Barrales: Barbosa podría haber desviado recursos del Senado para AMLO

Pregunta: El senador Miguel Barbosa fue muy claro y respecto a su destitucioón dijo que “se están violando mis derechos partidarios, es una resolución ilegal; yo voy a seguir apoyando a Andrés Manuel López Obrador y voy a tratar de convencer a las bases, no a las tribus, de que debemos de ir con el tabasqueño como candidato a la Presidencia de la República”.

Le pregunté entonces “oiga, pero Andrés Manuel López Obrador ha dejado muy en claro que no quiere ir con el PRD ni a la esquina y no sabemos si finalmente la mayoría en el Sol Azteca quieran ir con Andrés Manuel López Obrador”.

Alejandra Barrales (AB), presidente nacional del PRD:  Primero comentarte que anoche, como seguramente estás enterado, una mayoría del Comité Ejecutivo Nacional, una mayoría calificada, tomó la determinación de remover de la coordinación al senador Barbosa y es importante señalar que si algo identifica a nuestro partido, sin duda, es el hecho de que en este partido a nadie se le persigue por externar, por expresar sus preferencias políticas, religiosas, de ninguna naturaleza y evidentemente esto no está en discusión.

La decisión de este Comité Ejecutivo se basa en la dimensión que tiene el hecho de que nuestro entonces coordinador, el senador Barbosa, haya informado que a partir de que toma una determinación personal, una preferencia política por un candidato, en este caso por Andrés Manuel, dice que a partir de esa fecha, de esa determinación él dedicará todos su esfuerzos, todo lo que esté a su alcance para promover esa candidatura y para convencer a los compañeros, tal como lo reiteras tú, tal como te lo dijo ayer, para convencer a los perredistas de que compartan esta decisión.

Cuando esto lo escuchamos en voz de quien coordina una de las plataformas, uno de los espacios más relevantes en donde tiene presencia nuestro partido, desde el Senado de la República, cuando esto lo dice quien tiene a su cargo la línea política del partido, lo dice quien tiene a su cargo el manejo de los recursos, un manejo importante, una cantidad importante de recursos que se manejan a partir de la coordinación del Senado de la República, bueno, pues esto toma otra relevancia.

El Comité Ejecutivo está facultado por el estatuto para tomar medidas cautelares, así lo define el estatuto, medidas preventivas cuando se identifica riesgo, peligro o que algún militante esté generándole daño a nuestro partido.

Así lo consideró en este caso el Comité Ejecutivo, no solamente por estos señalamientos; a partir de estas afirmaciones, el senador Barbosa pues nos confirma que deja de estar en condiciones de darle prioridad a los trabajos del partido en la coordinación, nos confirma que incluso los propios recursos de la fracción pudieran utilizarse para otro tipo de situaciones y también la otra cuestión importante para nosotros es el reconocer que este tipo de debates nosotros no lo hemos dado todavía al interior del partido.

Es una discusión que vale la pena además separar, esta decisión no tiene que ver con la posibilidad de la unidad de las izquierdas, con la posibilidad de ir con Morena o con López Obrador; es un debate que tenemos que dar, que no lo hemos cancelado, pero que en todo caso, si esto se decidiera por nuestro partido una vez que se discutiera en el Congreso, en el Congreso Nacional, en el Consejo de nuestro partido, que son los órganos o los espacios donde se debe dar este debate; si esta fuera la decisión, tendría que ser una decisión institucional y tendríamos que acatarla todos.

Este no es el caso, no, esa decisión tan trascendente no se puede tomar a partir de una persona y a partir de la coordinación del Senado. Entonces eso es parte de los argumentos para tomar la decisión que el Comité Ejecutivo con mayoría calificada tomó o tomamos el día de ayer y, bueno, pues nosotros reconocemos que tenemos que dar ese debate, esa discusión a la brevedad para poder seguirle dando conducción a nuestro partido.

P: Entonces dice usted  que la remoción del senador Barbosa como coordinador se trata también de cuidar un presupuesto, una cantidad de dinero importante que siempre tiene bajo su responsabilidad el coordinador en turno.

AB: Se trata de cuidar todos los recursos….

P: ¿Pero de cuánto; cuánto es el presupuesto del coordinador pues?

AB: No tengo en este momento el monto…

P: ¿Pero lo puede usar con toda, de forma discrecional?

AB: Pues es la confianza que tú depositas en quien coordina una fracción; no solamente estos recursos, hay recursos humanos, hay un número importante de personal, asesorías, sobre todo, además, hay decisiones políticas importantes.

Quien representa al partido para negociar cualquier votación, cualquier posición porque abiertamente eso es lo que se hace desde una fracción parlamentaria, debatir, dialogar, acordar en favor de nuestro partido, bueno, pues todas estas decisiones se depositan en manos de un coordinador.

Es importante comentarte que nuestros coordinadores en la Cámara de Diputados y en el Senado de la República forman parte del Comité Ejecutivo Nacional; es decir, ellos entran, ellos deben de estar, no solamente tiene derecho, tiene la obligación de asistir a las reuniones del Comité Ejecutivo.

Lo digo porque hay que reconocer que hay espacios al interior del partido donde opiniones como las que virtió, las que compartió recientemente el senador Barbosa, sus preferencias políticas, una candidatura, su respaldo a una candidatura, pudieron haberse discutido en este comité, pudo haber avisado, advertido, invitando a la discusión y entonces estaríamos hablando de otra cosa.

Por eso es parte pues de los argumentos para esta toma de decisiones, pero lo más importante para nosotros pues es que nuestro partido debe enviar el mensaje a toda nuestra militancia de que en cualquier lugar del mundo quien decide militar libremente en un partido pues decide compartir una línea política, decide respetar normas y estatutos que rigen la vida de este partido político y también, si alguien ya no está en esa disposición, pues con toda libertad puede dejar de ser militante; pero mientras así lo decida nuestra militancia, pues debemos de reconocer y de respetar nuestras normas internas.

P: ¿Sería la expulsión de sus filas y removerlo como coordinador, las dos? Para entender bien; ¿el caminito pues tiene que ser jurídico o nada más interno? Que tienen que seguir en su órgano político.

AB: No, el día de ayer lo que el Comité Ejecutivo, por mayoría calificada, decidió, decidimos fue la remoción del cargo como coordinador del senador…

P: Ah, no lo están expulsando de sus filas.

AB: No, no está propuesto para expulsión. La decisión que se tomó fue removerlo del cargo, suspenderle sus derechos políticos…

P: Como coordinador nada más.

AB: Como coordinador y suspenderle sus derechos como militante… Esta es una decisión que tiene que ser ratificada o rectificada por los órganos de legalidad de nuestro partido. Le dan el derecho de audiencia, conocen en todo caso sus dichos, sus pruebas en descargo y este órgano de legalidad es el que ratifica o rectifica las decisiones que toma en ese sentido el Comité Ejecutivo. Eso es lo que se decidió anoche.

P: Bueno, entonces, para dejarlo muy en claro, dice la presidenta nacional del Sol Azteca “no estamos expulsando al senador, le estamos quitando sus derechos dentro del Sol Azteca como militante y también lo estamos removiendo de la coordinación de los senadores”, ¿así es básicamente?

AB: Así es, él deja de ser el coordinador de nuestra fracción y temporalmente tiene suspendidos sus derechos políticos al interior del partido, así es.

P: Entonces, bueno, se queda dentro del PRD, pero como una especie de… Nada más invitado a la fiesta, sin poder participar en los eventos pues de la fiesta.

AB: Pues lo más relevante para nosotros es que él sigue siendo integrante, mientras él así lo decida, de nuestro partido, de nuestra fracción en el Senado de la República, pero ya no tiene bajo su responsabilidad pues todo el manejo de estas decisiones, negociaciones, recursos que un partido pone en manos de quien coordina a su bancada, a sus legisladores.

Esta es, sobre todo, la decisión más importante y, bueno, además nuestro compañero queda en absoluta libertad, tendrá tiempo completo a partir de este momento, si él así lo decide, pues para, como lo anunció, dedicarse a promover una candidatura, una ideología al interior de un partido y dar con toda posibilidad el debate para poder decidir lo que más convenga pues no solamente al partido.

Nosotros vamos a insistir en buscar lo que más convenga al país y si lo que más conviene a nuestro país es plantear la unidad de las izquierdas, bueno, ésa puede ser una alternativa; pero hay una diferencia enorme entre buscar la unidad de las izquierdas y que esta posibilidad se dé con nuestro partido, un acuerdo, una ruta trazada con nuestro partido; es diferente a pensar en una negociación, en un acuerdo individual.

No es con acuerdos personales o individuales con los que vamos a lograr la transformación de este país o el cambio que le urge a nuestro país. Estamos hablando de fuerzas políticas.

Nuestro partido, se diga lo que se diga y a pesar de este momento difícil por el que estamos atravesando, hoy por hoy seguimos siendo la tercera fuerza política de este país, representamos a más de 22 millones de mexicanos, gobernamos entidades importantes, como la Ciudad de México, Michoacán, Morelos, capitales importantes y en nuestras fracciones en la Cámara de Diputados, en el Senado pues tenemos una presencia importante.

Entonces el PRD está vivo, el PRD está presente, es parte de las decisiones que tendremos que tomar, pero, sin duda, vamos a actuar con toda responsabilidad y vamos a hacer lo que mejor le convenga a nuestro país.

P: Bueno, entonces el senador Barbosa se queda como pasajero del barco, pero no como capitán de la nave que transita por las aguas del Senado, nada más pues.

AB: Pues él deja de ser, efectivamente, coordinador y podrá seguir formando parte de nuestra bancada mientras…

P: ¿No lo están bajando de la nave?

AB: No lo estamos expulsando, así es.

P: Ahora, ¿hay alguna intención de expulsarlo del Sol Azteca?

AB: Bueno, hay que decirlo abiertamente, hay quien sí ha planteado que su actuación amerita que pudiera ir a la expulsión; hay quien señala que lo que ha pasado en la fracción parlamentaria del Senado tiene que ver con la actuación, sin duda, de quien coordina, de quien estuvo desempeñándose como coordinador.

Parte de las tareas que tiene un coordinador es buscar la unidad, es buscar el agrupamiento de los legisladores que son parte de un partido y hay quienes señala que el hecho de haber consentido que los legisladores fueran abandonando a nuestro partido y que al mismo tiempo conservaran todas las ventajas de formar parte de una bancada sin las obligaciones, ya no hablamos siquiera de pagar cuotas, sino de compartir una línea política; nos parece que esto es lo que ha hecho daño a nuestra fracción parlamentaria en el Senado desde hace ya varios años.

Hay que recordar que hace casi tres años empezó la salida de estos legisladores que formaban parte del PRD. Inició con Alejandro Encinas, a quien no le generó ninguna diferencia el decidir ya no formar parte de nuestra bancada, se le conservaron, no solamente se le conservaron sus condiciones, sino que siguió participando en la toma de decisiones y así fueron sucesivamente sumándose poco a poco algunos senadores, hasta llegar recientemente al extremo de decir que se van para formar parte de otros partidos, para formar parte de promover otras candidaturas.

Y bueno, nos parece que esto ya es un despropósito. A nadie se le puede cuestionar por manifestar sus preferencias políticas ni mucho menos, pero lo que no se puede es generar esta incongruencia de decir “ya no estoy, pero no me voy”; o sea, “no solamente no estoy con ustedes, estoy en contra de ustedes, pero no me voy, aquí estoy, en la fracción, dispongo de todas las prerrogativas que eso implica y aquí seguimos”.

Es parte de ese debate que se dio ayer, un debate de muchas horas y quien sí plantea que esto ameritaría la expulsión, pero bueno, la decisión que se tomó ayer fue por lo pronto la remoción y la suspensión temporal de derechos políticos.

P: De los 20 Senadores que tenían, ¿cuántos les quedan?

AB: Hoy seguimos teniendo 13 legisladores militantes del PRD en el Senado de la República.

P: ¿Cuántos, perdón?

AB: Trece.

P: Trece; allí… De los siete, incluye al senador Barbosa.

AB: Trece, de los 13 está incluido el senador Barbosa, así es, se ha dicho…

P: No, de los siete… Entre los siete se incluye a Barbosa porque quedan 13, ¿no?

