

Semana Santa de Comedia al estilo PRI | Ricardo López

Vaya “semana santa” que nos tocó pasar con las sendas detenciones del exgobernador de Tamaulipas, Tomás Yarrington, detenido en un restaurant de la campiña italiana, muy cambiado en su rostro por cierto, con el atrevimiento, cual rata miserable de tener el descaro de decir “que lo estaban confundiendo” -ya con cierto acento italiano en su habla-.

El otro hecho que en un inicio no se creía, fue la detención de Javier Duarte, el asesino de periodistas y exgobernador de Veracruz, estado al que dejó sumido en la miseria más tremenda, pues su esposa lo usaba como medio para que la “ley de atracción” le llenara con riqueza inaudita, porque ella “lo mecía y era por justicia divina” -así reza varias páginas de un diario localizado meses atrás en una bodega incautada a Duarte, donde su esposa escribía una y otra vez: “sí merezco riqueza y vivo en la abundancia”  Solamente que tenía la riqueza a costillas del pueblo, de venderle al sector salud agua destilada en vez de medicinas, cientos de niños con cáncer recibieron agua en vez de sus quimioterapias, dejando jugosas ganancias a Duarte y sus “socios empresarios” que nunca se tocaron el corazón para realizar semejantes atrocidades.

Ayer, durante su detención, el asesino Duarte reía jactanciosamente, como saboreando desde antes la protección e inmunidad que el PRI otorga a rateros, asesinos, narcos y defraudadores afiliados a este partido que ocupan cargos de gobernadores o secretarios de estado. El ejemplo más claro lo tenemos con Moreira, que fue detenido con bombo y platillo en España y al  poco tiempo salió en completa libertad, buscando ahora un cargo como diputado local en Coahuila; qué decir de nuestro bello Michoacán, donde un hijo del exgobernador con siete mil pesos salió libre, aun cuando su conducta , pruebas y hechos eran dignos de cárcel sin fianza….ese es el “nuevo PRI”  el que está a nada de perder las elecciones en el Estado de México y para el 2018 la Presidencia del País.

A esto obedece que, en un intento desesperado por recuperar cierta credibilidad, Peña Nieto haya mandado detener a sus amigos entrañables, aquellos que señalaba como la nueva camada de jóvenes políticos, ejemplares militantes, que aun cuando volvemos a ver ese video donde Peña Nieto habla de ellos con tal garbo, da asco regresar a la realidad y saber de lo que fueron capaces este par de sátrapas:

Tomás Yarrington, lavado de dinero, favorecedor de cárteles de narcotraficantes, corrupción, nepotismo, encubrimiento…. no hace falta seguir, basta con estos señalamientos que ha hecho el gobierno de USA y forzosamente la PGR a mandato norteamericano, para señalar a semejante criminal con estos cargos y los que le harán falta afrontar.

Javier Duarte: asesino de periodistas, saqueador del dinero público, enriquecimiento ilícito, defraudador público, creador de varias empresas fantasmas para poder hacer negocios chuecos con sus “empresarios favoritos” engañando a la sociedad, responsable de muertes de niños que recibieron agua destilada y no medicamentos….vaya, tanta crueldad y putrefacción dentro de un “ser humano” es inaudito creer que exista.

Y a todo esto, Peña Nieto quiere presentar la eficacia de su “administración”, días después de que dijo en sendo discurso , muy patético por cierto, que la crisis está en las mentes de los mexicanos, que se deje a un lado ese falso estigma, para sumar su “éxito” al “pueblo de México”.

Nada más ridículo, si Peña cree que con estas detenciones va a subir la popularidad del  PRI y que su primo Alfredo del  Mazo retomará con fuerza la carrera por la gubernatura del “Establo de México”, se equivoca, hoy más que nunca, el pueblo reclama justicia, si detuvieron a este par de criminales, ¿por qué dejar suelto a Moreira? ¿Tendrán la misma suerte este dueto de criminales?

Por lo que se percibe, tendrán que ir a la cárcel, pues sería contraproducente dejarlos en libertad “por irregularidades en su detención” como se acostumbra hacer, es necesario su pronto encarcelamiento y olvidar para siempre, su pronta libertad, y aun así, ni Alfredo sube, ni ganarán Estado de México ni tampoco seguirán en Los Pinos. El pueblo está cansado de tener timoratos, tontos, güevos tibios, rateros, asesinos y abusivos en el poder, con el PRI, para nunca más.

About Meta Política

Check Also

#ENTRELÍNEAS // Perredismo michoacano, ¿todo o nada?… Por las últimas migajas del partido.

Por Héctor Tapia Frente a lo que apunta a ser la desaparición del Partido de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *