Amenaza AMLO con demandar a Trump ante la ONU

 

El candidato presidencial mexicano Andrés Manuel López Obrador aseguró este domingo en Los Ángeles que su formación política presentará una demanda contra Estados Unidos ante Naciones Unidas por “violación de los Derechos Humanos” si durante los próximos días no lo hace el gobierno de Enrique Peña Nieto.

Lopez Obrador, líder de izquierdas que encabeza el grupo Morena, realizó esas declaraciones durante el transcurso de un mitin en esta ciudad californiana, la primera parada de una gira por EEUU en la que en el transcurso de dos meses visitará siete ciudades.

El veterano político, conocido también por sus siglas AMLO, fue recibido como una estrella de rock en la icónica placita Olvera –epicentro de la cultura hispana en Los Ángeles- por varios centenares de seguidores que se le echaron encima en el corto recorrido que le llevó desde el auto hasta el quiosco de música donde se ubicó el atril. Una situación similar se vivió al término del acto, en el que fue necesario crear un pasillo humano de seguridad ante el atosigamiento de sus fans.

“Si en los próximos días, el Gobierno de México no interpone en Naciones Unidas una demanda por violación de los Derechos Humanos (a EEUU) lo haremos nosotros”, afirmó el de Morena, en referencia a las recientes medidas antinmigrante impulsadas por el presidente Donald Trump.

“Incitar el odio contra los inmigrantes es una forma de atentado contra la Humanidad, porque todos nuestros ancestros salieron de África”, añadió el candidato.

López Obrador incluyó esa medida dentro de un plan de cinco puntos que incluye la creación de una plataforma en EEUU para tratar de combatir la retórica de los “astutos gobernantes neofascistas”, tal y como denominó a los miembros del equipo de Trump.

“Quieren construir un muro para que EEUU sea un enorme gueto”, manifestó el político, que en ese símil equiparó a los mexicanos con los judíos en Alemania durante el control de los nazis.

El aspirante a la presidencia de México en 2018 calificó el discurso de Trump como de “pendenciero” y propio del siglo pasado, pero dijo ser “optimista” sobre el futuro de EEUU.

“La fuerza de la opinión pública se acabará imponiendo”, aseguró, aunque para ello hará falta explicar a los votantes de Trump que los inmigrantes no son sus “enemigos”. “Aún hay tiempo de aminorar los daños”, declaró.

Aunque la situación en EEUU concentró gran parte de su discurso de aproximadamente una hora, la mayor reacción de su audiencia tuvo lugar cuando mencionó el que, a su juicio, es el “principal problema de México”: la corrupción. Los presentes comenzaron a gritar “¡fuera Peña (Nieto)!”.

Vía Univisión

 

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*