Home / Opinión / La invasión que se vé venir | Ricardo López

La invasión que se vé venir | Ricardo López

A poco más de un mes en la presidencia de los Estados Unidos de Norteamérica, el «simpático y ocurrente Redneck» Donald Trump ha puesto a temblar todo un imperio. La nación «más poderosa del mundo» está siendo agitada, desmembrada y literalmente puesta «patas pa’arriba» por su exquisito presidente Trump.
Dicen que «cuando el perro es bravo hasta a los de casa muerde» y Trump no se anda con medias tintas.
Le apretó muy duro al ícono automotriz Ford y otras empresas más, con la finalidad de que regresen a su país y saquen de la miseria a tantos «whitetrash» desempleados y en condiciones de pobreza extrema, gracias a los anteriores gobiernos demócratas neoliberales que dejaron ese país muy mal económicamente. Los EE.UU. de Norteamérica, es el país más endeudado del mundo.
Donald Trump, cual artista barato y comparsa corriente de shows de TV tan malos como «El Aprendiz» o sus intervenciones en la WWF donde lo único bueno fueron los golpes propinados a su persona, ha salido tan radical en sus maneras de mandar y hacer política que ya se está pensando en sacarlo de la jugada al estilo Nixon.
Trump está envuelto en un escándalo mediático promovido por la prensa, con quien Trump tiene pleito casado, y déjenme decirles que tiene razón.
Sin embargo, así como hay aciertos, tiene más desatinos, pésimas decisiones y terribles ideas u opiniones, basta recordar una amenaza realizada a Henry Monster hace pocos días, la cual nadie tomaba en cuenta hasta hoy. Como bien recordarán estimados lectores, el «whitetrash» Trump le dijo muy directo a EPN: «usted tiene muchos bad hombres en su país» y pasó como chiste, hasta que hoy vemos la «Ley de Seguridad Interior» la cual pudiera facilitar el ingreso de manera legal a manera de «ayuda» de militares norteamericanos, sin tener que andar disfrazados de soldados o marinos mexicanos.
Los amos del mundo ven que la única forma de limpiar México, es mandar «gringos» a hacer lo que los políticos mexicanos no pueden o no quieren hacer: parar la violencia, detener el crimen y sus líderes. Saben muy bien los norteamericanos que el Gobierno Mexicano tiene «mucha cola que le pisen» y como ya no quedaron sus comparsas demócratas en el poder de USA, los republicanos van con todo, a cobrar viejas deudas, sin importar tener que invadir legalmente México para frenar la producción de drogas así como amainar la violencia, azote que se padece inmisericordemente.
Donald no la tiene nada fácil, por una parte, sus planes de controlar y poner orden en su país, generando grandes conflictos internos como la opresión y deportación de latinos e inmigrantes, lo cual será contraproducente, pues el gringo, típico redneck white trash detesta trabajar, prefiere pagar indocumentados para hacer las labores que ellos no quieren hacer. Obviamente, esta política pegará muy duro en su economía interna. Sinembargo, Trump sigue de racista y metiche en todo lo que puede. Ahora si que se llevó las pésimas actuaciones de sus shows baratos al interior de la Casa Blanca. Pero no lo subestimemos, los amos del mundo saben hasta donde le van a permitir actuar, la posible intervención operativa en México también tiende a cuidar sus intereses: la riqueza natural de México, para evitar que estos parásitos políticos mexicanos, terminen con todo lo que queda, o peor aún, dejarle la puerta abierta a los chinos, que dicho sea de paso, son verdaderas plagas que arrasan con todo lo que encuentran. Así que, de que los chinos se lo lleven, mejor invaden «pacíficamente» nuestro país.
Como siempre lo he dicho y lo sigo sosteniendo:
México es tan rico que ni quinientos años de saqueo lo han acabado.
Solo que, ahora si, los intereses foráneos ya se dejaron ver y sentir.
Como escuche alguna vez en la cantina: «El error de Antonio López de Santa Ana no fue haber vendido territorios del norte, fue no haber vendido desde el norte hasta el Rio Suchiate.

Es cuánto

About Meta Política

Check Also

#ENTRELÍNEAS // Perredismo michoacano, ¿todo o nada?… Por las últimas migajas del partido.

Por Héctor Tapia Frente a lo que apunta a ser la desaparición del Partido de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *