Dan a conocer el Índice de Competitividad Estatal 2016; Michoacán entre los rezagados

Con el propósito de forjar, atraer y retener talento e innovaciones, el Instituto Mexicano para la Competitividad dio a conocer el Índice de Competitividad Estatal 2016: un puente entre dos Méxicos.

El índice está compuesto por diez indicadores categorizados en diez subíndices: derecho, medio ambiente, sociedad, sistema político, gobiernos, mercado de factores, economía, precursores, relaciones internacionales e innovación.

El análisis muestra avances y retrocesos en cada uno de los subíndices en las 32 entidades federativas, y del 2012 al 2014 de los indicadores evaluados 52 mejoraron, 30 retrocedieron y 17 se mantuvieron sin cambios.

La Ciudad de México, Aguascalientes, Nuevo León, Colima y Querétaro se colocaron entre las entidades más competitivas; mientras que Veracruz, Michoacán, Chiapas, Oaxaca y Guerrero las más atrasadas en la materia.

En los estados más desarrollados destacan los factores comercio internacional, industrias competitivas, energía, formalidad laboral, más empresas y educación adecuada.

El estudio del Imco destaca que la informalidad es la principal causa del estancamiento y va de la mano con la pobreza, además de que en donde no hay infraestructura, conectividad y gasoductos no hay crecimiento.

El presidente del Consejo Directivo del Imco Valentín Diez Morodo, dijo que si la informalidad no se erradica difícilmente se podrá crecer.

De acuerdo al Índice de Competitividad Estatal, los estados más pobres se especializan en productos de exportación de bajo valor agregado como frutas, salsas, minerales, azúcar, petróleo, carne y verduras; mientras que los más ricos se cultivan en envíos complejos que requieren procesos de manufacturas y sofisticados como aeronaves, computadoras, instrumentos médicos, conductores de electricidad, autos y tractores.

Juan Pardinas, director general del Imco, explicó que el país es un territorio con enormes asimetrías en su potencial de competitividad, ya que las entidades menos competitivas enfrentan graves problemas de informalidad, estado de derecho, bajos salarios, así como un nivel educativo que dejan mucho que desear.

Para un crecimiento económico entre los diferentes estados del país y hablar de un solo México, el Instituto Mexicano para la Competitividad propone fomentar el empleo formal que es la mejor estrategia de combate a la pobreza, infraestructura inteligente, facilitar la creación de empresas y fomentar su crecimiento; más y mejores empresas que generen mayor número de empleos formales e invertir en paneles solares para los hogares.

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*