AB: Quedan… Son 13 senadores, esto es ya con la salida de quienes ya han dejado al partido; son 13 los que actualmente son militantes del PRD.

P: De 20.

AB: La fracción era originalmente de 22.

POMB: Ah, de… Bien, 22 son, siete se han ido, ¿se han ido nueve?

AB: Así es.

P: Yo creo que lo más importante para usted, como presidenta nacional del PRD, es que están al cuarto para las 12:00, tienen elecciones importantes ahora en tres estados de la República, finalmente pues deciden no ir fusionados con el PAN para el Estado de México, muchos dicen “fue un error garrafal para el PRD”.

Pero bueno, independientemente de ello, pero también tienen encima pues muchas definiciones para estar bien presentes en la carrera por la Presidencia de México en el 2018 y pues, al menos como ciudadanos común y corrientes, vemos a un Sol Azteca totalmente pulverizado y sin rumbo, ¿no?

¿O cuál sería su opinión?

AB: No, bueno, por supuesto que nosotros tenemos claro cuál es nuestra ruta, nuestro rumbo. Nosotros tenemos que reafirmarnos como un partido de oposición, un partido de izquierda, una izquierda responsable que sí denuncia, que sí demanda, pero que sí también dialoga y propone.

Esa es la visión que nosotros tenemos; estamos convencidos que es con esta visión con la que se puede cambiar el rumbo del país. Hemos cambiado la vida de mucha gente para bien, lo demostramos en la capital, en la Ciudad de México, gobernando más de 18 años. Quienes hemos vivido toda la vida aquí, en esta ciudad, pues hemos sido testigos de cómo esta ciudad se fue transformando en una ciudad de derechos, de libertades, en una ciudad en donde las mujeres tenemos mejores condiciones de vida que en cualquier otro lugar de la República.

Sí hemos tenido pendientes, hay muchas cosas que resolverle a una ciudad tan grande como ésta, pero nadie puede poner en duda la transformación que la izquierda, que el PRD particularmente, le ha dado a esta ciudad y esa es la visión que nosotros sostenemos que le hace bien a nuestro país, que es la que puede cambiar el rumbo de las cosas. Esta es la visión del PRD y eso es lo que nosotros estamos proponiendo.

¿Con quién vamos a actuar electoralmente? Ese es parte del debate que tenemos que dar y el PRD sigue siendo una alternativa para la gente. Este pasado lunes, esta semana nada menos, recibimos a seis nuevos legisladores que dejaron Morena, que dejaron las filas del PRI en Tabasco y que decidieron venir al PRD. El día de ayer le dimos la bienvenida al diputado federal Diego Valero (sic), él decidió dejar su militancia en el Partido Verde en Chiapas, ayer se unió a las filas de nuestro partido.

De repente son las cosas de las que no se habla mucho, pero que están sucediendo y que eso quiere decir que el partido sigue siendo una alternativa para mucha gente todavía, sin duda, en este país y eso es lo que nos impulsa a seguir adelante.

¿Qué vamos a hacer en términos electorales? Bueno, es un debate que tenemos que dar. Yo estoy convencida que parte de la crisis que hoy vivimos todos los partidos políticos, toda la clase política tiene que ver precisamente con este error que hemos cometido de darle prioridad a las decisiones electorales, al cálculo electoral, con quién me conviene estar, cómo me conviene estar para ganar elecciones, qué temas apoyar para ganar elecciones y eso pues la ciudadanía nos lo está cobrando, nos lo está reclamando.

Hoy el PRD reconoce eso, nos hemos equivocado cuando nos hemos alejado de las causas de la gente; por eso estamos resueltos a plantear que lo más importante hoy, más que ver con quién nos juntamos para ganar elecciones o a qué candidato apoyamos para salir bien pues con números, con votos como partido, lo que necesitamos es reconocer que a este país hoy le urge un proyecto, una ruta, un proyecto donde los partidos políticos podamos proponer, acordar, dialogar sin estar pensando en si eso nos hace ganar o no una elección.

Es qué le hace falta al país en términos económicos, en términos políticos hoy que tenemos una amenaza tan fuerte con la llegada del nuevo Presidente de Estados Unidos, qué proponemos, esté quien esté gobernando, qué proponemos que haga el Congreso, esté quien esté teniendo la mayoría.

Es momento de pensar en los gobiernos de coalición. Quien quiera que llegue a la Presidencia de la República en el 2018, hay que reconocer que no llegará con una mayoría importante, es menos de un 25 por ciento lo que puede darle la Presidencia a quien participe en 2018; es decir, la gran mayoría no estará respaldando esa decisión y, bueno, hay que imaginar el escenario que vamos a tener con un presidente, una presidenta que no tenga el respaldo mayoritario para poder transformar pues la vida de este país.

Es momento de dar ese debate y eso es lo que propone hoy el PRD, más que debatir qué candidato nos conviene para subir votos, para todo una serie de cuestiones electorales; ése es el debate en el que nosotros estamos hoy.

P: ¿Pero los tiempos políticos y todo este ambiente tan enrarecido no debiera obligarlos, como órgano político, a definirse por el único candidato serio, responsable y competitivo?

AB: Bueno, es parte de lo que tendremos que discutir, esa discusión en donde este planteamiento de la unidad de las izquierdas, de buscar el acercamiento, el diálogo, el acuerdo con Morena, con Andrés Manuel, el apoyar a un candidato ciudadano, en donde el jefe de Gobierno por supuesto que puede ser una alternativa. La posibiliDAD de que surgiera de nuestras filas un militante, un gobernador que viniera de nuestro partido y que pudiera ser una alternativa, bueno, es parte de la discusión que hay que dar.

También, hay que decirlo abiertamente, hay quien plantea la posibilidad de un frente amplio, un frente democrático, donde también pudiera estar presente Acción Nacional; también es parte de la discusión, es todo lo que tendremos que estar revisando, pero yo voy a insistir permanentemente y, bueno, es un punto de vista afortunadamente compartido con muchos otros.

Lo importante para nosotros, más que el acomodo electoral, con quién nos va mejor electoralmente, es impulsar la posibilidad de construir este proyecto, buscar una nueva correlación de fuerzas para que nuestro país pueda caminar de mejor manera, discutir los gobiernos de coalición, buscar tal vez la conformación de una mayoría amplia, una mayoría diferente que nos permita tomar e impulsar decisiones y, bueno, es parte de esa discusión que nosotros creemos vale la pena.

Es decir, al PRD no sólo le importa cómo ganar la elección, lo que nos interesa es cómo apoyamos, cómo impulsamos la transformación, el cambio de rumbo que le urge a nuestro país.

P: ¿su periodo cuándo concluye? No recuerdo ya bien la fecha.

AB: para concluir esta gestión que inició Carlos Navarrete, mi gestión deberá concluir en el mes de julio.

P: Julio de este año. ¿Buscará elegirse para un nuevo periodo con todo y todo?

AB: Pues mira, vamos a ver cómo están las circunstancias. Yo lo he dicho con toda claridad, yo voy a estar al frente de mi partido mientras le sea útil, mientras así se considere en unidad, así es como yo llegué y así es como yo creo que le puedo seguir siendo útil a mi partido. Vamos a ver qué sucede en el mes de julio, por lo pronto tengo tareas que apoyar, que impulsar.

Estaremos entregando los procesos electorales de este año, estaremos sentando las bases; ojalá que ya haya una definición avanzada de lo que sigue para el 2018, pero lo más importante para mí es que ojalá que hayamos avanzado en la construcción de un proyecto que nos permita avanzar como país, quede quien quede en la Presidencia, quede quien quede en los congresos, la Cámara de Diputados, de Senadores, que haya claridad en el rumbo que le conviene a nuestro país.

P: Estamos a diez meses de que pues prácticamente todos los partidos, quizá el PRI se espera hasta enero, tengan ya a sus candidatos por la Presidencia.

AB: Sí, así es, estamos contrarreloj y por eso vamos a apresurar y abrir el espacio para dar el debate, pero con el tiempo y el espacio que se requiere para tomar una decisión colectiva, una decisión de todo el partido, como es lo que ocurre en cualquier lugar del mundo cuando uno milita en un partido. 

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*